Ambiental RSE

Anticipan impulso a movilidad sustentable post COVID-19

La correcta adaptación del transporte a la nueva normalidad traerá múltiples beneficios para dejar atrás la pandemia.

Alexis Bravo

De acuerdo con especialistas, el transporte deberá reinventarse para ser sustentable en los tiempos posteriores a la COVID-19, alinénadose al impulso de la movilidad híbrida y eléctrica para reducir la contaminación, la implementación de esquemas que reduzcan aglomeraciones y la sustitucón del uso de dinero en efectivo para evitar contagios.

“La calidad del aire es un tema que se ha dejado de lado a pesar de que se ha declarado que lugares menos contaminados no son tan propensos a la COVID-19, por eso es importante migrar a la electromovilidad y adaptarnos a la nueva normalidad”, afirmó Jorge Suárez, gerente senior de Engie.

Pasar a movilidad eléctrica implica más que la compra de un vehículo pues pueden llegar a costar más del 100% que uno de combustión interna, además de la infraestructura para poder recargar al transporte de energía limpia.

El objetivo de un vehículo eléctrico es utilizar la energía de manera eficiente; en contraste, un vehículo de combustión interna sólo ocupa 30% de combustible en moverse pues lo demás se pierde en frenar.

Durante la conferencia Tecnología y Plataformas en la Nueva Normalidad, organizada por la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, se urgió a adaptar el transporte eléctrico a la logística de las nuevas plataformas de consumo, con el obejtivo de reducir la contaminación que provoca transportar los productos comprados en línea y que requieren del uso de motocicletas, coches y hasta camiones.

Jorge Suárez anticipó también un reto que enfrentará la movilidad en la nueva normalidad: evitar las aglomeraciones al interior del transporte ya que se ha identificado que este sitio es el principal lugar de contagio de COVID-19.

Al respecto, comentó de un proyecto que busca ser implementado como piloto en Ciudad Universitaria; se trata de minibuses eléctricos que podrían reemplazar al Pumabus y el cual tendría capacidad sólo para 22 personas reduciendo las aglomeraciones que provocan contagios.

Eugenio Riveroll, CEO de SinTráfico, consideró que además de implementar la electromovilidad y modelos para evitar saturaciones es necesario que el transporte público se adapte a la digitalización, pues el intercambio de dinero en efectivo también es un conductor de la COVID-19.

La migración a estas iniciativas tendrán un impacto positivo no sólo para las personas que usan el transporte público, sino también para los conductores, pues en palabras de Suárez un taxista gasta al mes alrededor de 12 mil pesos frente a los 2 mil que podría gastar si su vehículo fuera eléctrico.

Suárez y Riveroll concluyeron que la correcta adaptación a esta nueva normalidad tendrá beneficios económicos, mejor calidad de aire y mayor seguridad en los desplazamientos, lo cual permitirá transitar a una movilidad sostenible en los tiempos post COVID-19.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]