Nutrición para días grandiosos

5 mitos sobre las dietas

Kelloggs
Es común que cuando subimos de peso, busquemos someternos a un plan de alimentación que nos ayude a perder los kilos extras que ganamos. Desafortunadamente en la actualidad han surgido muchas dietas milagrosas que nos prometen bajar de peso en forma rápida y sin hacer ningún esfuerzo ni cambios en nuestro estilo de vida.

A pesar del éxito que tienen estas dietas o productos milagro, se debe de tener mucho cuidado, pues la mayoría de ellas deben la rápida pérdida de peso a la deshidratación y la pérdida de masa muscular; siendo que las dietas recomendadas por los expertos lo que pretenden es bajar la grasa y mantener o aumentar la masa muscular.

Existen muchas creencias falsas que giran en torno a las dietas. Por ello a continuación rompemos 5 mitos que harán que tomes decisiones más adecuadas si se trata de alimentación y no descuides tu salud al tiempo que logras el objetivo de bajar de peso.

1.- Los carbohidratos engordan y se deben de evitar: los carbohidratos son la principal fuente de energía para nuestro cuerpo, por lo que no deben de ser eliminados de la alimentación. Lo que se debe de hacer evitar el exceso en su consumo y buscar las versiones con fibra de algunos cereales. Esto debido a que la fibra contenida en este tipo de alimentos puede contribuir a mantenerte sin hambre por más tiempo, lo que te ayudará a disminuir el consumo de comida a lo largo del día.

carbohidratos vía shutterstock

carbohidratos vía shutterstock

2.- Eliminar grasas, proteínas o carbohidratos de tu alimentación te ayudará a bajar más pronto: falso, para mantenerse saludable, el cuerpo necesita de todos los nutrimentos. Es necesario cuidar el equilibrio entre cada uno de ellos y la cantidad que se consume para lograr un peso saludable.

Proteínas vía shutterstock

Proteínas vía shutterstock

3.- La mejor forma de perder peso es comer una o dos veces al día: hacer esto puede afectar la salud del organismo y además te hará sentir agotamiento y sin energía para realizar todas las actividades del día. Lo que provoca comer pocas veces al día es un cambio en el metabolismo; el cuerpo tratará de ahorrar energía ya que pasará mucho tiempo en ayuno, ocasionando que la energía se almacene en el cuerpo en forma de grasa.

4.- Tomar mucha agua te hará subir de peso: en realidad, tomar suficiente agua, de 2 a 3 litros al día, te ayudará a mantener un peso saludable. Lo más recomendable es no pesarse después de haber bebido agua, pues el peso del agua se verá reflejado en la báscula. Siempre hay que tomar medidas antropométricas, es decir de peso, estatura, circunferencias, después de haber evacuado.

Agua vía Shutterstock

Agua vía Shutterstock

5.- Para que una dieta funcione es necesario morirte de hambre: esta afirmación es falsa, si haces eso se perderá masa muscular afectando tu salud. Una dieta para bajar de peso te debe proporcionar los nutrimentos que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Lo que es una realidad es que con la dieta se comerán menos porciones de lo habitual. Para evitar pasar hambre te sugerimos tener a la mano verduras o frutas que contienen pocas calorías, para no sentir hambre hasta la siguiente comida.

Mitos de la dieta vía shutterstock

Mitos de la dieta vía shutterstock

Lo más importante es que acudas personalmente con un profesional de la salud para que valore con precisión las causas que originaron el sobrepeso y evalúe las consecuencias que ha ejercido el exceso de peso sobre tu salud. De esta forma, podrá elaborar un plan alimenticio que te ayude a reducir peso acompañado de actividad física.

Fuente: INSK

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario