Género RSE

4 estrategias a seguir por mujeres que quieren avanzar en su empresa

Mujer triunfadora via Shutterstock

Mujer triunfadora via Shutterstock

Cada año, estudio tras estudio demuestra que todavía estamos lejos de cerrar la brecha de género dentro de las empresas y que para las mujeres pueden existir obstáculos únicos en su camino hacia el éxito en una corporación. Es responsabilidad de las compañías desmantelar estos obstáculos, impulsando la diversidad. Sin embargo, mientras esto pasa, las mujeres pueden prepararse y recurrir a ciertas estrategias para triunfar.

Uno de los retos más grandes, según reporta Harvard Business Review, es navegar la política dentro de las empresas, ya que puede ser muy incómodo realizar maniobras políticas para sobresalir, aunque a veces sea inevitable. Aquí 4 sugerencias de esta misma publicación para superar este obstáculo:

1. Conseguir un “agente”:

A muchas mujeres se les hace difícil nominarse a sí mismas para nuevas tareas o proyectos. Esto hace que, aunque tengan buen desempeño, estas oportunidades acaben en manos de compañeros más asertivos. Una solución a esto es hablar con colegas y lograr que ellos sean quienes las nominen.

Esta estrategia beneficia a todos, ya que las mujeres logran tener tareas que querían sin tener que recurrir a la autopromoción y los “agentes” se ganan fama como personas generosas que dan buenas referencias. Por supuesto, el tener un agente no sustituye a la necesidad de que las mujeres aprendan a pedir lo que quieren, pero puede ser un buen complemento.

2. Planear:

Una razón por la que la política corporativa es inquietante es que es casi imposible predecir qué pasará cuando la personalidad de diversos ejecutivos y sus motivaciones entren en contacto.

Una buena forma de sentirse más segura es prepararse mapeando las posibles respuestas que se darían a una situación. Según los investigadores, esto le sirve a muchos ejecutivos, quienes “hacen su tarea” informándose sobre las personalidades, motivaciones y otras variables relevantes que estarán en, por ejemplo, una junta anual. Así, se pueden anticipar los factores que le importan a cada individuo. Pensar de esta forma ayuda a las mujeres a formarse una opinión sólida, sentirse preparadas y permanecer ágiles en una situación difícil.

3. Convertir a tu mentor en patrocinador:

Los mentores son aliados importantes al momento de navegar la política dentro de la oficina, pero los patrocinadores son cruciales, porque son aliados con influencia que públicamente apoyan a las mujeres y a sus carreras, impulsando su éxito. Es difícil encontrar este tipo de personas, sobre todo para las mujeres, por lo que una estrategia efectiva es “ascender” a sus mentores y convertirlos en patrocinadores.

Un mentor se vuelve patrocinador cuando está realmente interesado en el éxito de la persona pero además puede ver que la relación le beneficia a ambos. Para demostrar esto, una ejecutiva puede hablar sobre cómo las metas de ambos tienen objetivos comunes pero, aún más importante, dejar que sus acciones hablen por sí mismas, esforzándose por conocer mejor a su futuro patrocinador y haciéndose indispensable para él o ella.

4. No hacerlo personal:

La política existe en dondequiera que hay personas y, como sabemos, es imposible eliminar el contacto con personas del quehacer empresarial. Lo que sí es posible es no tomarse personal las situaciones políticas, aceptando que a veces se gana e inevitablemente a veces se pierde. Las mujeres deben encontrar técnicas que las ayuden a navegar por estos casos sin sentirse personalmente atacadas.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario