Lo que Tiffany hace en materia de RSE te hará suspirar casi tanto como sus joyas.

Tiffany & Co. siempre ha reconocido el reto de extraer, procesar y fabricar materiales preciosos de maneras sustentables y es líder promoviendo prácticas respetuosas con el medio ambiente.

Esta empresa estadounidense de joyería fue fundada por Charles Lewis Tiffany y Teddy Young en la Ciudad de Nueva York en 1837, y la sustentabilidad es muy importante para ella. Su misión tiene que ver con honrar y proteger el planeta. Este compromiso lo incorporan en todas las prácticas del negocio, desde el material que usan para minimizar el impacto sobre el planeta hasta los beneficios que intentan llevar a las comunidades donde operan. La marca cree que debe a los clientes nada menos que completa integridad.

Tiffany & Co. ha sido líder de sustentabilidad en su industria por más de dos décadas, y planea acelerar sus esfuerzos para guiar al sector hacia un futuro más sostenible.

Su propósito es usar el poder de la marca para tener un impacto positivo en la industria de lujo, y poder asegurar la integridad social y ambiental de todos sus productos.

La empresa tiene establecidos los estándares más altos para los diamantes que usan, y todos son extraídos de países que participan activamente en el Esquema de Certificación del Proceso Kimberly. Sin embargo, sus estándares van más allá de los establecidos.

Por ejemplo, el coral no se vende en Tiffany & Co. desde 2002.

Tiffany & Co conserva el coral y no lo usa desde 2002

El CEO, Frédéric Cumenal, dice: “Hay lugares en el mundo que son tan maravillosos, tan especiales, tan merecedores de protección, tan dignos de ser vistos por nuestros hijos y nietos, que la minería no debería amenazarlos”.

La marca considera la bahía Bristol uno de esos lugares únicos.

Tiffany & Co. se ha comprometido a nunca extraer oro de la mina Pebble ubicada en dicha bahía, un inmaculado ecosistema en Alaska que es el más productivo del mundo para la pesca del salmón. La meta final de la compañía es que la contaminación del aire y el agua sea minimizada, que los derechos humanos fundamentales sean respetados y que las nuevas minas no sean situadas en tierras de alto valor ecológico o cultural.

Tiffany & Co. proteja la bahia Bristol en Alaska

El deber moral del corporativo es cuidar el entorno natural que nos rodea. Como resultado, se ha comprometido no solo a minimizar el impacto de sus operaciones, sino también a utilizar su voz y actuar para influir de manera positiva a las comunidades y proteger el planeta.

Tiffany & Co. quiere dejar un mundo que sea tan bello y abundante como el que hemos heredado, por ello, protege de la minería a lugares tan especiales como la bahía Bristol.

Minería responsable

La compañía asegura que la artesanía fina comienza con un suministro responsable de los materiales de la más alta calidad, y continúa a lo largo de la creación de la pieza final. A diferencia de otros joyeros, Tiffany & Co. obtiene la mayoría de los diamantes en bruto directamente de minas que conoce y de suministros reciclados. La empresa está comprometida con entender los impactos sociales, económicos y ambientales de la minería y los procesos de los metales preciosos, para así poder crear impactos positivos a lo largo de la cadena de suministro, desde la mina hasta llegar a los clientes.

Los diamantes de Tiffany & Co.

El corporativo está comprometido con obtener los diamantes de más alta calidad con completa integridad. La marca valora la importancia de conocer el origen de los diamantes desde el momento en que son extraídos de la tierra. No obstante, la empresa va más allá del Proceso Kimberly que ya mencionamos: controla su propia cadena de suministro y promueve estándares globales más rigurosos con el fin de asegurar que los derechos humanos y el ambiente sean protegidos.

La compañía creó un cortometraje sobre sus diamantes y el método por el cual los artesanos les dan vida. La película lleva al espectador a recorrer todo el proceso: minería responsable, clasificación, marcado, corte, pulido, configuración y, por último, la famosa caja azul de Tiffany.

“Esto es realmente una historia que solo Tiffany puede contar”, dijo Andy Hart, vicepresidente senior de diamantes y joyas de Tiffany & Co. “Debido a nuestros exigentes estándares, menos del 0.04% de los diamantes de calidad del mundo son elegidos para convertirse en diamantes de la marca”.

Los diamantes Tiffany se atesoran desde el momento en el que son descubiertos. Cuando un diamante en bruto se considera válido para la empresa, se envía al estudio en Amberes.

Cada piedra es transformada de una gema a una pieza maravillosa gracias a los artesanos. Tiffany & Co. rechaza el 99.96% de las gemas destinadas a ser diamantes. Las magníficas piedras seleccionadas deben clasificarse según su tamaño, color, claridad y fluorescencia. No obstante, antes de pulir un diamante, el corporativo utiliza una sofisticada tecnología láser para aplicar su técnica patentada. Después pasa a las manos de un pulidor experto en uno de los talleres que cuenta con tecnología de punta.

Tras un año en las excepcionales manos de los artesanos, un diamante Tiffany con todo su brillo y extraordinaria belleza por fin está listo para presentarse en su caja azul.

Protección del medio ambiente

La dedicación de Tiffany & Co. para proteger el mundo natural es enorme. La Bahía Bristol no es la única área que protegen de la minería; el Parque Nacional Yellowstone también se encuentra bajo su custodia.

Las emblemáticas bolsas y cajas azules también son verdes

La marca trabaja para garantizar que sus icónicos empaques sean sustentables al usar papel reciclado.

Energía y cambio climático

Para la marca, es muy importante el compromiso de reducir su uso energético y las emisiones del efecto invernadero para proteger a las futuras generaciones del cambio climático. Su objetivo es lograr cero emisiones contaminantes para el año 2050.

Según Tiffany & Co. la conservación de energía, los edificios ecológicos, el uso de energías renovables, y la administración proactiva del medio ambiente son pilares esenciales para hacer el entorno laboral un lugar más «verde».

El clima es una prioridad para la marca. En una entrevista con Forbes, la directora de sustentabilidad habla de proteger los océanos y actuar, aunque sea fácil sentir que no hay mucho que puedas hacer para mitigar las amenazas. La clave es tallar su nicho; desde hace más de 10 años, Tiffany tiene el compromiso de proteger el coral.

Al equipar las tiendas nuevas o ya existentes con luz LED, la compañía está reduciendo el uso de energía con el fin de reducir las emisiones del efecto invernadero en un 15% para el 2020. También está estableciendo objetivos para obtener un 100% de electricidad a partir de fuentes renovables para llegar a la meta de energía neto cero. En las instalaciones de fabricación y distribución, está implementando una variedad de programas de cero emisiones, incluyendo el uso de paneles solares.

Donaciones

Tiffany & Co. cree que una compañía exitosa tiene una responsabilidad con la comunidad. Orgullosamente apoyan organizaciones sin fines de lucro e instituciones cívicas en las ciudades y comunidades donde operan.

La Fundación Tiffany & Co. fue creada en el 2000 para brindar un enfoque más claro a sus esfuerzos filantrópicos. Apoya a las organizaciones dedicadas a la administración de recursos naturales y otorga becas a organizaciones sin fines de lucro dedicadas a la minería responsable, la conservación marina y del coral.

¿Qué sigue para Tiffany & Co. relacionado con la sustentabilidad?

Con el fuerte apoyo del CEO, el corporativo seguirá acelerando su progreso en sustentabilidad y liderazgo de la industria. Al tomar medidas audaces sobre el cambio climático, apoyar a las organizaciones que trabajan para proteger la biodiversidad, la Tierra y los paisajes marinos, la marca sigue utilizando todo el poder que tiene para desafiar el statu quo, impulsar transformaciones significativas y establecer el estándar de lujo sustentable.

La joyería y la sostenibilidad están, después de todo, profundamente vinculadas. Ambas tienen que ver con el patrimonio, la calidad y la preservación de la belleza para las generaciones futuras.

Además de todo lo que Tiffany & Co. hace para proteger el medio ambiente y el planeta, usa el hashtag #TiffanyCSR en Instagram y Twitter. La empresa aprovecha esto para escribir buenas descripciones en las fotos de Instagram y para invitar a los seguidores a visitar el sitio dedicado a la sustentabilidad.

¿Qué te parece todo lo que hace Tiffany & Co. para ser una marca socialmente responsable? ¡Déjanos un comentario!

Acerca del autor

Daniela Lazovska