Ambiental

Botella de champaña más ligera y ecológica

Muchos metros debajo de un exuberante paisaje de uvas para champaña en maduración, Thierry Gasco, maestro vinatero de la casa productora Pommery, pasó su dedo sobre los hombros de una botella verde oscuro que lucía idéntica a las otras miles que reposaban en sus frías bodegas subterráneas.

Sin embargo, para las manos y ojos entrenados, hay una diferencia sutil, aunque potencialmente significativa.

“Así es como estamos rehaciendo el futuro de la champaña”, dijo, señalando justo abajo del cuello de la botella. “Estamos adelgazando el hombro para hacer la botella más ligera, para que nuestra huella de carbono se reduzca y así ayudar a mantener la champaña aquí para generaciones futuras”.

La industria de la champaña ha iniciado un esfuerzo para reducir las 200 mil toneladas de dióxido de carbono que emite todos los años al transportar miles de millones de burbujas diminutas alrededor del mundo. La producción y embarque representan casi una tercera parte de las emisiones de carbono de la champaña, con la pesada botella siendo el culpable principal.

La modificación actual, que usa 65 gramos menos de vidrio, se da en respuesta a un estudio del 2003 de la huella de carbono de la champaña, que la industria quiere reducir en un 25 por ciento para el 2020, y en un 75 por ciento para el 2050.

La champaña compone sólo el 10 por ciento de las 3 mil millones de botellas de vino espumoso producidas a nivel global cada año.

Sin embargo, la botella destaca por su peso. El prosecco italiano, por ejemplo, usa una botella de 750 gramos, en comparación con los 900 gramos de la de champaña.

Además, el prosecco y sus diversos primos efervescentes sólo contienen alrededor de la mitad de la presión de la champaña, que genera tres veces la presión de aire de una típica llanta de automóvil.

Aunque algunas de las botellas reestilizadas de Pommery ya están en el mercado, el Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne, organización de la industria, espera que todas las casas productoras de champaña empiecen a usar, el próximo abril, el envase de 835 gramos para embotellar la cosecha de uva de este mes; la nueva tendencia en botellas llegará a las tiendas después de tres años de fermentación. El esfuerzo, dice el grupo, reducirá las emisiones de carbono en 8 mil toneladas al año, equivalentes a retirar de la calle a 4 mil automóviles pequeños.

La botella aún tiene que resistir la presión extrema de la champaña.

También necesita sobrevivir la pista de obstáculos de 4 años desde la planta de producción a las bodegas y de ahí a la mesa del consumidor, y que se adapte a la maquinaria existente. Y tendría que ser moldeada para que el cambio pase desapercibido por el consumidor.

Gasco dijo que Vranken Pommery, una de las casas de champaña más grandes, ha gastado entre 635 mil y 1.3 millones de dólares cada año desde 1994 en iniciativas ambientales, entre ellas la investigación y prueba de la botella más ligera.

La antigua botella

Sutil Diferencia, Gran Recompensa Las botellas de champaña fueron diseñadas para ser gruesas y pesadas, para resistir la presión extrema a su interior. Una nueva botella, 65 gramos ó 7 por ciento más ligera, fue recientemente adoptada por la industria. Afirma que el menor peso reducirá las emisiones de carbono durante la producción y transporte. Los ahorros se sumarán al multiplicarse por los 300 millones de botellas de champaña que se venden cada año.

La nueva botella

EL CUELLO

El área donde se coloca el corcho en la parte superior de la botella es casi igual.

EL HOMBRO

La nueva botella tiene un hombro más estrecho, la parte curva entre el cuello y el cuerpo. Con el vidrio menos grueso, la nueva botella tenía que ser más pequeña para albergar el mismo volumen, pero el perfil se mantuvo lo más parecido posible al original.

EL CUERPO

La parte más ancha de la nueva botella es prácticamente idéntica a la anterior, para ajustarse a la maquinaria de embotellado existente.

EL FONDO

La hendidura en la base de la botella es ligeramente más profunda y un poco más ancha.

Fuente: Reforma – the new york times, p. 5
Autor: Liz Alderman
Publicada: 25 de septiembre 2010

Click sobre la imagen para ampliar

1botella

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]