Responsabilidad gota a gota

Agua escondida en las calles de San Francisco

banner-horizontal-cuamoc
San Francisco, California es una ciudad, que tiempo atrás solía contar con numerosos arroyos, sin embargo con el paso del tiempo ésta como muchas otras urbes los han ido perdiendo debido al crecimiento y a las construcciones.

Para que no se olvide el pasado y crear conciencia del paso del hombre por la naturaleza, la diseñadora local Emily Schlickman está desarrollando un proyecto que se llevará a cabo el próximo año llamado Ghost Arroyos, donde se pretende revivir el pasado hídrico de la ciudad.

La diseñadora pintará una de las corrientes de agua que desaparecieron. Este proyecto forma parte del Festival de Prototipos Market Street. “Siempre me ha fascinado la geografía fantasma, los paisajes que dan forma al mundo en que vivimos hoy, pero son invisibles a simple vista” comentó Emily Schlickman.

arroyos
Schlickman junto con su colaboradora Kristina Loring, está además preparando una pieza musical para complementar la campaña en el Market Street, creando un “santuario auditivo” de acuerdo con los creadores.

“La aparición de Ghost Arroyos no es más que idealizar lo que ha desaparecido, para exponer el cambio inherente que se está produciendo en nuestras ciudades. Creo que el proyecto se encuentra dentro de una historia que trata de revelar capas fantasmas a través de paisajes, un esfuerzo que me gustaría continuar en el futuro.” Complementó.

originalffddb0f1acd9f08f0528a7371fdfb3ce

El proyecto contribuye a la idea de que San Francisco, así como otras ciudades, debería de comenzar a regresar algunas de las corrientes acuáticas, recuperando las fuentes y conexiones a las bahías.

Fuente: Fastcoexist

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario