RSE

6 errores notables de grandes marcas en 2020

Escrito por Kenya Giovanini

Ellas tuvieron algunos tropiezos no tan responsables. Conoce sus casos.

Este año no podía terminar sin las metidas de pata que algunas empresas han tenido al momento de querer lucir inclusivas o diversas. Y es que a pesar de sus esfuerzos por crear contenido y campañas sobresalientes que dejen un mensaje positivo o de confianza, terminaron haciendo todo lo contrario.

Con la responsabilidad social y la sustentabilidad tomando mayor relevancia para las empresas y los grupos de interés (consumidores, accionistas y colaboradores) no es extraño que algunas empresas se apresuren por querer lucir responsables.

Desafortunadamente, esta ambición las ha llevado a cometer practicas de comunicación poco éticas así como campañas con mensajes erróneos. Indaguemos y veamos qué fallas hubo en este largo camino.

6 errores notables de grandes marcas en 2020

1. Cuties de Netflix

Netflix trató de ser adorable por medio de su película Cuties, la cual comparte la historia de una joven inmigrante cuya vida da un giro cuando se une a un equipo de baile.

Netflix arruinó el lanzamiento de la película al centrarse en sexualizar a las jóvenes que aparecen en ella y más cuando se suponía que la película criticaría ese tema: una cultura moderna que obliga a los niños y niñas a crecer demasiado rápido.

Por otra parte, la Société Civile des Auteurs Réalisateurs et Producteurs L’ARP, compartió que la critica sobre Cuties es un “grave ataque a la libertad de creación” impulsado por lo que llama “los más conservador de los estadounidenses”.

¿Tuviste oportunidad de verla? ¿Qué opinas?

2. Boicot de Facebook

Facebook estaba teniendo un año bastante tranquilo antes de que fracasara en su manejo de mensajes sensibles en la plataforma durante las protestas por la justicia racial en la primavera. 

De hecho, algunas fuentes señalan que la red social permitió que una publicación del presidente Donald Trump permaneciera sin control durante el período de protesta, en la que el mandatario pidió una respuesta armada a los manifestantes.

Trump escribió: «Cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo», lo que sugirió que el Gobierno debería reprimir violentamente a los manifestantes por la justicia racial. Twitter terminó poniendo una advertencia en el mismo mensaje del presidente y fue aclamado por tomar medidas.

La falta de responsabilidad de Facebook en ese momento crucial gana su lugar en esta lista porque los grupos de derechos civiles utilizaron el mensaje como un punto de partida para culpar a la compañía de muchas fallas en la vigilancia del contenido.

3. Sony PlayStation 5: insuficientes

Es difícil criticar a una marca por ser demasiado popular pero en este caso es importante resaltar que Sony tuvo problemas para distribuir sus nuevas consolas desde que abrió los pedidos anticipados en septiembre.

Los consumidores se quejaron de lo imposible que era encontrar un minorista que los tuviera disponibles, y había enlaces rotos y retrasos en todas partes.

Aunque Sony se disculpó por los fallos de la reserva, incluso meses después, la PS5 seguía siendo casi imposible de ordenar. Se agotó rápidamente y los revendedores estaban revendiendo las consolas al doble del costo.

Podría haber peores problemas que producir el mejor regalo del año, pero aún así, esto es un grito para que Sony reconozca sus capacidades.

4. GAP: ¿unión?

Mientras Estados Unidos todavía estaba a la espera por los resultados de las elecciones presidenciales, Gap pensó que podría unir a la gente publicando una imagen de una sudadera azul y roja acompañada del mensaje:

Lo único que sabemos es que juntos podemos avanzar.

Gap.

La respuesta fue dura. «Al menos todos podríamos unirnos como nación para decirle a Gap que se vaya a…», respondió un usuario de Twitter.

5. Bombas de Zoom

Zoom fue una de las plataformas clave durante la pandemia. Las personas que habían pasado años evitando este tipo de llamadas ahora dependían de ella para trabajar o estudiar.

Desafortunadamente, se descubrió que la empresa que manejaba todas esas videollamadas no era tan segura, así que Zoom entró en modo de crisis y prometió abordar los problemas de seguridad pendientes. Los usuarios se volvieron un poco más precavidos al no compartir contraseñas en las reuniones. 

Por otra parte, Zoom desarrolló más herramientas de cifrado y espera que las empresas se sientan más seguras al alojar sus comunicaciones confidenciales en la plataforma.

6. Hack de Twitter

En julio, las cuentas de Joe Biden, Barack Obama, Bill Gates, Elon Musk y Kim Kardashian West fueron irrumpidas y sus cuentas de Twitter se utilizaron para enviar solicitudes fraudulentas de Bitcoin. 

Durante horas, Twitter tuvo que cerrar todas las cuentas verificadas para detener el spam y averiguar qué estaba sucediendo. Sin duda fue un error vergonzoso que recordó los ataques que interrumpieron las elecciones estadounidenses de 2016, cuando se culpó a la plataforma de permitir que los malos actores usaran sus servicios para propósitos nefastos. 

Finalmente se restableció el orden, pero se quedó en duda los candados y filtros de seguridad de esta plataforma social.

Cada uno de estos tropiezos, muestran que aún queda mucho por hacer cuando se trata de responsabilidad social, transparencia y seguridad.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario