Fundaciones Empresariales

Amnistía Internacional, un año más de trabajo

Escrito por ExpokNews

Por Emilio Guerra Díaz

Para Martha E. Elizondo Camarillo

Hay nombres de instituciones o marcas que pesan en diversas actividades. Así respecto a la empresa, un lector puede mencionar fácilmente alguna de las 10 marcas más reconocidas en la actualidad y no fallará. Resulta que en el sector filantrópico, de los nombres más reconocidos por las personas en México lo menos hay cuatro: Cruz Roja, sin duda ocupa el primer lugar, luego siguen Greenpeace, Amnistía Internacional y quizá Human Rights Watch. Una ambientalista, y dos más, cuyo foco de trabajo son los derechos humanos.

Sirvan estas letras como un homenaje a una de las instituciones cuya causa social realmente te lleva al humanitarismo. Te provoca y te pone a prueba sobre si lo que dices es congruente con lo piensas, ¿Aceptas al diferente?, ¿Respetas a quien no piensa igual que tú? ¿Verde, blanco, rojo, amarillo, rosa, son colores a los que le damos igual concesión?

Amnistía Internacional nació en Londres, fue fundada por Peter Benenson, abogado que indignado por violaciones constantes a derechos humanos publicó el famoso artículo “Los Presos Olvidados” en The Observer, el 28 de mayo de 1961 (fecha que celebramos el parto de la asociación). La respuesta del público lector no se hizo esperar. Le escribían pidiendo su opinión sobre qué podrían hacer para que los gobiernos no pudieran abusar del poder. Recuerde el lector que quien viola esas prerrogativas es el estado por acción u omisión.

Benenson se reunió con otros abogados y ciudadanos como Sean McBride (quien a la postre fue distinguido con el Nobel de la Paz 1974), que abrazaron la causa y Amnistía Internacional se funda el 1 de octubre de 1962. Peter adaptó el proverbio chino “Más vale encender una vela que maldecir la oscuridad”, por lo que la adoptó rodeada de un alambre de púas como su logotipo.

Amnistía Internacional es una asociación ciudadana, nacida de ciudadanos y para ciudadanos. En su seno concurren millones de voluntarios en todo el mundo apoyando su trabajo. Cientos de artistas y personajes públicos patrocinan con donativos regulares a la organización, como por ejemplo Bob Dylan, Bruce Springsteen, U2 y Bono, Peter Gabriel, Tracy Chapman, Eric Clapton, Mark Knopfler, Annie Lenox y Sting quienes destinan parte de las regalías de ciertas canciones. Pablo Picasso obsequió un dibujo para que la organización recaudase fondos. La organización ha sido inspiradora de varios álbumes musicales a lo largo de sus 51 años de existencia, desde The Secret Policeman’s Ball, Conspiracy of Hope hasta Chimes of Freedom.

Por su neutralidad recibió el premio Nobel de la Paz en 1977 y al año siguiente el Premio de Derechos Humanos que otorga la ONU y ha sido una de las principales organizaciones que ha impulsado que la empresa en todo el mundo se sume a difundir los derechos humanos cuya declaración universal fue expedida en 1948. En México, debido al régimen de donatarias autorizadas que aún no ha sido ajustado para incluir a organizaciones que trabajan en esta temática, los donativos que recibe no son deducibles de impuesto sobre la renta, pero miles de seguidores y simpatizantes mantienen su invaluable labor.

En México la Sección de Amnistía Internacional inició trabajos en 1971 por iniciativa de grandes mujeres como Alicia Escalante, Brígida Alexander y Bertha Palacios, entre otras insignes madres y damas voluntarias, a raíz del movimiento estudiantil de 1968. La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal hace algunos años como un merecido homenaje nombró a una de sus salas de juntas con el nombre Peter Benenson.

La semana pasada Amnistía Internacional publicó el estado que guardan los derechos humanos en el mundo. Nuestro país no sale bien librado, por lo menos en 2102, donde la organización señaló que el último año de gobierno de Felipe Calderón se agravó la observancia al respeto de estos derechos por su guerra contra el narcotráfico.

Estamos con una nueva administración federal pero el reto sigue siendo el mismo, que en México sean respetados los derechos humanos y en las 5 décadas del movimiento, las circunstancias han cambiado en el país. En los últimos años nos movimos de un tipo de nación alegre a una que tiene sed de justicia social. El entorno se ha vuelto más complejo y a muchos de nuestros gobernantes de cualquier partido y tendencia les incomodan instituciones como Amnistía Internacional.

Lejos de verla como un aliado que funge como observador del papel como se desempeñan las autoridades y puede prender alertas para acciones correctivas, no, aparece la soberbia y la sordidez. Amnistía Internacional es prueba del invaluable beneficio de que los ciudadanos se organicen como una fuerza civil para contener los excesos del poder político, así mientras más ciudadanos participen observando y denunciando en cualquier esfera de gobierno se cuidará de hacer un mal ejercicio de la función pública.

Desde el Consejo Directivo

Excelente ha sido el compromiso de Avon en la lucha contra el cáncer, lejos de ser una empresa que solo apueste a la publicidad de acciones contra esta pandemia, ha sido consistente y este año, como dijo el Presidente del Consejo Directivo, según leyó en Expok, donó 12 millones de pesos a organizaciones que atienden directamente la detección oportuna y tratamiento.

La tesorera de la organización reconoció el estupendo trabajo que está realizando Carmela Pírez Carbó, Directora General, de Fundación Tarahumara José A. Llaguno pues desde que su consejo directivo la eligió hace poco más de un año, ha tenido muy buenos resultados y ha obtenido importantes donativos. El talento femenino es muy útil en el sector filantrópico.

Otro caso para destacar de otra mujer al frente de una institución es el de Liliana González, Directora de la Fundación Metlife, quien con el paso de los años ha logrado consolidar una estrategia de inversión de recursos a todas luces muy benéfica tanto para la empresa como para las organizaciones civiles.

El consejero de relaciones institucionales señaló que la Fundación Telmex sigue apoyando a poblaciones que requieren especial ayuda, la semana pasada donó en Puebla un mil 100 aparatos auditivos que serán entregados a personas que los requieren en 118 municipios.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Amnistía Internacional, un año más de trabajo | ExpokNews, me ha parecido muy genail, me hubiera gustado que fuese más largo pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

Dejar un comentario