Debes leer... Grupos Vulnerables Noticias RSE

Trump prohibe a las empresas hablar de los privilegios de los blancos

En solo unas semanas, la orden ha socavado el trabajo de los consultores de diversidad e inclusión.

De acuerdo The Washington Post y personas que estuvieron en una reunión sobre inmigración en la Casa Blanca en enero de 2018, Donald Trump preguntó, refiriéndose a los países africanos Haití y El Salvador:

¿Por qué tenemos toda esta gente de países de mierda viniendo aquí?

Donald Trump, presidente de EE.UU.

Esta no fue la primera vez ni la última que hablaría de esta forma, durante su campaña en 2016 el mandatario estadounidense dijo: “Pido el voto de cada negro que hay en este país, ¿qué pueden perder? Viven en la pobreza, sus colegios son malos, no tienen trabajo, el 58% de su juventud está desempleada… ¿qué demonios pueden perder?”.

Si bien su racismo nunca ha sido un secreto, esto ha permeado en diferentes ámbitos en uno de los países más racistas a nivel global. Y recientemente ha prohibido a las empresas hablar de los “privilegios de los blancos”.

Este término se determina como un privilegio social, que sugiere que las poblaciones blancas tienen más beneficios y derechos gracias a su color de piel, a diferencia de lo que generalmente experimentan las personas no blancas en las mismas circunstancias sociales, políticas y económicas.

Recientemente, Donald Trump emitió una orden para que el mencionado privilegio no saliera a la luz durante capacitaciones empresariales.

Trump prohibe a las empresas hablar de los privilegios de los blancos

A fines de septiembre, el mandatario estadounidense emitió una orden ejecutiva que tenía como objetivo la capacitación en diversidad e inclusión.

La orden ejecutiva prohibió efectivamente a las agencias federales, contratistas y beneficiarios de subvenciones realizar capacitaciones que pudieran promover “conceptos divisivos”, sugiriendo que EE. UU. es “fundamentalmente racista o sexista”, por ejemplo, o “estereotipos o chivos expiatorios de raza o sexo”, que podría abarcar cualquier cosa, desde el privilegio de los blancos hasta el prejuicio inconsciente.

Ante esto, Mack, el fundador y director gerente de McKensie Mack Group —organización que ayuda a las empresas a reformar su cultura a través de la lente del antirracismo y la antiopresión— afirmó que: “Como persona negra, queer, no binaria, el borrador y la marginación sancionados por el estado y federalmente no es algo nuevo para mí”.

Poco después de que se dio a conocer la orden ejecutiva, un cliente, un contratista federal, reafirmó su compromiso de trabajar con la organización de Mack. El cliente utilizaría fondos privados para financiarlo en lugar de fondos federales y no divulgaría su relación con el gobierno.

Aún así, Mack se está preparando para las posibles consecuencias. El Departamento de Trabajo ha abierto una línea directa para que los trabajadores denuncien violaciones de la orden ejecutiva, y Mack sospecha que uno de los empleados de su cliente eventualmente la utilizará.

Es importante que nunca subestimemos la supremacía blanca. No tienes ningún control sobre cómo se va a expresar su fragilidad

Mack, fundador y director gerente de McKensie Mack Group.

Cabe destacar que dicha orden ejecutiva no es inesperada, ya que durante meses Trump ha criticado el movimiento Black Lives Matter y las protestas contra la brutalidad policial.

Durante un discurso en el Museo de Archivos Nacionales en septiembre, Trump preparó el escenario para la orden ejecutiva, denunciando la teoría crítica de la raza y el Proyecto 1619 del New York Times como “propaganda tóxica”.

La orden del presidente estadounidense

La orden presenta una lista extensa de violaciones, pero ofrece poca claridad sobre qué capacitaciones se consideran aceptables.

De acuerdo con Fast Company, para Mack y otros en el espacio de la equidad y la inclusión, la orden es una expresión lúcida de la fragilidad blanca.

