- Advertisement -
Debes leer...9 millones de menores al trabajo infantil, saldo de la pandemia

9 millones de menores al trabajo infantil, saldo de la pandemia

Las consecuencias de la crisis sanitaria se están reflejando en muchos sectores, uno de los más afectados son las niñas, niños y jóvenes, ya que se estima que vayan millones de menores al trabajo infantil. Los avances logrados para protegerlos se han visto rebasados por las políticas gubernamentales, de acuerdo con el portal de noticias El Economista.

Antes de la pandemia y de los actuales conflictos internacionales —como lo señala el medio—, había considerables progresos: «De 160 millones de niñas, niños y adolescentes laborando en el mundo, la mitad lo hacía en actividades que podría dañarlos física o emocionalmente. Este año la cifra podría crecer a 169 millones».

OIT y UNICEF vs el trabajo infantil

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define al trabajo infantil como toda actividad que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

Para visibilizar esta problemática, recientemente, la OIT y la UNICEF presentaron las últimas actualizaciones de la situación sobre millones de menores al trabajo infantil. Ambas instancias destacaron que sin estrategias de mitigación, el número de niñas, niños y jóvenes vulnerados podría aumentar en 8.9 millones a finales del 2022. Ello derivado en gran parte, al aumento de la pobreza.

En el mundo, 160 millones de niños se encuentran en situación de trabajo infantil, lo que representa 1 de cada 10 niños en todo el mundo.

Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Asimismo, mencionaron que el grupo de edades de niñas y niños que sumaron a laborar entre 2016 y 2020, oscila entre los 5 y 11 años, con un total de más de 16.8 millones de menores en este rango de edad.

Trabajo infantil en México

Nuestro país, según indica el informe, titulado El papel de la protección social en la eliminación del trabajo infantil: Examen de datos empíricos y repercusiones políticas, elaborado por las instancias antes citadas, es el segundo país en LATAM donde prevalece este problema, el cual describe como:

[…] una violación del derecho de todos los niños a disfrutar de su infancia y un reflejo patente del incumplimiento del deber más fundamental de los gobiernos de proteger a sus hijos.

OIT y UNICEF.

En este sentido, los resultados de Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI), presentados a finales de 2020, aseguran que en México había 3.3 millones de niñas, niños y adolescentes con una ocupación laboral en 2019. De ellos, 2 millones (7.1%) laboraban en actividades económicas no permitidas —es decir, que ponen en riesgo la salud, o bien afectan el desarrollo físico y/o mental—.

millones de menores al trabajo infantil

Cabe señalar que las tasas de trabajo infantil más altas se observaron en Oaxaca con 21.5% y Puebla y Chiapas con 18.3%, cada una; en tanto que las más bajas se registraron en Baja California y Ciudad de México, con 5.3% y 5.4%, respectivamente.

Incremento de trabajo infantil por región

Continuando con el reporte de El papel de la protección social en la eliminación del trabajo infantil, este explica que tras la disminución de los ingresos familiares, la niñez que ya salía a laborar, tuvo que incrementar sus jornadas tras el cierre de escuelas.

De esta forma, los progresos logrados hasta el momento, dieron un duro revés a la lucha contra el trabajo infantil. Al verlo por regiones, en África más de 92.2 millones de niños y niñas trabajan, o sea, el 22% de todos los menores del continente.

Mientras en Asia y el Pacífico se reportan 5.6 millones, es decir, el 49% de su población infantil y adolescente. América Latina y el Caribe tienen 8.2 millones —al menos 3.3 de ellos viven en México—, o sea, 6%.

Si bien, en LATAM y el Caribe se vio una disminución del trabajo infantil, de 2008 a 2020, esto se debió en gran parte, a “que la población infantil se redujo en 4.8 millones”, puntualiza la OIT.

Es esencial que las familias puedan permitirse enviar a sus hijos a la escuela, y que los hogares perciban que los beneficios de la escolarización son mayores [que el empleo a esa edad].

Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los problemas sociales, económicos y otros son factores que aumentan el riesgo del trabajo en menores de edad, por lo que fortalecer e invertir en iniciativas sociales podría incentivar y fomentar el desarrollo pleno de los menores.

RS frena millones de menores al trabajo infantil

En este contexto, la OIT llama a apostar por la protección social para fortalecer y prevenir el trabajo infantil. Además, emitió esta serie de recomendaciones que involucran diversos actores sociales —desde políticas publicas, iniciativa privada, ONG´s hasta la sociedad civil—:

  • Cerrar la brecha en la cobertura de la protección social.
  • Construir sistemas de protección social integrados; favorecer prestaciones infantiles y familiares, de maternidad y desempleo hasta las pensiones de jubilación, así como la protección sanitaria.
  • Garantizar que el diseño de los programas de protección social sea inclusivo y tenga en cuenta el trabajo infantil. Complementar los programas de protección social con una mayor inversión en educación básica universal de calidad y otros servicios sociales vitales para los niños.
  • Promover la inversión en sistemas de protección social como motor del desarrollo. Movilizar recursos nacionales para invertir progresivamente en el refuerzo de sus sistemas de protección social de la infancia.

Por último, es necesario enfatizar que las empresas son actores claves en la transformación y desarrollo de las naciones, ya que de forma colaborativa contribuyen, a través de la responsabilidad social, a fortalecer los sistemas e instituciones que impactan positivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR