Entendiendo la Responsabilidad Social

¿Amazon llega tarde a la lucha vs el cambio climático?

Llega tarde Amazon a la lucha vs el cambio climático

Amazon intensifica el compromiso con el cambio climático, más o menos.

Amazon es una de las compañías más innovadoras; se guía por cuatro principios:

  • Obsesión con el cliente, no con la competencia.
  • Pasión por la invención.
  • Compromiso con la excelencia operativa.
  • Pensamiento a largo plazo.

Sin embargo, cuando se trata de la lucha en contra del cambio climático, Amazon se queda atrás.

Amazon y la lucha vs el cambio climático – compromisos e inversiones

En un intento por mejorar una reputación empañada por las críticas a su huella ambiental, Amazon anunció The Climate Pledge, un compromiso para ayudar a abordar la emergencia climática como se establece en los objetivos del Acuerdo de París, y a utilizar energía 100% renovable para 2030 y carbono neutral para 2040.

En febrero, Amazon anunció una inversión de 700 millones de dólares en Rivian, un fabricante de vehículos eléctricos que ha atraído relativamente poca atención desde que comenzó a operar en 2009, y que aún no ha acumulado ninguna venta importante.

Como resultado de la inversión, Rivian supuestamente producirá un camión de reparto eléctrico, y Amazon dice que comprará 100 mil de estas unidades, mismas que desplegarán entre 2021 y 2024 como parte del compromiso de Amazon con la logística de cero emisiones.

Al unirse a The Climate Pledge y acordar descarbonizar en un horizonte temporal más rápido, los signatarios desempeñarán un papel fundamental para estimular la inversión en el desarrollo de productos y servicios con bajas emisiones de carbono, que serán necesarios para ayudar a las empresas a cumplir el compromiso.

La inversión de 440 millones de dólares acelerará la producción de vehículos eléctricos para reducir las emisiones del transporte.

Para avanzar aún más este objetivo, Amazon anunció el pedido de 100 mil vehículos de entrega eléctrica de Rivian, el pedido más grande de vehículos de entrega eléctrica, con furgonetas que comenzarán a entregar paquetes a los clientes en 2021.

Amazon planea tener 10 mil de los nuevos vehículos eléctricos en 2022 y los 100 mil para 2030, ahorrando 4 millones de toneladas métricas de carbono por año para 2030.

Para una compañía del tamaño de Amazon, comprometerse a combatir la emergencia climática es un evento importante. La empresa ha estado preparando sus planes durante los últimos tres años, en los cuales ha llevado a cabo análisis e investigaciones que incluyen la creación de modelos para evaluar el contribución a su huella de carbono de todos sus productos y servicios, con la esperanza de mostrar liderazgo en vez de responder a la creciente presión de los medios.

La compañía ha evitado hacer cualquier anuncio hasta que haya llevado a cabo análisis exhaustivos y cuantitativos, y haya puesto en marcha los sistemas de monitorización de todos sus objetivos.

El problema de haber establecido sus propios tiempos es evidente: la compañía ha guardado silencio en los últimos meses, dando la impresión de que no estaba preocupada por la emergencia climática e ignorando públicamente las demandas de más de 8 mil empleados en su junta general anual de accionistas a principios de este año.

Bezos y el clima

Jeff Bezos dijo:

«Hemos terminado de estar en medio de la manada en este tema, decidimos usar nuestro tamaño y escala para hacer la diferencia. Si una compañía con tanta infraestructura física como Amazon (que entrega más de 10 mil millones de artículos al año), puede cumplir con el Acuerdo de París 10 años antes, entonces cualquier empresa puede. He estado hablando con otros CEO de compañías globales, y estoy encontrando mucho interés en unirse al compromiso. Las grandes empresas que firman The Climate Pledge, enviarán una señal importante al mercado, respecto a que es hora de invertir en los productos y servicios que los firmantes necesitarán para cumplir con sus compromisos».

El comentario deja en claro lo que la compañía ha estado haciendo en los últimos años: nada más que el lavado verde.

Este enfoque obliga a tomar medidas decisivas y realistas en el futuro, al mismo tiempo que crea iniciativas que muestran liderazgo y hacen que otras compañías lo sigan. Esto es positivo, pero algo que la compañía hasta ahora no ha logrado capitalizar y que ha impactado negativamente en su imagen.

Los compromisos como comprar 100 mil vehículos o invertir 100 millones de dólares en reforestación son ambiciosos, y son el resultado de tres años de trabajo, pero parecen poco si se toma en cuenta el tamaño y la influencia de la compañía.

Después de un período tan largo de no hacer nada y no parecerle importarle el tema de responsabilidad social, el anuncio de Amazon no ha sido recibido con entusiasmo: se le pide que haga más.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact