- Advertisement -
ColaboracionesUna visión sobre la responsabilidad social

Una visión sobre la responsabilidad social

Por: Antonio Javierre, Presidente Comité Científico de CRS7

Amigos Responsables,

Muy cercana ya la fecha de nuestro 7º Congreso RSE me llega invitación a realizar para Expok ,editorial acerca de mi visión  de esta cosa  llamada, Responsabilidad Social.

En primer lugar agradecer a Expok y su director D. Edgar Lopez Pimentel,  la oportunidad que me brinda de expresar mis inquietudes y solo decir que las opiniones que expresaré en adelante son mías, solo mías y se soportan en los ya 18 años que personalmente y en mi empresa tratamos de gestionar de la mejor manera que sabemos, Responsabilidad Social.

Para poner en antecedentes diré que nuestra empresa es Pyme, de solamente 5 empleados en el sector de Obra Civil en España y que fuimos en el año 2004 empresa constituyente de Red Española de Pacto Mundial.

Formamos parte del Comité Ejecutivo de Red Española G. Compact en periodo 2006-2016 ostentando cargo de Secretario Gral. Desde al año 2008-2016. Hoy día siendo empresa firmante de Pacto Mundial, con dedicación exclusiva a mis tareas empresariales y con el honor de compartir Presidencia del Comité Científico del Congreso RSE, con el maestro y buen amigo D. Juan José Almagro y en el Comité Organizador del Congreso, con el excelente y maravilloso equipo de trabajo, liderado por Nita Macia.

Con estos antecedentes y en puertas del 7º Congreso RSE con título “Medir Para Transformar la RS “ he querido dejar este necesario tema  de reflexión y debate para el 7CongresoRSE y atender otras de mis inquietudes que me abordan día sí, día también : 

  • El crecimiento de la iniciativa Global Compact en el Mundo.
  • El uso que se está dando a los 10 Principios G. Compact a nivel Global
  • Y el papel de las Instituciones Públicas y Gobiernos con la RS y los ODS

Por seguir el orden y en primer lugar acerca del crecimiento de Global Compact en el Mundo, algunos datos que pueden ser curiosos y de interés… en mi estimación, hay en el mundo entorno a Mil, Millones de empresas. Este dato no lo busquen, no he sido capaz de encontrarlo en todo internet y me viene dado de una simple regla de tres, entre cotizadas y no cotizadas en España, trasladando este resultado al resto del mundo.

En el Mundo empresas y organizaciones firmantes y comprometidas con los 10 Principios de Global Compact son del orden aproximado de 12.000 empresas. Es decir un 0,00 %. 

En España, mi País y sobre el que tengo datos más tangibles, tenemos un total de 3.400.000 empresas de las cuales comprometidas y firmantes de G. Compact son aprox. 2.000 de ellas, lo que supone un porcentaje de 0,06%.

A la vista de estos porcentajes y después de los 20 años del lanzamiento de la Iniciativa  G. Compact, por parte del Secretario Gral. de Naciones Unidas Kofi Annan, la gran labor de difusión y sensibilización realizada por su sucesor Ban Ki-Moon, la inclusión de los ODS en la Agenda y la incesante labor que está realizando el actual Secretario General de UN. António Guterres, me pregunto y dejo dos cuestiones en el aire:

 ¿Estamos avanzando a la velocidad necesaria en materia de Principios y Valores?, ¿Son adecuados los procedimientos utilizados para hacer universal la Responsabilidad Social?

En segundo término y otra de mis inquietudes determinada por el uso que se está dando a los 10 Principios de G. Compact, ODS y Agenda 2030.

 Siempre he entendido que la iniciativa G. Compact y el cumplimiento de los 10 Principios así como los ODS y sus 169 Metas de la Agenda 2030, llevan asociados mandatos de “ACCIÓN “ . Acción personal de cada uno de nosotros, acción colectiva en organizaciones y en definitiva la adopción de decisiones y ejecución de éstas siempre con soporte dentro de los 10 Principios y los Objetivos y Metas de la Agenda.

Muy al contrario de lo expuesto en el párrafo anterior, observo mucha música y relato de Responsabilidad Social, relato que a su vez está rodeado de un tinte de buenismo, cuyo uso muy generalizado, lejos de adoptar acción y gestión de DD.HH. y establecimiento de Transparencia, trata de dirigir la percepción de grupos de interés, hacia intereses de las organizaciones en clave de imagen institucional, peor aún en el caso de políticos, el uso del concepto R. Social   para atender ambiciones de poder.

Me pregunto y también dejo en el aire esta cuestión:

¿Deberíamos enfocar esfuerzos en instruir a consumidores y sociedad para que sea capaz de separar el grano de la paja en Responsabilidad Social?

Para terminar, una corta reflexión personal sobre el papel de las Instituciones Públicas y Gobiernos con su Responsabilidad Social, Los ODS y las metas de la Agenda 2030.

A mi entender existen unos enormes objetivos yo diría que incluso enfermizos objetivos en instituciones públicas, que buscan preservar una imagen idílica de servicio público, en el orden de lo común.

El establecimiento de un relato calculado, con una sonrisa y gesticulación de manos contundentes, acompañado de un “ PIN ODS “ en la solapa y subido en un atril institucional, con banderas a los lados, prescribiendo las bondades de Responsabilidad Social, parece ser el papel generalizado de las Instituciones Públicas. Al menos esto pasa en España

Quiero insistir en esto de “Prescripción “  . Para mí entiendo las instituciones están diciendo.. que lo hagan otros, a mí no aplica.

Dar ejemplo y aplicar en toda la Institución Pública internamente   los 10 Principios y hacer propias las Metas de Agenda 2030 parece ser muy complicado para gobernantes y dirigentes públicos. Mas aún…. si para ello hay que ser transparente y dar cuentas de lo relevante.

Pero todavía hay algo más grave que me abruma y es que en mi percepción estamos siendo testigos del adueñamiento por parte de ciertos partidos políticos, de las iniciativas que parten de Naciones Unidas como G. Compact, ODS, etc.

 ¿Como lo hacen¿ Sencillamente atribuyéndose estas como suyas y por ninguna razón trabajar conjuntamente con otras formaciones políticas hacia estrategias y objetivos comunes y universales.

Estas cuestiones relacionadas con Instituciones Públicas, me generan otras dos, preguntas inquietantes:

¿Cuentan nuestros dirigentes con las virtudes necesarias para los retos del futuro inmediato? ¿Naciones Unidas está dando pasos para corregir estas desviaciones?

Terminar diciendo e insisto nuevamente en ello, que las opiniones y cuestiones que aquí planteo son mías personales, que no representan el sentir, ni tienen que ser atribuidas ni asociadas a ninguna de las organizaciones y personas aquí mencionadas. Quede esto de este modo entendido para el lector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR