5 pasos para ser una empresa incluyente – ExpokNews

Great Place To Work nos comparte esta guía básica para ser una empresa incluyente

La diversidad es un tema que, afortunadamente, en las últimas décadas ha ido cobrando mayor importancia. Muchas de las causas sociales tienen como fundamento ideológico la inclusión y el respeto a la misma diversidad que es lo que nos enriquece como país.

En el aspecto laboral, las empresas también se están dando cuenta de que la diversidad en el talento les ofrece una fortaleza y puede ser una ventaja competitiva.

Existen muchos grupos sociales dentro de las empresas, y hablar de inclusión es fundamental para hablar de crecimiento. Great Place To Work (GPTW) es una de las organizaciones que, desde hace tiempo, advirtió la crisis de inclusión no sólo en México, sino en los 60 países en los que opera, por ello, a continuación nos comparte cinco pasos para ser una compañía incluyente.

1.- Analiza a tu personal.

No basta con saber cuánto porcentaje de tu plantilla laboral es masculino y cuánto femenino, es necesario saber quiénes son, si son padres o madres, si más personas dependen de ellos económica o físicamente, “entender sus realidades, dónde viven, cuáles son sus contextos. Es decir, quiénes son los seres humanos detrás del número de empleados”, según señala la especialista Beatriz Rivas, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Great Place To Work.

2.-Escucha a los colaboradores.

Este punto tiene como objetivo prestar atención a los colaboradores, entender cuáles son sus expectativas y realidades laborales para armonizarlas con las de la empresa y los objetivos del negocio.

Es necesario que este paso se haga a partir de los mayores líderes hacia abajo. No se debe de perder de vista la sostenibilidad del negocio y que coincida con los objetivos que se tienen como empresa, “si esto se diluye, no habrá forma de cumplir con las necesidades de los colaboradores”.

3.- Implementa un comité de diversidad e inclusión.

Para ser una empresa incluyente se recomienda contar con un grupo que sea una muestra del universo de la organización, es decir, donde haya mujeres, hombres, distintos niveles de la compañía, personas con discapacidad, diversidad de creencias y preferencias sexuales. A partir del diálogo generado por este comité, alineado con los valores de la empresa, se pueden proponer estrategias e iniciativas que resulten beneficiosas para todos los grupos al interior.

4.- Desarrolla un código de conducta o de inclusión.

hay problemas que afectan a las organizaciones, conductas de acoso sexual, bullying o mobbing. Este tipo de prácticas afectan directamente a la diversidad de la empresa. Vale la pena hacer un código de conducta o de inclusión en el cual se establezcan acuerdos de convivencia entre colaboradores y el compromiso de quien lo firma para promover un clima laboral de respeto.

5.- Planea una estrategia

El desarrollo de un código de conducta, así como del comité de diversidad son el marco para poder definir una estrategia de inclusión. “Es necesario enfocarse en tres o cuatro proyectos que se promuevan en la organización, con la finalidad de conseguir un gran lugar de trabajo para todos”, afirma Rivas.

Al evolucionar a ser una compañía incluyente estamos generando un impacto social positivo, así como reduciendo la brecha que existe entre grupos vulnerables y reactivando la actividad económica.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.