Ambiental

¡British Airways impulsa la revolución verde!

British Airways, en conjunto con Solena Group, busca construir a primera planta de generación de combustible para aviones de Europa y planea usar el combustible con bajos niveles de carbono en una parte de su flota. El proyecto concluirá en el año 2014.
El nuevo combustible se producirá a partir de desperdicios y se fabricará en una planta con tecnología de punto que puede convertir una gran variedad de materiales de desecho—los cuales de otra forma terminarían en un relleno sanitario—en combustible para aviones.

La planta auto sustentable, la cual probablemente estará ubicada en el este de Londres, convertirá 500,000 toneladas de desperdicio al año en 16 millones de galones de combustible ecológico para aviones a través de un proceso que ofrece un ahorro de gas de efecto invernadero durante su ciclo de vida de hasta un 95% comparado con el queroseno derivado de los combustibles fósiles.

La planta producirá más del doble del combustible necesario para prestar energía a todos los vuelos de British Airways con destino al aeropuerto de la ciudad de Londres.

Visto de otra forma, la reducción de las emisiones de carbono que ofrecerá el combustible equivale a sacar de circulación a 48,000 autos por año.

El proyecto permitirá el ahorro de emisiones de efecto invernadero al reducir el volumen de desperdicio que se envía a los rellenos sanitarios, evitando así la producción de un potente agente que promueve el calentamiento global, el metano, y generando 20MW de electricidad al año a partir de recursos renovables.

British Airways ha firmado una carta de intención de compra de todo el combustible que produzca la planta, la cual construirá Solena Group Inc., una compañía de combustibles avanzados basados en bioenergía ubicada en Washington DC.

Cuatro localidades ubicadas en el este de Londres están siendo consideradas para la construcción de la planta de combustible. La planta permitirá la generación de 1,200 empleos en el área y podrá reducir significativamente las facturas tributarias de los rellenos sanitarios de las autoridades locales.

Willie Walsh, director ejecutivo de British Airways, dijo: “Esta asociación única con Solena marcará el camino para alcanzar nuestra ambiciosa meta de reducir las emisiones de carbono netas en un 50% para el año 2050. Creemos que el plan tendrá como resultado la producción de alternativas sustentables reales al queroseno. Estamos totalmente determinados a reducir nuestro impacto sobre el cambio climático y nos enorgullece ser líderes en iniciativas ambientales en la industria de la aviación”.

El Dr. Robert Do, presidente del consejo y CEO de Solena Group, dijo: “El proyecto Solena – British Airways BioJetFuel convertirá de forma eficiente biomasa en electricidad y combustibles limpios y renovables y tiene su contenido de carbono es completamente neutral. La planta contará con instalaciones de fabricación de combustible renovables y con tecnología de punta, lo cual la distinguirá de otras plantas estándar. La planta no producirá emisiones contaminantes ni productos secundarios no deseados”.

El Alcalde de Londres dio a conocer recientemente su visión para ahorrar millones en facturas por desperdicios de la ciudad. Este proyecto podría ser parte de la solución. El Alcalde de Londres, Boris Johnson, dijo: “Doy la bienvenida a esta nueva y fantástica planta de producción de combustible ‘bajo en carbono’ en Londres. El Ayuntamiento ha estado trabajando con British Airways y Solena para impulsar este proyecto y desatar el potencial de generar energía más limpia y con menos elementos contaminantes a partir de desperdicios, los cuales de otra forma terminarían en rellenos sanitarios. Estamos trabajando para reunir a más organizaciones de esta forma para recolectar la basura de la capital y dar combustible a hogares, negocios e incluso el transporte”.

Notas técnicas:

1. El combustible verde se producirá mediante la alimentación de desperdicio en un gasificador a altas temperaturas, el cual produce BioSynGas. Posteriormente, un proceso establecido como Fischer Tropsch convierte el gas en biocombustibles para producir combustible para aviones y bionafta. La bionafta se usa como un componente mezclador en petróleo y también como una materia prima para la industria petroquímica.

2. La planta emitirá oxígeno, así como pequeñas cantidades de nitrógeno, argón, vapor (de agua) y CO2. La planta misma tendrá una emisión neutral de CO2. El gas para la cola Fischer Tropsch se puede usar para producir 20MW de electricidad en exceso para exportar a la red de suministro nacional o convertirla en vapor para usarla en un sistema de calefacción distrital. El único producto de desperdicio sólido es un material tipo escombro vitrificado inerte, el cual se puede usar como una alternativa a los materiales que se usan en la construcción.

3. La reducción total de CO2 como resultado de la energía y el combustible sostenible que produce la planta equivale a aproximadamente 550,000 toneladas por año. Esto incluye un ahorro de 250,000 toneladas de desperdicio mezclado que no termina en rellenos sanitarios, 145,000 toneladas de ahorros en ciclo vital de biocombustible comparado con combustible de fósiles, 86,000 toneladas de 20MW de electricidad renovable y 72,000 toneladas de nafta.

4. Se utilizarán 500,000 toneladas de materia prima de biomasa por año, lo cual de otra forma se destinaría a un relleno sanitario. Las autoridades locales pagan por el desecho de desperdicio en rellenos sanitarios a través del impuesto de relleno sanitario. Actualmente, estos precios equivalen a £40 por tonelada, precio que aumentará a £72 por tonelada para el 2013/14. Con base en una cifra de 500,000, esto ahorraría £36 millones en costos de relleno sanitario a las autoridades locales, lo cual se podría usar para disminuir los impuestos prediales.

5. Solena Group Inc. es líder en soluciones confiables, renovables y revolucionarias de energía. Con oficinas centrales en Washington DC, Solena trabaja con socios clave para establecer sus soluciones de bioenergía de emisiones cero de próxima generación en todo el mundo. El centro de las soluciones de Solena se encuentra en su tecnología patentada Solena Plasma Gasification (‘SPG’), la cual es capaz de producir un gas combustible sintético (“BioSynGas”) de la conversión térmica de los hidrocarbonos de bioenergía con el más alto nivel de eficiencia de conversión de energía en la industria. Arcadis UK han sido los consultores líderes de este proyecto.

6. El Alcalde de Londres lanzó el programa ‘Foodwaste to Fuel Alliance’ el año pasado para acelerar el desarrollo de la infraestructura para convertir el desperdicio de comida de Londres en ecocombustible para reducir las costos de los rellenos sanitarios y las emisiones de carbono. Cada año, Londres produce casi tres millones de toneladas de desperdicio orgánico, principalmente derivado de alimentos. Casi dos tercios de este desperdicio se quema en incineradores o se entierra en los rellenos sanitarios, lo cual produce gases que tienen el potencial de cambiar el clima.

El programa ‘Foodwaste to Fuel Alliance’ reunirá a desarrolladores, productores de alimentos, compañías de energía y otros elementos clave para brindar la nueva infraestructura necesaria en Londres para extraer el combustible del alimento sobrante de la capital. Esto fungirá como una alternativa a los combustibles de fósiles para producir energía más verde para calentar y dar energía a los hogares y para impulsar el transporte público y otros vehículos. El Alcalde quiere que la alianza, la cual apoya el Consejo de Desperdicios y Reciclaje de Londres, permita el desarrollo de cinco plantas de “biocombustible” en la capital para el 2012. Para obtener más información, visite la página: www.lwarb.gov.uk

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario