Noticias

5 actitudes que identifican a un mal compañero de trabajo

A lo largo de nuestra vida académica y profesional, todos hemos pasado por un sin número de equipos de trabajo en los que casi nunca falta un compañero tóxico cuya misión parece ser generar la mayor cantidad de negatividad posible dentro del grupo.

Estos malos elementos llegan con frecuencia a envenenar la dinámica de un grupo y dañan su productividad, por lo que es muy importante identificarlos desde el inicio y crear una estrategia conjunta para evitar que sus actitudes obstaculicen el cumplimiento de las metas planteadas. Pero ¿qué hace un mal compañero de trabajo?

1. Ve siempre el lado negativo

Negatividad vía Shutterstock

Negatividad vía Shutterstock

Convivir con un mal compañero de trabajo es prepararse para recibir fuertes críticas que con frecuencia carecen de fundamento, ya que se trata de personas que buscan destacar el lado negativo de todas las ideas o proyectos que se generan a su alrededor.

Aunque en cada proyecto es necesario identificar las áreas que podrían admitir mejoras, los malos compañeros de trabajo no proponen soluciones innovadoras ni alternativas viables, se limitan a emitir un punto de vista negativo que incomoda al resto del equipo, y aunque hay quienes afirman que esta conducta responde sus propias inseguridades, es un hecho que complica la convivencia dentro de un grupo de trabajo.

2. Impone su opinión

Autoritario vía Shutterstock

Autoritario vía Shutterstock

El mal compañero no disfruta del trabajo en equipo, por lo que además de encontrar el lado negativo en las opiniones de los demás, buscará siempre imponer su punto de vista a sus compañeros rayando en el autoritarismo.

Este tipo de colaboradores generalmente son egocentricos en lo referente a sus actividades laborales y su necesidad de destacar se traduce con frecuencia en dificultades para comunicarse adecuadamente con su equipo de trabajo y puede llegar incluso a afectar el resultado final.

3. Disfruta los rumores

Rumores vía Shuttestock

Rumores vía Shuttestock

Con el tiempo los miembros de un equipo de trabajo llegan a crear lazos y se convierten en una pequeña comunidad en la que con frecuencia surgen chismes o rumores en torno a una o más personas. Los malos compañeros de trabajo se sienten motivados por las malas noticias y constantemente buscan información negativa sobre la empresa, los jefes u otros compañeros de trabajo para sentir que se encuentran en un buen ambiente laboral.

Desde luego, se trata de una sensación engañosa, ya que este tipo de conductas crean un ambiente de desconfianza dentro del equipo de trabajo y llegan a afectar la productividad.

4. Busca conflictos

Conflicto en la oficina vía Shutterstock

Conflicto en la oficina vía Shutterstock

A consecuencia de las conductas anteriores, un mal compañero de trabajo parece siempre estar buscando un motivo de conflicto al interior del equipo. Con frecuencia tiene actitudes defensivas y se molesta con otros colaboradores a la menor provocación, por lo que para las personas que trabajan a su alrededor, la relación con él suele ser verdaderamente agotadora.

5. Culpa a otros por sus errores

Culpar vía Shutterstock

Culpar vía Shutterstock

Al igual que los malos jefes, los malos compañeros de trabajo toman el crédito por los éxitos de otras personas, están mucho más preocupados por su propia carrera que por el éxito de la empresa y con frecuencia culpan al resto del equipo por sus propias equivocaciones.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Comentarios

  • Hola expok!

    La responsabilidad social sin duda, un tema que se encuentra en todos los ámbitos de nuestra vida.
    Soy Lic. en Ciencias de la Comunicación y sería una gran oportunidad y compromiso colaborar con ustedes, creo que mi ámbito o trinchera sería la sustentabilidad y la responsabilidad social, desde los interminables hogares de nuestro México, en las escuelas, llegar a niños y jóvenes, que día con día están en manos de madres y padres, maestros que, en ocasiones, no conocen de este tema, hay mucho que hacer en este circulo social.

    Ojalá podamos estar en contacto y conocer así su respuesta.

    Saludos y gracias por Expok, me encanta!

Dejar un comentario