RSI

Vacuna vs COVID-19 gracias a un matrimonio de migrantes

Escrito por Marisol López

La vida no es sencilla para los migrantes y más cuando se trata de raíces turcas… ¡No te pierdas esta historia!

En diciembre de 2019, se confirmó la existencia de COVID-19, una enfermedad infecciosa y desconocida causada por el coronavirus en la ciudad de Wuhan, China. Seguramente este dato ya no te parece tan alarmante puesto que ha pasado un año desde este hecho nos confinó varios meses en nuestros hogares. 

Las actividades comerciales, económicas, turísticas y recreativas en todo el mundo se detuvieron durante los primeros meses, y poco a poco hemos ido recuperando la normalidad adaptándonos a nuevos hábitos de limpieza que han cambiado nuestra forma de vivir. 

Hoy nos encontramos en la recta final y la noticia de una vacuna contra la COVID-19 ya es una realidad. Así que echemos un vistazo a lo que el portal Bloomberg afirma sobre los creadores de tan esperada vacuna, mismos que ahora son un ejemplo para la ciencia en el mundo. 

¿Quiénes son los creadores de la vacuna?

Ugur Sahin y Ozlem Tureci es una pareja de esposos migrantes, pero más allá de esto, son co-fundadores de BioNTech SE, la compañía alemana que, con su socio estadounidense Pfizer Inc., han logrado crear una vacuna contra la COVID-19. 

Gracias a la tecnología experimental utilizada por la pareja de investigadores, lograron que esta vacuna sea la primera autorizada por las autoridades sanitarias para su uso en el mundo occidental y poner fin a esta pandemia. 

La innovación de esta pareja sería suficiente para convertirlos en los héroes de esta época, pero también debería ofrecer inspiración y generar reflexión de otra manera, ¿sabes por qué? Porque ambos son de familias inmigrantes.

Ambos son hijos de turcos que llegaron a Alemania Occidental durante su largo auge económico de la posguerra, cuando el país invitó a los llamados “guest workers” —un programa que permite a los trabajadores extranjeros que residen, trabajar temporalmente en un país de acogida—.

Sahin tenía cuatro años cuando se mudó con su madre de Turquía a Cologne, Alemania para reunirse con su padre, que trabajaba en una fábrica de automóviles allí. Tureci nació en Alemania de padre turco que trabajaba como médico en un pequeño hospital católico.

La difícil aceptación a inmigrantes turcos

La vida de un turco-aleman no es nada sencilla, ya que los jóvenes sufren discriminación por la sociedad alemana, los profesores de las escuelas primarias tienden a dar peores calificaciones a los estudiantes con nombres que suenan en turco que a los que tienen nombres alemanes. 

Muy a menudo se piensa que los inmigrantes, y especialmente la gran minoría turca, representan una carga social, los políticos y los votantes de muchos países, no solo de Alemania, tienden a pasar por alto que los inmigrantes logren numerosos avances para sus naciones adoptivas.

Después de largos años de estudio, los investigadores demuestran que los inmigrantes tienden a ser creadores de empleo. Ese también ha sido el caso en Alemania, donde una proporción cada vez mayor de nuevas empresas desde la década de 1990 ha sido iniciada por personas “con antecedentes migratorios”, una frase utilizada por burócratas alemanes para referirse a cualquier persona con raíces extranjeras. 

¡Aceptemos a los inmigrantes!

En la actualidad las frases en contra de los inmigrantes deberían de eliminarse por completo del vocabulario de las personas para evitar la discriminación, ya que sin ellos no podríamos disfrutar algunas herramientas que ahora podemos utilizar con frecuencia. 

Hoy en día no podríamos leer un artículo en The Huffington post, ya que su creadora Arianna Huffington es una de las mujeres griegas más poderosas del mundo que migró a EE.UU., tampoco podrías conducir un auto Tesla si Elon Musk no hubiera decidido salir de Sudáfrica, ni podrías utilizar Google si Sergey Brin no hubiera salido de la Unión Soviética.

Para proteger los derechos humanos de los migrantes, la Asamblea General de las Naciones Unidas, decretaron el 4 de diciembre de 2000, el Día Internacional del Migrante, desde entonces se celebra cada 18 de diciembre.

Todos los migrantes tienen derecho a igual protección de todos sus derechos humanos. En este Día Internacional, insto a los líderes y a las personas de todo el mundo a que den vida al Pacto Mundial, para que la migración funcione para todos.

Secretario General, António Guterres.

Incluso, hoy en día no debería importar de dónde provienen los avances de las industrias de la ciencia y la tecnología, pero sí hacer mención a las personas que realmente ponen su esmero para lograrlo, principalmente las acciones de los inmigrantes que un día salieron de su país de origen para aportar algo positivo a la sociedad.

Sahin y Tureci, dos personas de mente abierta, creativas y enfocadas, quedarán escritos en la historia como la pareja de inmigrantes que con sus conocimientos y experiencia han logrado una pieza de investigación importante para nuestro planeta: la nueva vacuna que nos librará de un virus desconocido.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga egresada y titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por las lecturas románticas y dramáticas. Aprende sobre todo tipo de herramientas que están en la red y amante de los conciertos.

Dejar un comentario