4 hábitos para combatir la corrupción – ExpokNews

Los ciudadanos también podemos combatir la corrupción y para lograrlo podemos seguir estos hábitos, ¡conócelos!

La corrupción es un tema que México enfrenta desde hace varios años, incluso ésta ha permeado en los últimos meses en empresas, negocios y hasta en la política.

Datos de  Transparencia Internacional (TI), en su informe “Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe”,indican que México se encuentra en el rubro del mayor porcentaje de la población que ha pagado un soborno para acceder a un servicio público.

Además otros estudios dicen que la corrupción le cuesta al país entre 2 y 10% del producto Interno Bruto. Sin embargo, esta práctica no es exclusiva de directivos o políticos, también algunos ciudadanos recaen en ello.

De acuerdo con Alto Nivel,  el 51% de los mexicanos aceptó dar un soborno en rubros como servicios, salud y educación, en Argentina y Chile la cifra fue de 16 y 22%, respectivamente, de acuerdo con el ‘Barómetro Global de Corrupción 2017’ de Transparencia internacional.

“La corrupción de los ciudadanos se da en cosas muy comunes, infracciones de tránsito, sobornos para obtener permisos o licencias de construcción. Pero también se da en otros ámbitos, en donde los beneficios son mayores como en losas contrataciones con gobierno, licitaciones”, dice Luis Pérez de Acha, comisionado del Sistema Nacional Anticorrupción.


El 51% de los mexicanos aceptó dar un soborno en rubros como servicios, salud y educación

Twittea esta frase.


Sin embargo, está en cada uno de nosotros hacer algo para frenar esto. Estos son algunos consejos que se pueden seguir para terminar con la corrupción:

1. Exigir nuestros derechos

Primero hay que identificar qué actos son considerados como corrupción. Según Max Kaiser, director de anticorrupción del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) “no hay manera de que el país cambie si creemos que la corrupción se únicamente darle o no mordida a un policía, para muchos ciudadanos parecería que es el único acto de corrupción y piensan ‘si no le doy dinero, entonces no pasa nada’”.

La corrupción genera gastos para la sociedad.  Los directos incluyen el dinero que los ciudadanos y las empresas destinan a pagos de sobornos para agilizar, aprobar o evitar trámites, pagos, solicitudes o inspecciones.

Los indirectos van desde una disminución en la inversión extranjera, una mayor desigualdad en la distribución de los recursos o en una erosión de la legitimidad y confianza en las instituciones.

2. Decir NO

Los ciudadanos debemos tener la capacidad de aceptar nuestras responsabilidades y si cometimos un error de tránsito, en trámites o en cualquier caso burocrático que quizá se puede arreglar con un dinero de por medio, es responsabilidad personal decir: no.

“Es muy sencillo señalar la corrupción de la clase política, de las grandes empresas, pero es menos sencillo aprender a decir que no. Aunque pueda ser riesgoso, decir que no es la única forma de no ser parte del problema”, dijo. Kaiser.

3. Denunciar

En el Índice Global de Impunidad en el 2017, México se situó en el lugar 66 de 69. De esta manera se sitúa en la cuarta nación más impune. Esto es un reflejo de que la ciudadanía confía poco en los mecanismos de denuncia.

Sin embargo, los especialistas coinciden en que los ciudadanos deben arriesgarse a denunciar.

“Hay que tener el valor cívico de denunciar a aquellos servidores públicos que pretenden hacer su labor a través de la corrupción si no denunciamos nunca habrá casos suficientes en las instancias que resuelven, investigan y sancionan y podrán seguir diciendo ‘aquí no pasó nada’”, dijo Kaiser.

4.- Organizarse

Los ciudadanos debemos tener una forma de organización  para multiplicar su fuerza.

“A veces, es difícil ser el único que dice que no, que pretende modificar la forma de hacer las cosas en un sector, tema o comunidad”.

Según Kaiser, también hay que participar en las discusiones políticas en este contexto electoral, para conocer las soluciones que ofrecen los candidatos para atacar la corrupción.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.