Entendiendo la Responsabilidad Social RSE

7 pasos para que los CEO hagan la diferencia en la industria de la alimentación

La industria alimenticia puede impulsar un estilo de vida más saludable y los CEO pueden poner manos a la obra. ¡Te mostramos cómo!

La salud y bienestar son temas que de un tiempo para acá han conseguido atraer la atención de los consumidores de todo el mundo. Desafortunadamente, a pesar de ser un tópico realmente importante, ese equilibrio en el estado general de las personas es difícil de alcanzar y no todos están realizando esfuerzos para lograrlo.

Cabe mencionar que hacerlo tampoco es una tarea fácil, sin embargo, recientemente se ha señalado a través de un estudio, que la industria alimenticia puede impulsar una vida más saludable y los CEO pueden poner manos a la obra. ¿Quieres saber cómo? Te contamos.

¿Cómo la industria de la alimentación puede impulsar una comida más saludable?

Recientemente, tres grandes empresas: Boston Consulting Group, Consumer Goods Forum y Nielsen Global Connect, completaron una encuesta en profundidad sobre alimentación saludable en 2019, interrogando a 7,000 consumidores diversos en todo el mundo, incluyendo entrevistas con los CEO de 15 grandes empresas minoristas y fabricantes de bienes de consumo.

El estudio reveló la creciente importancia de una alimentación más saludable a nivel mundial, con un 23% de los encuestados admitiendo que luchan por lograr un enfoque saludable y equilibrado de la dieta. Los CEO entrevistados estuvieron de acuerdo, afirmando que una dieta más saludable es un imperativo moral y comercial para la industria.

Estos CEO creían que su mayor impacto material en la nutrición del consumidor provendría de una mayor transparencia y educación en salud, acciones proactivas de la compañía, especialmente en lo que se refiere a la ordenación, la formulación y la accesibilidad de alimentos más saludables, y el uso de regulaciones gubernamentales para garantizar un nivel de igualdad. Algunas de estas iniciativas serían efectivas de forma aislada, mientras que otras se beneficiarían de la colaboración de la industria o la industria y el gobierno.

La salud y el bienestar de la comunidad mundial son fundamentales para los bienes de consumo envasados ​​y la industria minorista.

En todo el mundo, los niveles de obesidad, diabetes y desnutrición, poderosos indicadores de salud parcialmente relacionados con la dieta y el estilo de vida, han aumentado constantemente. No importa dónde vivan, los consumidores quieren productos más saludables de sus proveedores minoristas y de bienes de consumo. Empero, en medio de esto nos encontramos luchando contra una pandemia global de COVID-19.

COVID-19 enfatiza el papel esencial de las empresa de bienes de consumo envasados

Hoy más que nunca es importante mantener una agenda de salud sólida y la pandemia de COVID-19 solo ha enfatizado el papel esencial que las empresas de bienes de consumo envasados ​​(GPC) deben desempeñar en este viaje, dada la importancia de la industria para apoyar la salud del consumidor y la forma en que la crisis ha puesto de relieve la posición insegura de las poblaciones más vulnerables de la sociedad.

La salud del consumidor es claramente un área donde la industria puede tener un impacto particularmente positivo en las sociedades en las que opera.

Por ahora, las compañías de CPG están bajo una tremenda presión para continuar alimentando al mundo mientras mantienen seguros a sus empleados y consumidores. No obstante, la industria continúa priorizando su apoyo a los consumidores en el camino hacia dietas más saludables y sostenibles.

Cabe destacar que aún antes de esto no se estaban logrando resultados óptimos de salud, mientras que aproximadamente el 97% de los consumidores en la encuesta realizada dijo que su salud era importante para ellos, solo el 64% creía que estaban en el camino hacia un estilo de vida saludable y solo el 12% pensaba que lo habían logrado completamente.

7 pasos para que los CEO hagan la diferencia en la industria alimenticia y la salud

Claramente, los consumidores de todo el mundo han tenido preocupaciones cada vez mayores sobre su nutrición, desde la dificultad de pagar por opciones más saludables hasta la falta de comprensión sobre lo que constituye una alimentación saludable.

Los CEO entrevistados son conscientes del problema y creen que resolverlo es un imperativo moral y comercial para la industria. De igual forma, tienen una posición única para dirigir sus negocios hacia una agenda que genere una mejor nutrición y ayude a superar cualquier tensión entre los incentivos comerciales a corto plazo y una visión estratégica a más largo plazo.

Corresponde al CEO establecer las prioridades de la empresa, actuar como embajador externo, establecer las estructuras y el personal adecuados y garantizar que la cultura y los valores apropiados permeen el negocio. Para llevar a cabo esta agenda, los CEO deben:

1. Hacer que las dietas más saludables sean parte de la misión y los valores de la empresa

“El rol del CEO es establecer la misión de la compañía y alinear todo con ella, llevando al negocio y a los accionistas con ellos”, según el CEO de un minorista de alimentos de América. El primer paso en este proceso es comunicar una visión que haga de la nutrición mejorada una piedra angular del éxito comercial a largo plazo. Esta visión, a su vez, puede guiar la actividad comercial de la empresa para alinearla con la misión de la empresa.

2. Establecer el tono correcto y mantenerlo

No es suficiente que los CEO declaren su compromiso personal con el cambio. El mayor desafío que enfrentan es que este compromiso no siempre se refleja en las discusiones con los gerentes comerciales, compradores o vendedores de la cadena. Como señaló el CEO de un minorista europeo de alimentos: “Al establecer una agenda, los CEO a veces pueden moverse en una dirección y los compradores en otra. Cada uno de ellos trata de entregar cosas diferentes, por lo que es importante que el mensaje correcto llegue”.

3. Formar activamente la cartera para lograr resultados nutricionales

Cambiar gradualmente la cartera puede tener un tremendo impacto a largo plazo, incluso en la valoración de los inversores de una empresa. “Los CEOs necesitan ver su cartera y ver si está demasiado orientada hacia artículos poco saludables y, si es así, considerar cómo pueden cambiar la cartera tanto por el bien del consumidor como por la sostenibilidad a largo plazo de los negocios”, agregó el CEO de un fabricante multinacional de alimentos y bebidas.

4. Establecer los KPI e incentivos correctos

También enfatizaron la importancia de establecer los incentivos correctos. Un CEO minorista europeo, por ejemplo, tuvo que reforzar entre sus directores comerciales que está bien aceptar una rentabilidad reducida de los cambios en la gama de productos y las promociones destinadas a mejorar la salud de la oferta general. “Establece los KPI correctos para determinar el éxito, y no solo en torno al crecimiento del volumen y las ventas”, afirmó otro CEO. “Significa que los beneficios podrían ser más bajos inicialmente, pero es necesario hacerlo”.

5. Hacer responsables a las personas adecuadas

Los CEO también señalaron la necesidad de contar con recursos apropiados y dar responsabilidad a los líderes comerciales de alto nivel para defender el cambio. Una forma en que los CEO hacen esto es mediante actividades comerciales de “doble distinción” con opciones más saludables. “Se necesita a las personas adecuadas”, comentó el CEO de un minorista de alimentos europeo, “haciéndolos no solo responsables de sus resultados comerciales, sino también embajadores de la nutrición, por lo que ambos factores impulsan sus decisiones”.

6. Liderar y motivar con el ejemplo personal

“Los CEO necesitan educar a las personas sobre una alimentación más saludable y defenderla”, señaló un CEO. “Tienen que ser personalmente apasionados por el tema y transmitirlo a los demás”. Como agregó el CEO de un minorista europeo de alimentos, “los CEO son responsables de los productos que venden y deben preguntarse si se sienten cómodos vendiendo esos productos y el impacto que esta mentalidad tiene en el rendimiento. Tienen que asumir la responsabilidad personal por ello”.

7. Amplificar lo que funciona

Estos líderes pueden hacer una diferencia al defender los mecanismos para identificar qué iniciativas funcionan, tanto dentro como fuera de la empresa, y luego escalar rápidamente esas iniciativas.

En el Reino Unido, por ejemplo, 80 tiendas en Londres pusieron a prueba una serie de 21 intervenciones de alimentación saludable a través de la iniciativa Colaboración para una vida más saludable, con otras 25 planeadas. Las compañías participantes ahora determinarán qué pilotos tienen el potencial de impacto a escala y los apoyarán en una implementación más amplia.

Como explicó el CEO de un fabricante de productos de consumo, “Para que las iniciativas de alimentación saludable tengan un impacto, debe comenzar con el fin en mente: la intención de escalar. Estas son grandes decisiones de inversión para minoristas y proveedores, por lo que si no comenzamos con la convicción de que terminaremos impulsando estos cambios, siempre seremos autolimitados “.

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]