Ambiental Noticias RSE

8 de cada 10 proveedores de carne y productos lácteos no actúan sobre el cambio climático, afirman los inversores

8 de cada 10 proveedores de carne y productos lácteos no actúan sobre el cambio climático, afirman los inversores

De acuerdo con un análisis, esto podría tener un impacto significativo en los objetivos climáticos de las empresas consumidoras.

Un análisis de 60 de los mayores proveedores de carne, pescado y productos lácteos del mundo ha revelado que la mayoría de ellos no ha establecido objetivos significativos para reducir las emisiones, razón por la cual las empresas que les compran corren el riesgo de no alcanzar sus objetivos climáticos.

Según información de edie, la investigación fue llevada a cabo por la red de inversores FAIRR, cuyos miembros administran colectivamente más de 25 billones de dólares de activos y cuyo propósito es ayudar al sector alimentario a alinearse con la ciencia del clima.

Se analizaron los compromisos y el desempeño ambiental de 60 de los mayores proveedores del mundo en este sector, muchos de los cuales tienen contratos con marcas de alta gama que tienen objetivos climáticos sólidos, como Tesco, McDonald’s UK y Nestlé.

De estos proveedores, el 86% no ha fijado o no ha hecho públicos los objetivos de emisiones que están en concordancia con el Acuerdo de París y sólo una cuarta parte ha medido sus emisiones en todos los ámbitos. Además, un tercio cree que sus emisiones aumentarán sobre una base anual en 2020, a pesar del impacto de COVID-19.

Aunque muchos se han comprometido a que los objetivos sean aprobados por la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi) en los próximos meses, FAIRR cree que el progreso ha sido, en todo el sector, más lento que en industrias como la automotriz y la minera.

¿Y el desempeño de los proveedores en cuestiones ambientales?

El FAIRR también evaluó el desempeño de los proveedores en una gama más amplia de cuestiones ambientales, lo que dio lugar a conclusiones igualmente preocupantes.

Más de nueve de cada diez empresas no analizan los parámetros u objetivos de gestión de las aguas residuales u otros posibles contaminantes y casi tres cuartas partes (72%) se clasifican como de alto riesgo de deforestación.

El mayor riesgo de deforestación para el sector proviene de la soja utilizada para hacer alimento para animales.

En general, los proveedores tampoco lograron reducir los riesgos relacionados con los antibióticos (el 70% se clasifica como de alto riesgo), defender el bienestar de los animales (el 68% se clasifica como de alto riesgo) ni asegurar buenas condiciones de trabajo para los empleados. Menos de un tercio de las empresas analizadas informan que cuentan con representantes de los trabajadores en sus comités de salud y seguridad.

En general, los tres proveedores con peores resultados fueron Venky’s, con sede en la India, y Fujan Sunner Development y Fortune Ng Fung Food Hebei, ambos con sede en China. Los únicos proveedores clasificados como de bajo riesgo en general son Mowi, Maple Leaf Foods y Bakkafrost.

La pandemia del COVID-19 empujó a una industria cárnica y láctea ya bajo presión a un punto de inflexión, con muchos inversores perdiendo el apetito por el sector a menos que se eleven los estándares de sostenibilidad.

Las granjas industriales están socavando tanto las ambiciones climáticas de las marcas del mercado como la viabilidad del Acuerdo de París.

Jeremy Coller, fundador de FAIRR.

Dietas a base de plantas

En julio, FAIRR publicó una investigación sobre cómo las marcas de alimentos y bebidas así como los inversores están enfocando la transición a las dietas basadas en plantas.

FAIRR denominó el 2020 como un “año decisivo” para las proteínas alternativas de origen vegetal, ya que las preocupaciones sobre el cambio climático, el bienestar animal y la nutrición se cruzaron con la tendencia a la cocina casera durante el confinamiento.

La organización reveló que cuatro de cada diez gigantes de la alimentación cuentan ahora con equipos dedicados a los productos vegetales, entre ellos:

  • Nestlé y Unilever, del sector de los bienes de consumo
  • Coles, Kroger, Sainsbury’s, Marks and Spencer.
  • Tesco, del sector de los supermercados.

El último análisis de FAIRR resume cómo esta tendencia ha impactado a los proveedores. Muestra un aumento del 46% en el número de empresas que cumplen con las mejores prácticas en materia de proteínas alternativas. La hoja de arce, con sede en Canadá, es la mejor en esta categoría. Tiene el objetivo de asegurar 3,000 millones de dólares en ventas de proteínas vegetales para 2029.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]