Noticias

¿Cómo llegué a ser directora de sustentabilidad?

¿Cómo llegué a ser directora de sustentabilidad?

Teniendo una carrera en servicios financieros, algo la llevó a interesarse por la sostenibilidad. ¡Te compartimos qué fue y algunos de sus consejos para lograrlo!

Luanne Sieh, una buscadora de desafíos, ha participado en varios campos incluidos los servicios financieros y la consultoría. Tiene experiencia en estrategia y transformación de negocios en organizaciones multinacionales, y recientemente ha centrado su carrera en finanzas sostenibles y banca responsable.

Sieh es ahora jefe de sostenibilidad en CIMB, uno de los principales grupos bancarios del sudeste asiático y el primer banco de Malasia con una política de sostenibilidad. 

¿Cómo llegué a ser directora de sustentabilidad?
Tomada de la página del home de CIMB

Su último papel fue ejecutar el programa de estrategia y transformación para CIMB. Antes de eso, ocupó varios puestos de liderazgo senior en Maybank, rival de CIMB, y el corredor de seguros Willis Towers Watson, y fue miembro fundador de una empresa emergente.  

Sieh habla sobre su incursión en las finanzas sostenibles, la importancia de unir la pasión con el conocimiento técnico y el difícil trabajo de lidiar con la reacción violenta de las organizaciones no gubernamentales (ONG).

Eco-business tuvo la oportunidad de entrevistarla para conocer un poco más sobre su formación académica y su experiencia profesional. ¡Te compartimos la entrevista!

¿Cuál es tu formación académica?

Tengo una Maestría en ingeniería de Manufactura en la Universidad de Cambridge en el Reino Unido. También hice un diplomado en gestión financiera. En este momento, estoy tratando de hacer una maestría en sostenibilidad porque desconozco del tema, así que estoy intentado estudiar en Harvard Extension School.

¿Qué te impulsó a avanzar hacia la sostenibilidad?

Toda mi vida he estado trabajando en banca y consultoría de alguna manera. El plan siempre fue mantenerme financieramente estable, y luego pasar a trabajar en una ONG y hacer algo para contribuir y cambiar el mundo. Entonces surgió esta oportunidad en mi banco.

En cuanto a la carrera, siempre he estado en la estrategia y transformación del negocio. Hace aproximadamente dos años, cuando estábamos planeando los próximos cinco a diez años para la compañía, surgió la sostenibilidad y levanté la mano para ser voluntario. Afortunadamente terminó siendo una de las cinco estrategias principales del banco. Tuve suerte, pero también me gustaría creer que tenía un papel que desempeñar para hacer de la sostenibilidad una parte de la estrategia a largo plazo del banco.

Se abrió una vacante de trabajo para el puesto de jefe de sostenibilidad, pero después de seis meses no había candidatos adecuados. Así que acudí con el CEO y con el jefe de recursos humanos y les dije: “Déjenme hacer esto”. Dudaba porque no tenía ninguna experiencia en sostenibilidad. Tenía interés, pero dirigir la función de un banco regional es una tarea bastante grande y no estaba segura de si podría cumplir. Y eso aún está por verse.

¿Quién ha sido tu mentor profesional y qué fue lo más valioso que aprendiste de ellos?

En general, creo que no tengo un mentor en mi carrera. Pero he logrado establecer relaciones con personas de otros bancos, y los profesionales de sostenibilidad están muy abiertos a compartir y ayudar. Así que hay una serie de expertos a los que acudo para obtener información, como personas de BNP Paribas, Westpac, Commonwealth Bank of Australia y Standard Chartered.

Tal vez esto sea un factor en mi crecimiento, pero también he aprendido que siempre hay algo que puedes tomar de todos, incluso de las personas más difíciles y desagradables. Una vez que te das cuenta de que las personas tienen ciertas motivaciones e inseguridades, y entiendes de dónde vienen y qué quieren, eso se convierte en un punto de partida de discusión.

¿Cuál es tu momento profesional que más orgullo te ha dado hasta la fecha?

Solo llevo un año y medio al frente de la función de sostenibilidad, desde octubre de 2018. Supongo que llegar a este puesto es mi momento de mayor orgullo. Muy pocas personas trabajan en lo que quieren. Y creo que tengo la suerte de estar en un trabajo donde mis intereses y creencias personales están alineados con mi trabajo. Quizás porque soy relativamente nueva en esto, pero creo que casi todo lo que hago es innovador.

Es seguro que es nuevo en muchos de los países en los que operamos, y estamos en una excelente posición para contribuir en este campo. Por ejemplo, somos uno de los miembros fundadores de los Principios para la Banca Responsable , y podemos hablar desde la perspectiva de un banco de un país en desarrollo. Muchos de los bancos que participaron ya eran bancos líderes, pero podríamos desempeñar un papel y decir: “¡Oh, espera! Si haces esto, entonces la mayoría de los bancos de los países en desarrollo no podrán participar”. Tomaron en cuenta lo que dijimos, así que pudimos dar forma al marco.

¿Qué es lo más difícil de tu trabajo?

Diría que lo más difícil para mí es que las ONG nos critiquen y digan cosas como “CIMB está financiando la deforestación y esto es terrible“. Está claro que estamos muy comprometidos, hemos puesto la sostenibilidad en nuestra estrategia y tenemos compromisos para llegar al cuartel superior de los bancos globales, y nos estamos moviendo muy rápido en relación con otros bancos. Entonces, como referencia, cuando comenzamos estábamos en el 20% inferior de los bancos a nivel mundial. En aproximadamente un año y medio, nos encontramos al 50%.

¿Cómo llegué a ser directora de sustentabilidad?

Aunque nos estamos moviendo rápido, no es algo de la noche a la mañana, especialmente donde está la industria. Lo que hacemos no puede ser tan diferente y más exigente que nuestros bancos competidores, porque todos los clientes simplemente se irán a los otros bancos, entonces perderemos todo el apoyo, lo que sería contraproducente. La conclusión es que nunca puedes satisfacer a todos. Pero cuando surgen malos comentarios de tí en los medios, es bastante desalentador. 

¿Qué te motiva?

Creo que la sostenibilidad está muy alineada con mis creencias y valores personales. Considero que la mayoría de la gente sabe en el fondo que la sostenibilidad es lo correcto. 

Saben que no podemos continuar haciendo negocios como de costumbre, indefinidamente. Pero los sistemas mundiales de hoy, desde la economía hasta la política, pasando por el funcionamiento de las corporaciones y los sistemas contables, están todos sesgados hacia la maximización de las ganancias. Entonces, salir de ese sistema es realmente difícil. Para las personas que han estado en esto durante los últimos 20-30 años, les resulta muy difícil comenzar a pensar de manera diferente. 

Lo que estamos haciendo es llevar la discusión a la vanguardia. Ser el catalizador es realmente motivador, y solo espero que suficientes personas comiencen a tomar medidas antes de que sea demasiado tarde.

¿Cuál es el mejor consejo que le puedes dar a alguien que comienza en sostenibilidad?

Muchas de las personas con las que hablo se involucran en la sostenibilidad porque se sienten fuertemente atraídas por un tema determinado. Eso es genial y necesario, pero de lo que no notan es que es extremadamente técnico y realmente amplio. Hay tantos problemas ambientales diferentes y cada uno de ellos requiere conocimientos técnicos. No se puede ser un buen profesional de la sostenibilidad sin comprender los detalles.

¿Dónde crees que están las principales brechas de conocimiento de sostenibilidad entre los estudiantes que ahora ingresan a la fuerza laboral?

Algunas personas que ingresan a la fuerza laboral no tienen una experiencia o conocimientos suficientemente completos. Si vas a trabajar en una gran corporación como CIMB, debes ser capaz de comprender los problemas más amplios y entender los negocios, el gobierno, las regulaciones y las P&L (ganancias y pérdidas). 

Muchas personas que se dedican a la sostenibilidad en la banca no se dan cuenta de que aproximadamente la mitad es técnica y la otra mitad no. La otra mitad es averiguar qué debe hacer, cómo hacer las cosas, cómo navegar por la organización y cómo convencer a las personas, eso es una gran parte del trabajo.

¿Qué es lo que desearías saber antes de comenzar con la sostenibilidad?

No diría que esto es malo, pero me encuentro haciendo muchas más cosas de negocios. Lo que no esperaba era el hecho de que ahora paso mucho tiempo lanzando ofertas y hablando con los clientes. Entonces, lo que podría suceder es que nuestros banqueros corporativos o banqueros de inversión se acerquen a nosotros y nos digan: “Oye, nuestro cliente quiere ver si podemos hacer de esto un bono verde o un préstamo vinculado a la sostenibilidad”, luego entramos y hablamos con nuestros clientes y los guiamos a través del proceso.

Si pudieras comenzar tu carrera de nuevo, ¿qué harías diferente?

No creo que haya nada de lo que me arrepienta particularmente. Estoy muy feliz de hacer lo que estoy haciendo y realmente quiero realizar este desafío. Por lo general, a veces hago algo diferente, algo que nunca antes había hecho. Me lanzo a nuevos desafíos y eso es muy arriesgado. Pero les dije a mis jefes que por ahora me permitieran llevar a cabo una buena planeación de esta tarea y hacerla bien.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario