Noticias

4 pasos para lidiar con un mal jefe

En el blog de la cadena CBS, Steve Tovak da 4 consejos muy útiles para lidiar con un jefe disfuncional. A continuación, los resumimos y traducimos:


1. Asegúrate de que no eres tú o un simple malentendido:
El primer paso es mirarse fríamente en el espejo para obtener perspectiva y objetividad, o hablar con alguien que los conozca a ambos. Es muy probable que estés sacando las cosas de proporción por razones personales.

Si eso falla, ten una cita privada con tu jefe. Dále el beneficio de la duda y habla de lo que te está molestando, sugiriendo que puede ser un malentendido y preguntando qué podrías hacer de forma distina. Sé receptivo con su respuesta e intenta ponerte en su lugar.

2. ¡No te pelees con tu jefe!
Si tienes una confrontación fuerte, es muy probable que pierdas. Lo mismo pasaría si hablas con alguien de mayor rango que él o ella o con Recursos Humanos: podrías perder tu trabajo. Deja ésta como una última opción.

3. Ejercita tus opciones
Puedes intentar cambiar de área o departamento, para quedarte dentro de la empresa pero ya no depender de tu jefe. Por otro lado, si es la compañía lo que ya no soportas, comienza a buscar otras opciones de empleo.

Hagas lo que hagas, vete en paz y queda en buenos términos. Nunca se sabe si en el futuro podrás usar esa relación de tabajo.

4. El último recurso: hablar cara a cara
Este camino puede costarte tu trabajo, pero si sientes que es necesario puedes intentarlo. Lo primero es tener una reunión con tu jefe. Habla tranquila y respetuosamente sobre el problema, dando uno o dos ejemplos de lo que te molesta. Espera pacientemente por su respuesta y escucha con objetividad. Si se caldean los ánimos, da un paso atrás.

Si esto no funciona, ya es momento de ir con un superior o con Recursos Humanos. Es improbable, pero posible, que hayan recibido otras quejas y tu experiencia les haga tomar una decisión.

Por último, si la siguación es muy seria, considera simplemente renunciar, aunque no hayas conseguido otro trabajo. No vale la pena comprometer tu salud.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario