Comunicados de Prensa RSE

UNICEF hace un llamado por 34 millones de dólares como apoyo inicial a los niños de Filipinas, a medida que se agrava la crisis del Haiyan

RSE
Escrito por ExpokNews

UNICEF trabaja desde las primeras horas y días de la emergencia ayudando para localizar, identificar y mantener en espacios seguros a los 4 millones de niños que viven en las zonas afectadas por el tifón, pues alrededor de 100.000 niños y niñas menores de cinco años y 60.000 mujeres embarazadas o lactantes fueron desplazados.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, ha realizado un llamado a la comunidad internacional por 34 millones de dólares para prestar asistencia a los 4 millones de niños de Filipinas afectados por el tifón Haiyan, que hace cuatro días arrasó el archipiélago.

Para donar a través de UNICEF México en favor de los niños y niñas filipinos afectados por el tifón llame al 01 800 841 88 88 o entre al sitio www.donaunicef.org.mx/filipinas.

El llamado es especialmente apremiante debido a que muchas de las regiones asoladas por el tifón carecen de electricidad, agua potable, alimentos y medicinas. Se trata de una primera estimación de la ayuda que se necesita para que los niños y sus familias comiencen a recuperarse.

“Con cada día que pasa, miles de niños se vuelven cada vez más débiles, y son más vulnerables a la enfermedad”, dijo Tomoo Hozumi, representante de UNICEF en Filipinas. “El derrumbe de los sistemas de agua y saneamiento, y la destrucción de las casas y las escuelas, hace que los niños corran un riesgo enorme y necesiten ayuda urgente”.

Ya se han distribuido algunos víveres en Tacloban, entre ellos letrinas portátiles. Un camión que carga artículos de higiene (jabón, detergente y materiales de higiene personal), materiales educativos y materiales recreativos, avanza en estos momentos hacia la zona siniestrada.

La gravedad de las necesidades de los niños y las madres se hace cada día más evidente. Los servicios de agua, saneamiento e higiene han quedado casi completamente arrasados, las tuberías inundadas, y la falta de electricidad provoca que el bombeo y la depuración del agua sea una labor imposible. El agua potable es esencial para proteger a los niños contra enfermedades que, agravadas por la desnutrición, pueden ser mortales.

Debido a que muchos establecimientos de salud y clínicas obstétricas han quedado destruidos, los servicios de atención de la salud no dan abasto, y puede haber amenazas concretas que lleven a un aumento de la mortalidad de las madres y los recién nacidos.

Alrededor de 100.000 niños y niñas menores de cinco años y 60.000 mujeres embarazadas o lactantes fueron desplazados por el Haiyan. UNICEF considera que la interrupción en los hábitos de alimentación de las madres y de los niños, como el amamantamiento, combinada con los daños que se han producido en los sistemas de agua y saneamiento, podrían agravar el riesgo de desnutrición de los niños y niñas más pequeños, especialmente en las zonas de gran pobreza, donde 2.000 familias tenían ya dificultades para sobrevivir.

Además se estima que alrededor de 2.8 millones de niños y niñas en edad preescolar y escolar pudieron haber tenido que dejar sus casas. En la zona más afectada, la Región 8: Visayas oriental, más de 3,000 escuelas y 2,400 guarderías podrían estar afectadas.

La destrucción de los hogares y las escuelas durante los desastres, y el desplazamiento masivo expone a los niños a casos de abuso y explotación.

Respuesta de UNICEF:

* La oficina de UNICEF en Filipinas está trasladando actualmente 10.000 paquetes de tabletas de purificación del agua, 3.000 paquetes de higiene y 2 unidades de depuración de agua.

* La oficina de UNICEF en Copenhague está enviando más de 20 generadores para dotar de electricidad a las plantas de tratamiento de agua. También se han enviado más de 1.200 conjuntos para realizar pruebas sobre la calidad del agua, así como tanques de agua plegables. UNICEF ha adquirido a nivel local 10.000 conjuntos de agua y 10.500 conjuntos familiares de agua, así como tabletas para purificar 6,3 millones de litros de agua.

* Los especialistas de UNICEF en higiene proporcionarán asesoramiento técnico sobre letrinas alternativas apropiadas y la eliminación sin riesgos de residuos sólidos y líquidos, así como un seguimiento de la situación en materia de agua para evitar el avance de brotes de enfermedades. UNICEF también prestará asistencia en la promoción de la gestión de la higiene menstrual y de instalaciones separadas por género en los centros y espacios de aprendizaje.

* UNICEF se ha apresurado a enviar 30 paquetes de salud de emergencia, cada uno para una población de 1.000 personas, también está enviando ácido fólico y antibióticos para los adultos y los niños.

* El organismo establecerá centros de alimentación terapéutica para el tratamiento de la desnutrición grave aguda de los niños. También están en camino alimentos terapéuticos listos para su uso (pasta de maní) y 1,35 millones de bolsitas de polvo de micronutrientes.

* UNICEF ha distribuido 1.860 lonas –reforzadas con láminas de plástico– y 72 tiendas de campaña que se pueden utilizar como escuelas o lugares seguros, y busca financiación para establecer espacios de aprendizaje sin riesgo para que los niños puedan volver a aprender y los padres y madres puedan asegurarse de que sus hijos están protegidos durante el día. UNICEF ayudará a establecer programas de recuperación psicosocial que incluirán la capacitación de miles de maestros y de trabajadores de guardería sobre cómo utilizar el juego y el arte para ayudar a los niños a superar los traumas que han sufrido.

* UNICEF está trabajando con las autoridades locales para identificar y registrar a los niños que hayan podido quedar separados de sus familias en el desplazamiento. UNICEF utilizará los fondos para apoyar el fortalecimiento de las instituciones públicas nacionales, regionales y locales, en favor del bienestar de los niños, considerando que estas instituciones se han debilitado en los últimos casos de emergencia.

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario