Debes leer... Gobierno Noticias RSE

Biden inicia lucha vs corrupción ¿cómo queda México ante ella?

La noticia de que Biden publica Memorando contra la corrupción genera controversia por los contrastes que sus iniciativas tienen con las acciones de AMLO.

A tres días de las elecciones en México, Joe Biden publica Memorando contra la corrupción. Su nombre oficial es Memorando de Estudio de Seguridad Nacional, en el cual establece la lucha contra la corrupción como un interés central de seguridad nacional de los Estados Unidos. Y afirma que su administración se encargará de liderar los esfuerzos para:

  • Promover la buena gobernanza.
  • Traer transparencia a los sistemas financieros de los Estados Unidos y del mundo.
  • Prevenir y combatir la corrupción en el país y en el extranjero.

El documento llega tras algunas peticiones que ha hecho el presidente de México Andrés Manuel López Obrador contra una de las agencias que Biden menciona en el Memorando, y decisiones tomadas como limitar el apoyo financiero a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). ¿De qué va este documento?

Biden publica Memorando contra la corrupción

Según el memorando, solo en términos financieros, se ha estimado que los actos de corrupción minan entre el 2 y el 5% del producto interno bruto mundial. Biden afirma que el producto de estos actos cruza las fronteras nacionales y puede afectar las economías y los sistemas políticos lejos de su origen:

La corrupción amenaza la seguridad nacional de los Estados Unidos, la equidad económica, los esfuerzos mundiales de lucha contra la pobreza y el desarrollo, y la democracia misma.

Pero al prevenir y contrarrestar eficazmente la corrupción y demostrar las ventajas de una gobernanza transparente y responsable, podemos asegurar una ventaja fundamental para Estados Unidos y otras democracias.

Memorando de Estudio de Seguridad Nacional.
Biden publica Memorando contra la corrupción

Por tal motivo, ha ordenado llevar a cabo un proceso de revisión y desarrollar una estrategia presidencial que, cuando se implemente, reforzará significativamente la capacidad del gobierno de los Estados Unidos, entre otros objetivos, para:

  • Modernizar, aumentar, coordinar, proporcionar recursos y mejorar de otro modo la capacidad de los departamentos y organismos ejecutivos clave (organismos) para promover la buena gobernanza y prevenir y combatir la corrupción.
  • Combatir todas las formas de financiamiento ilícito en los Estados Unidos y los sistemas financieros internacionales.
  • Hacer que los individuos corruptos, las organizaciones criminales transnacionales y sus facilitadores rindan cuentas.
  • Reforzar la capacidad de las instituciones nacionales e internacionales y los organismos multilaterales centrados en el establecimiento de normas mundiales anticorrupción.

Aunado a ello, Biden instruyó a los departamentos y agencias proponer una lista de recomendaciones que refuercen la capacidad de EE. UU. para combatir la corrupción no solo de manera doméstica, sino también alrededor del mundo.

El informe deberá ser presentado en 200 días e incluir propuestas mediante las cuales el Gobierno de EE.UU. pueda modernizar y coordinar esfuerzos para combatir mejor la corrupción; frenar financiamientos ilícitos; juzgar a personajes corruptos, y mejorar la asistencia dada a organizaciones en el exterior.

Sin embargo, mientras Biden declara esto como un plan global para luchar contra la corrupción, parece que la perspectiva sobre esta problemática social es muy distinta ante los ojos del presidente de México.

Las acciones de AMLO en el combate a la corrupción

Recientemente, un estudio llamado Evaluación Anticorrupción en Latinoamérica 2020 que se llevó a cabo ocho países para mapear los esfuerzos legales para prevenir y combatir la corrupción, afirmó que México sacó un 5 de 10 en combate a la corrupción.

Tal calificación coloca a nuestro país en el antepenúltimo lugar entre Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, México, Panamá, y Perú. Y mientras las estadísticas hablan… el 7 de mayo AMLO notificó que envió una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos para hacerle una solicitud especial.

Financiamiento para MCCI

El objetivo de dicha nota fue buscar una explicación a un presunto financiamiento por parte de la Embajada estadounidense a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). Esta es una organización no gubernamental de México dedicada a realizar investigaciones periodísticas, académicas, litigios estratégicos, análisis y comunicación contra la corrupción y la impunidad en nuestro país.

Biden publica Memorando contra la corrupción

Durante la “Mañanera” del 12 de mayo, el Presidente López Obrador aseguró que “Mexicanos a favor de la corrupción”, como él la llamó, recibe 2 millones 500 mil dólares de la Embajada de Estado Unidos, para “atacar” a su Gobierno.

Aunado a ello, AMLO exhibió la imagen de un recibo donde aparece como nombre receptor: ‘U.S. Agency of International Development (USAID). Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica’.

La USAID, por sus siglas en inglés, es la principal agencia de desarrollo internacional dedicada a promover la seguridad nacional y la prosperidad económica de los Estados Unidos. El propósito de USAID es ayudar a los países socios en su desarrollo económico, “buscar formas de mejorar vidas, construir comunidades e impulsar la autosuficiencia”.

Como se mencionó anteriormente, en el Memorando de Estudio de Seguridad Nacional, Biden considerará las recomendaciones de estudios de expertos e incluirá representantes de agencias y oficinas entre las que se encuentra la USAID. Esto significa que el mandatario estadounidense simplemente ha hecho caso omiso a la petición de AMLO, y al contrario, considera que es una agencia con la valía suficiente para formar parte de su nuevo plan contra la corrupción.

A esto se suma que entre las nuevas medidas de Biden, se encuentra la de fortalecer Organizaciones Sociedad Civil (OSC) y medios que busquen pelear esta lucha. Una estrategia totalmente contraria a lo que AMLO está llevando a cabo en México.

¿Y las OSC?

Fue hace dos años cuando la firma de Andrés Manuel López Obrador se plasmó en Circular Uno, un documento que afirmaba su Gobierno había decidido “No transferir recursos del Presupuesto a ninguna organización social, sindical, civil o del movimiento ciudadano”. ¿El propósito? Terminar con tal intermediación que ha originado, de acuerdo con el presidente: “discrecionalidad, opacidad y corrupción”.

El nuevo método para hacer llegar recursos, comunicó AMLO, sería por entrega directa a los beneficiarios y cumplir con las disposiciones legales para que obras, adquisiciones y servicios se contraten mediante licitaciones y absoluta transparencia. Hoy dicha decisión ha causado tensión y puesto en riesgo el futuro de las OSC.

Biden publica Memorando contra la corrupción

López Obrador dio a conocer en una de sus “Mañaneras” que respecto a las OSC, se habían detectado irregularidades y corrupción y que no se entregarían más recursos federales a pesar de las protestas.

Había moches por todo el sistema de intermediación que prevalecía: organizaciones sociales de todo tipo, organizaciones de la llamada sociedad civil que también recibían dinero para apoyar a niños de la calle, para apoyar a migrantes, para apoyar a adultos mayores.

AMLO, presidente de México.

Tras dicho anuncio, desapareció el Programa de Coinversión Social (PCS) del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), que preveía de financiamiento publico a las organizaciones, y el Programa de apoyo de Refugios para Mujeres que tenía una fuerte coinversión de las OSC.

De hecho, los recursos destinados a las OSC disminuyeron en 2019, ya que solo se conservaron los apoyos que el Gobierno entrega a entidades de la propia administración pública como son la Comisión Nacional del Deporte, el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, el Conacyt y el DIF.

El número de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) activas en el país se ha reducido en los últimos dos años en 38.3%, al pasar de 22 mil 508 en 2018 a 13 mil 876 en 2020, según datos del Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil.

Entonces, la pregunta clave tras el Memorando de Biden es: ¿Nuestro país está teniendo las estrategias adecuadas en combate contra la corrupción? ¿O estamos sumamente alejados de las propuestas del mandatario estadounidense?

Por si no fuese suficiente, a esto se les suma que López Obrador siempre ha estado contra de medios como Reforma o LatinUS que denuncian prácticas de corrupción de su Gobierno.

AMLO vs medios que denuncian corrupción

De acuerdo con el Universal, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que tenía información de supuestos vínculos de políticos con el medio Latinus, la plataforma aseguró que continuaría vigilando al poder y documentando sus excesos y desviaciones, “al costo que sea”. 

A través de redes sociales, Latinus negó cualquier relación con políticos y respondió que es una plataforma binacional de información, “comprometida con los tiempos en que nació: de asedio oficial a la crítica en México y en otras latitudes”.

Biden publica Memorando contra la corrupción

Si al gobierno de México hoy le interesa investigar al medio que investiga a su administración y documenta sus errores y abusos, lo invitamos a que inicie gestiones en Estados Unidos para hacerlo. Tenemos todo en regla, legal y administrativamente. 

Sabemos nuestras obligaciones y nuestros derechos. El trabajo periodístico que hemos desarrollado irrita a Palacio Nacional al grado de mover los hilos de su aparato de experiodistas convertidos en defensores del poder en turno. 

Nuestro trabajo es público, está documentado y no ha podido ser desmentido por el gobierno.

Latinus.

Hasta el momento la realidad, independientemente de la postura de AMLO y los propósitos del Memorando de Biden, es que la corrupción está contribuyendo a la fragilidad nacional, el extremismo y la migración, y proporciona a los líderes autoritarios un medio para socavar las democracias en todo el mundo. Además, la desigualdad se encuentra aumentando y la confianza en el gobierno simplemente se está desplomando.

Actualmente Biden ha iniciado una lucha contra corrupción, ¿cómo queda México ante ella?

“Joe Biden” by Gage Skidmore is licensed under CC BY-SA 2.0

“Afecto.” by Javier Hidalgo is licensed under CC BY-NC-SA 2.0

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario