Consejos para dejar de ver a la recaudación de fondos como una carga abrumadora y obtener buenos resultados

Recaudación de fondos via Shutterstock

Recaudación de fondos via Shutterstock

Si te interesan los temas de responsabilidad social, sin duda has estado en posición de recaudar fondos. Ya sea porque formes parte de una OSC, porque tu empresa te permita apoyar alguna causa o porque quieras sacar adelante una idea de emprendedurismo social, el pedir dinero es una situación que puede ser engorrosa pero es necesaria para que proyectos de este tipo tengan éxito.

Joanne Sonenshine, CEO de una compañía que ayuda a organizaciones a lograr sus objetivos estratégicos, compartió con Triple Pundit cuatro tips básicos para dejar de ver a la recaudación de fondos como una carga abrumadora y obtener excelentes resultados.

1. Identifica tus objetivos:

Tus metas deben ser claras y precisas. No solo tu objetivo monetario de recaudación, sino definir lo que quieres lograr con este esfuerzo, las personas que se beneficiarán, cómo se les va a ayudar y por qué es importante la causa.

Prioriza tres metas generales y para cada una anota cuatro o cinco actividades concretas y cuánto dinero se necesita para ellas. Así, los donadores sabrán exactamente cómo se usará su dinero y tú podrás permanecer enfocado y proactivo. El peor tipo de recaudación de fondos, dice Sonenshine, es aquel en el que se acepta dinero tan solo para «hacer que algo suceda», sin un plan definido.

2. Construye tu lista de prospectos:

Identifica qué posibles donantes se adaptan a tus objetivos y no te limites a pedirle a gobiernos o grandes fundaciones, considera también a donadores corporativos que tienen intereses de negocio que pueden alinearse con tus prioridades. Piensa de forma creativa y considera invertir en los conocimientos de expertos que puedan ayudarte a identificar las mejores opciones.

3. Sé específico:

Haz una conexión entre una o dos de tus metas prioritarias con las prioridades de cada uno de tus donantes. No te alejes de tu libreto, porque los donadores quieren que seas enfocado y específico sobre qué programas y actividades necesitan ser fondeados.

Sé directo respecto a las regiones, comunidades, socios potenciales, oportunidades de donaciones en especie, etc. y ten claro qué espera el donador como retorno. Si haces «tu tarea» y estás bien informado, las personas se sentirán más seguras de tomar la decisión de apoyar tu proyecto.

4. Pide ayuda:

Gastar dinero para recaudar dinero puede sonar contradictorio, pero hay ocasiones en las que es difícil comenzar un movimiento de recaudación sin ayuda. Si un externo trabaja a tu favor puedes ahorrar tiempo y dinero a la larga, así que considera contratar a personas que puedan tener conversaciones con individuos con alto poder adquisitivo. Otra opción es asignarle tareas específicas a los miembros de tu consejo de dirección, ya que pueden tener contactos importantes.

Tampoco subestimes el papel que pueden jugar las organizaciones o personas con las que ya tienes alianzas para buscar fondos para tus proyectos o simplemente para presentarte a las personas correctas. Encontrar puntos de acceso y construir relaciones es uno de los elementos críticos de la recaudación, y para lograrlo se necesitan tiempo y el enfoque correcto.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.