Noticias

Al diablo los milagros

prin_productos_milagroEl 2 de marzo, entraron en vigor las reformas al Reglamento de la Ley General de Salud en materia de Publicidad, que le declaran la guerra a los llamados “productos milagro”.

Se trata de meter en cintura a esos productos y a la publicidad engañosa, que representan una amenaza para la salud de los consumidores. En este sentido, la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (Canipec), que preside Laura Bonilla, ha llevado a cabo una actividad previa con el fin de que las 71 empresas agremiadas adquieran el compromiso de autorregulación para que la publicidad de más de 30 mil tipos de productos se apegue a la ética.

Tanto Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), como Bernardo Altamirano, de la Profeco, han reconocido el trabajo de la Canipec para otorgar certeza al consumidor y penalizar a las empresas que se aprovechan de los vacíos legales.

Con las nuevas reformas, los medios de comunicación están obligados a requerir los registros o avisos antes de transmitir los comerciales, además de que tendrán que retirar del aire aquellos anuncios que no cumplan con estas características o que sean prohibidos por la Cofepris. La dependencia podrá solicitar a los medios que retiren del aire los anuncios señalados en un plazo máximo de 24 horas.

La Profeco considera que la publicidad engañosa genera prácticas perversas que afectan a un triángulo fundamental: al consumidor, en cuanto a su derecho a la información; a la competencia, en tanto a las prácticas desleales; y a los empresarios sociales, pues la publicidad desplaza del mercado a sus productos.

Para Altamirano, proteger el derecho de la información de los consumidores es un asunto de interés general, y para garantizarlo se requiere el trabajo conjunto del gobierno, la sociedad y las representaciones privadas, como la Canipec.

Las reformas también establecen un aumento de hasta 400% en multas y la autoridad tiene la facultad de incrementar el tope para casos de publicidad engañosa que se considere particularmente grave, hasta alcanzar tres millones 457 mil 496 pesos.

Bonilla confía en que el nuevo marco facilite el dinamismo de la industria cosmética mexicana, con lo que se estima que crezca 5.2% durante este año.

Fuente: Cronica.com.mx
Por: César Castruita.
Publicada: 3 de marzo de 2012.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario