Todos los miembros de las empresas deben rendir cuentas por operar con transparencia. ¿Qué más necesitan? ¡Te contamos!

La era de las empresas y la tecnología están en constante cambio, es por ello que es importante para la industria comprender y admitir, en algunos casos que ha habido una necesidad de prácticas éticas responsables y transparentes en casi todas las grandes empresas.

Por ejemplo, Google se fundó hace casi más de 20 años, pero lanzaron su primer informe público de tecnología ética el año pasado. Facebook, por su parte, salió de un dormitorio de Harvard en 2004, pero el mes pasado lanzaron formalmente un programa de ética con una inversión pública .

Es por ello, que en estos últimos años los consumidores demandan acciones éticas en las empresas y por consecuencia un director de ética que ayude a establecer marcos, soluciones y principios éticos corporativos.

Según el portal Fast Company, existen cuatro razones básicas de por qué las empresas deben diseñar marcos éticos respaldados por un director de ética y así regular la innovación dentro y fuera de una empresa:

1. Selecciona un líder comprometido

Las empresas deben seleccionar un líder interno que lleve el nombre de director de ética. Esta persona se la encargada de involucrarse directamente con productos o soluciones de forma diaria.

Si bien los CEOs y otros ejecutivos deberían invertir plenamente en la creación de ética en la tecnología. Y la posición definitivamente no debe caer en la placa existente de nadie: las iniciativas de ética líderes deben ser una parte central del trabajo del líder seleccionado, no una línea de pedido en su currículum vitae o un intento corporativo de llenar un vacío.

2. Construye confianza a través de la transparencia

Una vez seleccionado el director de ética, es más sencillo brindar transparencia, de no ser así, las acciones que deseen comunicar quedarán atrapadas si surgen problemas públicos.

Las empresas deben averiguar cómo gestionar el diseño organizacional para proteger a los empleados y ofrecer transparencia a las partes interesadas; los inversionistas y los clientes. Internamente, es crucial desarrollar políticas y mecanismos para comunicar claramente cómo, por qué y cuándo se introducirán las tecnologías que cambian el status quo. Hacerlo servirá para asegurar que los empleados no se sientan superados por las máquinas y que todos comprendan los roles complementarios de la tecnología automatizada.

3. Elimina los sesgos con pruebas para tus colaboradores

Las compañías deben probar y monitorear las tecnologías en busca de sesgos, hacer un balance de dónde ocurren, eliminar los conjuntos de datos que los crean y poner en acción un plan dirigido por el ser humano para corregirlos. Las personas, los datos y las tecnologías que impulsan la economía global dependen del ingenio humano para trabajar.

Las compañías que desarrollan tecnologías automatizadas y emplean algoritmos, en particular, necesitan operar con un enfoque claro en la prevención de sesgos. En la práctica, los líderes en ética y sus equipos deben monitorear activamente los conjuntos de datos que informan los algoritmos y las interacciones humanas, y tomar medidas para eliminar sesgos lo antes posible.

4. Trabaja con ética universal

La innovación ética y los marcos que la guían deben ser inspiradores y prácticos. La tecnología de construcción de personas debe sentirse motivada para crear soluciones éticas desde el principio. Y si no lo hacen, cada persona de la empresa debe sentirse capacitada para plantear inquietudes con propio liderazgo.

Todos, desde el director ejecutivo hasta el nuevo empleado junior, deben rendir cuentas por operar dentro de marcos éticos. Si surge una situación, por ejemplo, cuando el director ejecutivo solicita algo que queda fuera de un marco establecido, el director de ética debe tener la autoridad para rechazar la solicitud por razones éticas, y esto debe ser ampliamente respetado dentro de la organización.

En conclusión, las empresas deben determinar el impacto real de sus herramientas tecnológicas, crear mecanismos internos que corrijan o eviten los efectos secundarios negativos de su innovación.

Además, necesitan crear estructuras corporativas internas que incluyan la responsabilidad, la transparencia y la honestidad. Diseñar marcos éticos y tener un CEO encargado de esto; ahora ayudará a las empresas de todo el mundo a evitar problemas que podrían afectar la supervivencia de sus negocios en el futuro.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact