Ciudadanía en Construcción

Alcaldesa quiere voluntarios para limpiar calles en Madrid

Por qué es irresponsable que Manuela Carmena pida a universitarios hagan la labor del Estado como voluntarios

Limpiando calle vía Shutterstock

Limpiando calle vía Shutterstock

“Las instituciones pasan por tres períodos: el del servicio, el de los privilegios y el del abuso”
René de Chateaubriand

Por: Emilio Guerra Díaz

Una de las funciones que asume la Alianza Mexicana de Voluntariado en su trabajo cotidiano es llamar la atención sobre actividades que pudieran significar posibles abusos de los voluntarios, razón por la cual publica en Ciudadanía en Construcción, el el espacio que nos brinda ExpokNews, casos ilustrativos para prevenir malas prácticas como las tres que ahora compartimos.

Madrid ha sufrido en los últimos meses problemas con sus trabajadores de limpia de calles. Diversas notas han sido referidas por el periodista Alberto Peláez en los noticieros de Televisa, en El País y El Mundo, dando a conocer detalles sobre la suciedad, el problema de recolección de basura y la acumulación de desperdicios, etc.

Ante ese problema, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tuvo una “gran ocurrencia”. A través de su intención de convocar la participación de universitarios que hicieran el papel de limpiadores de calles voluntarios, puso en práctica el verbo que le da su apellido: Carmenar en una de las acepciones que define la Real Academia de la Lengua Española: “Quitar a alguien dinero o cosas de valor”, en este caso desea aprovechar para sí el tiempo de jóvenes universitarios cuando debiesen estar en las aulas.

La alcaldesa Carmena mostró su deseo de aprovechar el voluntariado universitario y juvenil para subsanar las consecuencias de una mala administración pública. Desde hace varios meses la ciudad de Madrid vio reducido drásticamente el personal de limpia. El ayuntamiento despidió al 40% de sus trabajadores y sobrevino el caos, provocando una pésima imagen de la capital de España. En varios barrios se ve mugre, vidrios de botellas destrozadas de bebidas alcohólicas, papeles, se percibe mal olor proveniente de la descomposición de alimentos, como también de orines de humanos y heces de mascotas.

Para resolver el problema de acumulación de basura y calles sucias la alcaldesa Manuela Carmena, como buena política, echó mano de su ingenio. Debido a que recién se han aprobado modificaciones a la Ley de Voluntariado, se le hizo fácil pensar que quienes deben limpiar las calles son los universitarios y jóvenes a través del voluntariado y para ello deberían escatimar el tiempo de estudio en la universidad para dedicarlo a esa labor pública, responsabilidad de la alcaldía.

Esta nefanda visión respecto al voluntariado es siempre una tentación que se presenta día a día en algunas instancias públicas, en políticos, empresas y organizaciones civiles que quieren suplir las responsabilidades que deben ser cubiertas por trabajadores asalariados.

José María Dávila, concejal socialista, señaló en un artículo publicado en El País (oct. 2 de 2015) que: “Desde luego, el voluntariado es una herramienta de participación y dinamización social muy respetable, pero ni puede ni debe ser utilizada de cualquier forma, ni para cualquier actividad. La limpieza de Madrid no necesita voluntarios, necesita más trabajadores en sus calles”.

En la discusión sobre si en México debe existir una Ley General de Voluntariado, este tipo de ocurrencias son las que muchas organizaciones buscan evitar, es decir, que los políticos, ya sean funcionarios públicos, autoridades o gobierno, aprovechen para sí la participación ciudadana dictando lo que para ellos es de interés público y persuadir la movilización de voluntarios que a la larga como es el caso de, Manuela Carmena, acabe siendo un recurso del que echan mano para fines particulares o proselitistas.

Tampoco están exentas de malas prácticas algunas empresas que desean movilizar voluntarios para fines de reputación corporativa pues carmenean el tiempo de descanso de sus colaboradores al llamarlos a realizar actividades, no durante el tiempo de la empresa, sino en fines de semana.

En México no estamos dispensados de esos desatinos respecto los propósitos de convocar personas al voluntariado. Ganar – Perder, es con frecuencia la fórmula más común de la relación del voluntario con la organización. Su manifestación más pura es abusar de él o de ella. Recién en Oaxaca los medios de comunicación dieron seguimiento a la nota que Noticias Net publicó el 28 de septiembre pasado que a la letra dice: “Decenas de paramédicos que colaboran en la delegación estatal de la Cruz Roja Mexicana, se encuentran en la incertidumbre debido a que los directivos emitieron un oficio en el que amenazan con separarlos de la institución en caso de que brinden sus servicios como voluntarios en un grupo de rescatistas distinto al de esta institución”.

El reporte continúa: “el oficio marcado con fecha 15 de septiembre de 2015, señala que con base a la decisión que tomó el Consejo Directivo Local durante la junta llevada a cabo el jueves 10 de septiembre, quienes se encuentren en esa situación serán cesados de la Cruz Roja.

“Ningún Técnico en Urgencias Médicas (TUM) o voluntario, perteneciente a alguna de las coordinaciones que forman la institución, puede pertenecer y permanecer en la Cruz Roja Mexicana, cuando su principal fuente de ingresos sea generada a través del mismo servicio de urgencias con ambulancias, que sean propietarios o que realicen actividades iguales o similares a las que se hacen en CRM”, especifica el escrito firmado por Aura Guadalupe Borges, Presidenta y Delegada Estatal de la Cruz Roja en Oaxaca’”.

Pues si son voluntarios no deben percibir dinero alguno y si son personal pagado habrá que revisar sus condiciones salariales para exigir esa “fidelidad”.

En el municipio de Jerez, Zacatecas; Salvador Silva López, Director de Protección Civil local dio a conocer (de acuerdo con la nota de Imagen de Zacatecas, octubre 8 de 2015) que “Los servicios de emergencia en el municipio son atendidos en su mayoría por adolescentes voluntarios de entre 12 y 16 años de edad”. Y agrega: “…informó que la unidad tiene 24 voluntarios, de estos 10 tienen edades de entre 18 a 35 años de edad, el resto son voluntarios menores de edad quienes hacen labores de rescate y auxilio, sin recibir pago alguno… y fueron reclutados con previa autorización de sus padres”.

Dos reflexiones respecto a Jerez. Primera: el municipio, ¿habrá cubierto realmente su necesidad de protección civil con voluntarios (la mayoría menores de edad)? O bien, la intención fue tener ahorros en la nómina del municipio. ¿No debiese haber una proporción entre personal pagado y voluntarios siendo mayoritaria la primera?

Segunda: pese a señalar que esos jóvenes voluntarios han recibido capacitación, usted lector, ¿podría sentirse a gusto si ante una eventualidad la falta de experiencia comprometiera la vida de menores de edad?

Próximos eventos

La JAP Yucatán celebrará el encuentro “Hacia un Voluntariado Exitoso”

Este miércoles 28 de octubre la Junta de Asistencia Privada de Yucatán que dirige Bertha Rosado, convoca al encuentro “Hacia un Voluntariado Exitoso. Casos de éxito y bases fundamentales para su formación y desarrollo”. Está dirigido a todas aquellas organizaciones, sean de la sociedad civil, instituciones de asistencia privada, empresariales, públicas, universitarias, etc. y que deseen conocer estrategias y herramientas para convocar y retener voluntarios. El programa contempla la conferencia magistral “El Voluntariado en México: perspectivas y retos para construir voluntariados efectivos”, que dictará Emilio Guerra Díaz, director de la Alianza Mexicana de Voluntariado; una actividad demostrativa del Voluntariado de Doctores del Humor, el testimonio del Voluntariado de la Asociación Voluntariado Yucateco de Asistencia a la Salud y la presentación del modelo Ezer la Casa del Voluntariado. La entrada es libre y la sede será en el Auditorio de la Secretaría de Fomento Económico, sito Calle 59 por64 y 62, Centro de Mérida, Yucatán.

Colectan libros para intercambiar en la V Feria Nacional de Voluntariado

Este viernes 30 de octubre se llevará a cabo la V Feria Nacional de Voluntariado en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA) del Instituto Politécnico Nacional que se encuentra en calle Té 950, Delegación Iztacalco, Colonia Granjas México, 08400 Ciudad de México. El evento tendrá horario de las 9:00 a las 18:00 horas.

Además de tener como objetivo analizar los Objetivos de Desarrollo Sustentable 2030, los organizadores están convocando a donar libros para fomentar la lectura. Si desea colaborar donando libros en buenas condiciones contacte a Columba García al correo [email protected] o llame a la oficina de la a Alianza Mexicana de Voluntariado al teléfono: 5514 3038.

Ciudadanos trabajando

Reconoce Comisionado la necesidad de fortalecer el voluntariado de la CONANP

Alejandro del Mazo Maza, Comisionado de La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) señaló que se busca fortalecer el Programa de Voluntariado, “porque hay muchas universidades y muchos mexicanos en general, que están dispuestos a colaborar en la conservación y con ello, se podría aumentar el número de personas que cuidan y protegen nuestra riqueza natural” (Milenio 20 de octubre).


emilio guerra

Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario