Ambiental Noticias RSE RSI

Ahora los microplásticos invaden la atmósfera

Ahora los microplásticos invaden la atmósfera

Un nuevo estudio descubre que los microplásticos invaden la atmósfera, principalmente desde las carreteras, el océano y prácticas agrícolas.

Respira profundamente. El aire que llena tu pecho y tus pulmones es una mezcla vital de oxígeno y nitrógeno. También puede haber otras cosas mezcladas en el aire. Por ejemplo, pequeñas cantidades de monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, plomo o partículas como polvo y polen que suelen contaminar el aire. Pero hay algo más que acecha en el aire del que dependemos: pequeños trozos de plástico.

Según Eco-Business, un nuevo estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) examina cómo los microplásticos (fragmentos de plástico de menos de 5 milímetros pero de más de 1 micra) se emiten a la atmósfera y acaban recorriendo el planeta en un proceso similar al de los ciclos biogeoquímicos del agua o el nitrógeno. Por el momento, se desconocen las consecuencias medioambientales y sanitarias del plástico atmosférico, y los expertos piden que se siga investigando sobre el tema.

Lo que queríamos hacer era intentar comprender cómo llega el plástico a la atmósfera. Esto es algo que no conocemos muy bien.

Janice Brahney, profesora adjunta de recursos naturales en la Universidad Estatal de Utah.
microplásticos invaden la atmósfera

Microplásticos invaden la atmósfera y acaban recorriendo el planeta: Estudio

Los autores plantean la hipótesis de que las partículas de plástico son “arrastradas a la atmósfera mediante procesos mecánicos”. Por ejemplo, se sabe que las salpicaduras del mar lanzan diminutos trozos de plástico al aire cuando las burbujas se rompen en la superficie. Los vehículos que circulan por las carreteras también pueden empujar el plástico hacia arriba. Los agricultores que labran sus tierras y aplican fertilizantes hechos con biosólidos, se ha demostrado que contienen microplásticos, así como el mantillo de plástico, son otras fuentes potenciales.

Al combinar los datos de deposición de microplásticos de 11 lugares diferentes del oeste de Estados Unidos con un modelo de transporte atmosférico, el estudio descubrió que las carreteras emitían el 84% de los microplásticos atmosféricos, mientras que el océano emitía el 11% y el polvo del suelo agrícola representaba el 4%. Las ciudades no parecían contribuir tanto, lo que puede ir en contra de lo que mucha gente puede pensar, según Brahney.

Si se pregunta a la mayoría de la gente de dónde cree que provienen los microplásticos atmosféricos, probablemente dirán que de una ciudad. Descubrimos que en realidad no es así.

Esto se debe probablemente a que las ciudades tienen edificios grandes y altos que interrumpen el flujo de aire, lo que inhabilitaría la capacidad del viento para elevar los microplásticos en el aire.

Janice Brahney, profesora adjunta de recursos naturales en la Universidad Estatal de Utah.

El estudio también descubrió que la producción anual de plástico en tierra no era la principal fuente de microplásticos atmosféricos, sino el medio marino. Esto pone de manifiesto el papel de la “contaminación heredada en los plásticos atmosféricos“, dijo Brahney.

microplásticos invaden la atmósfera

Son los plásticos que hemos producido durante décadas y décadas y décadas los que acaban en el medio marino, volviéndose y descomponiéndose y luego emitiéndose a la atmósfera.

Ese fue un hallazgo realmente interesante porque, de nuevo, es lo contrario de lo que la gente podría esperar.

Janice Brahney, profesora adjunta de recursos naturales en la Universidad Estatal de Utah.

El nacimiento de más preguntas

La producción masiva de plástico sintético despegó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se popularizaron los envases de plástico y los utensilios de cocina desechables. Desde entonces, se calcula que se han producido unos 10,000 millones de toneladas métricas de plástico en todo el mundo, y que entre el 12 y el 18% de este plástico ha acabado en la naturaleza.

El estudio calcula que cada año se emiten a la atmósfera unos 10 teragramos (10 millones de toneladas métricas) de microplásticos, lo que equivale a la cantidad anual de emisiones antropogénicas de negro de carbón.

Ahora los microplásticos invaden la atmósfera

La coautora del estudio, Natalie Mahowald, científica de la Tierra y de la atmósfera de la Universidad de Cornell, dijo que el documento puede haber planteado más preguntas de las que responde.

Sólo estamos señalando que hay microplásticos atmosféricos. Y tenemos que averiguar cuáles son las fuentes, cuáles son los impactos y cómo podemos resolver este problema.

Natalie Mahowald, científica de la Tierra y de la atmósfera de la Universidad de Cornell.

Para Mahowald, una de las cosas más importantes que hay que investigar es cómo esta afluencia de microplásticos está impactando en los procesos atmosféricos.

Es probable que… estén interactuando con las nubes, especialmente las de hielo, pero también podrían estar cambiando la química de la atmósfera.

Así que no sólo nos preocupan los impactos en la salud humana [y] en los ecosistemas, sino que también podría haber impactos en el sistema terrestre, en el sistema climático.

Natalie Mahowald, científica de la Tierra y de la atmósfera de la Universidad de Cornell

Steve Allen, experto en microplásticos y coautor de otro estudio sobre microplásticos atmosféricos, dijo que el artículo del PNAS confirma las suposiciones de que grandes cantidades de microplásticos circulan dentro y fuera de los océanos del mundo.

Habíamos asumido que era así, pero la modelización lo muestra con bastante claridad

Steve Allen, experto en microplásticos y coautor de otro estudio sobre microplásticos atmosférico.

También añadió que, aunque la modelización del estudio era muy sofisticada y detallada, las cantidades que utilizaba eran en realidad bastante conservadoras.

Al darle entradas conservadoras puede estar subestimando las cantidades que soplan en alta mar y en tierra. Es difícil de cuantificar todavía porque tenemos muy pocos estudios en los que basarnos. Este estudio es un gran primer paso hacia ello y demuestra que necesitamos muchos más datos.

Podemos afirmar que los microplásticos atmosféricos son una realidad y que se transportan a grandes distancias. Los estudios sobre los efectos de los microplásticos sugieren que tenemos que hacer algo al respecto. Ahora.

Steve Allen, experto en microplásticos y coautor de otro estudio sobre microplásticos atmosférico.

Tanto Brahney como Mahowald afirman también que el problema debe abordarse urgentemente y que hay que investigar mucho más para comprender los posibles efectos de los microplásticos atmosféricos.

Creo que todos los habitantes del planeta deberían estar preocupados porque si los microplásticos se mueven por la atmósfera, no hay superficie de la Tierra que no esté afectada por la deposición de estos o por los microplásticos atmosféricos.

Steve Allen, experto en microplásticos y coautor de otro estudio sobre microplásticos atmosférico.

Mientras que Natalie Mahowald, científica de la Tierra y de la atmósfera de la Universidad de Cornell, sostuvo:

Si no cambiamos nuestro comportamiento, podemos esperar una cantidad 10 veces mayor de microplásticos en la atmósfera en las próximas décadas debido a la acumulación de los plásticos mal gestionados en el medio ambiente.

Así que para mí, eso es lo más importante y estamos justo al principio de ver esto convertirse en un gran problema.

Natalie Mahowald, científica de la Tierra y de la atmósfera de la Universidad de Cornell.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario