RSI

Usuarios de Twitter condenan a Lucero por salir a cazar

Por Corinna Acosta

Cada vez es más común entrar a revisar las redes sociales y notar unas cuantas imágenes que reflejen (a veces incluso de forma agresiva) algún tipo de maltrato animal, acompañadas de frases que muy bien podrían resumirse en “si no la compartes eres una mala persona”. No hace falta decir que por grande que sea tu compromiso a favor del cuidado animal, este activismo de computadora resulta realmente molesto. Pero ¿qué pasa cuando lo que destaca de la publicación es el rostro de una figura pública? lo más probable es que se convierta un asunto viral antes de que el protagonista piense cómo eludir la polémica.

lucero-caza

¡Comparte este post en tu Facebook!

Esto fue lo que le sucedió a Lucero tras la aparición de unas fotografías en las que la cantante aparece sonriente en compañía de su novio Michel Kuri junto al cuerpo de una cabra montés, publicadas por la revista TV Notas bajo la frase “¡Matan por ‘diversión’! Lucero de cacería con su novio”. Miles de usuarios inundaron la red con comentarios de indignación por el comportamiento de la artista, recordando la famosa agresión de uno de sus guardaespaldas contra miembros de la prensa en 2003 e incluso contrastando el acontecimiento con su papel como embajadora del movimiento Teletón a favor de los niños con discapacidad.

El rey LeónAcompañados de mensajes de reprobación a lo ocurrido, burlas y algunas imágenes graciosas, los hashtags #TeMatoComoLucero y #LuceroAsesina se coronaron como trendig topics la mañana del martes 7 de enero.

Lucero cazaEscenas de Bambi, El rey león y Madagascar, así como la reciente fotografía de la cantante para la portada de la revista Fernanda y una gran cantidad de animales que buscaban escapar de la mira de Lucero, fueron algunos de los memes que invadieron la red para demostrar que los usuarios condenan la caza cuando se trata de una figura pública de forma incluso más seria que al tratarse de un grupo de desconocidos.

Ante el acoso de los usuarios, la cantante emitió un comunicado de prensa en el que manifiesta su molestia por la publicación de fotografías personales y asegura que sus hijos no están involucrados con armas de fuego como afirma el artículo que las acompaña. Sin embargo, el texto no desmiente ni hace referencia alguna a la acusación hecha en las redes sociales acerca de que practica la caza de animales con regularidad.

Estas imágenes no son las únicas relacionadas con la caza que han provocado indignación entre los usuarios de la red social. El pasado mes de noviembre fueron detectadas fotografías de un grupo de personas en Nuevo León festejando la caza de un jaguar. La publicación desencadenó una investigación por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ya que el ejemplar pertenecía a una especie en peligro de extinción.

El poder de las redes sociales para evidenciar un caso de maltrato animal alcanzó también las cuentas de Rihanna el pasado mes de septiembre cuando publicó una imagen suya en compañía de un mono loris tomada en un bar de Tailandia, lo que produjo la detención de dos jóvenes en ese país.

Las consecuencias de compartir experiencias en redes sociales no siempre quedan únicamente en la red y casi nunca se resuelven a través de un nuevo tuit o un comunicado de prensa; sobre todo si se trata de las prácticas irresponsables de una figura pública. Basta recordar la destitución del Rey Juan Carlos I de España como presidente de honor de WWF luego de que protagonizara un escándalo por cazar elefantes en Bostuana.

Si encontraste interesante este post, compártelo en Google+

Así las redes sociales juegan un papel cada vez más importante al momento de evidenciar el maltrato animal, la caza por diversión y otras actividades irresponsables. Sin embargo, aún existe una enorme diferencia entre la condena de estas prácticas en la vida real y las quejas en 140 caracteres. ¿Será que las personas comienzan a exigir que las figuras públicas promuevan valores más responsables, o los ataques contra Lucero son sólo un caso más de activismo por computadora?

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

1 comentario

Dejar un comentario