La orden ejecutiva es otro intento de apelar a los supremacistas blancos antes de las elecciones de noviembre, y la mayoría de nosotros lo reconoce como más silbidos de perros para los racistas.

Mimi Fox Melton, directora ejecutiva interina de Code2040.

La orden es especialmente disonante en el contexto de un amplio movimiento de justicia racial y una pandemia global que ha impactado desproporcionadamente a las comunidades de color.

Un compromiso de equidad e inclusión a nivel corporativo

Este verano, después de años de detener el progreso, las empresas de todas las industrias finalmente asumieron compromisos serios con el trabajo de equidad e inclusión.

Obtuvimos una afluencia sin precedentes de interés en asociarse con nosotros. Tuvimos que contratar a tres personas más para ayudarnos a responder correos electrónicos y tener conversaciones con empresas interesadas. ¡Fue increíble!

Mimi Fox Melton, directora ejecutiva interina de Code2040.

Michelle Kim, cofundadora y directora ejecutiva de Awaken, vio un aumento de 1,000% en las solicitudes año tras año, tanto que creó una hoja de cálculo de organizaciones de DEI propiedad de negros y consultores negros para redirigir las empresas que se acercaron.

Esa yuxtaposición es muy importante para comprender lo que está sucediendo en este momento. Las organizaciones tenían conversaciones internas a niveles sin precedentes sobre temas realmente difíciles.

Joelle Emerson, fundadora y directora ejecutiva de Paradigm, una firma de estrategia de diversidad e inclusión.

Algunas empresas no se ven afectadas por la orden ejecutiva porque no tienen contratos ni subvenciones federales. Otras pueden no inmutarse, o incluso envalentonarse, por ello, no obstante, ya ha dejado su huella:

Este mes, el Departamento de Justicia detuvo toda la capacitación sobre diversidad e inclusión para todos los empleados y gerentes.

La reacción de las empresas

En una carta reciente, más de 150 grupos empresariales y organizaciones sin fines de lucro instaron a Trump a retirar la orden ejecutiva, señalando que las empresas ya han marcado su trabajo de diversidad e inclusión para cumplir con ella.

Microsoft está siendo investigado por el Departamento de Trabajo sobre una iniciativa para aumentar la representación negra, particularmente en el liderazgo, para 2025. Y la orden ejecutiva ya ha costado clientes a consultores de diversidad o, como mínimo, ha desviado su atención a lecturas detalladas de la orden.

Estamos tratando de comunicar algunas cosas a las organizaciones. En un nivel fundamental, creemos que este orden es inconstitucional y creemos que es propaganda fascista. Mi experiencia es como abogada de derechos civiles y no creo que esta orden sea constitucional. Creo que todo su propósito es reformular y redefinir lo que es la formación en diversidad.

Joelle Emerson, fundadora y directora ejecutiva de Paradigm, una firma de estrategia de diversidad e inclusión.

Todos los consultores con los que hablé se hicieron eco de este punto: que la mayor parte de su trabajo de diversidad e inclusión no viola los términos de la orden ejecutiva.

Ningún consultor de diversidad que se respete a sí mismo iría al frente de una sala y diría que una persona de cierta raza es inherentemente superior a otras”, dice Michelle Kim.“Eso es exactamente lo que estamos tratando de no hacer”.

Pero una nota que acompañó a la orden también cuestiona la terminología específica, que Kim cree que bordea la censura. (Después de que se emitió la orden, un cliente le pidió a Kim que no usara el término “privilegio blanco”, una solicitud que ella se negó a cumplir).

Algunas empresas parecen estar interpretando la orden de manera más amplia de lo que deberían, menciona Emerson, en parte debido a la recomendación del memo de hacer una búsqueda de palabras clave para frases como “interseccionalidad” y “sesgo inconsciente”, para detectar capacitaciones que podrían estar en violación de la orden. Ella está animando a sus clientes a interpretar la orden de la manera más estrecha posible y, si están en posición de violar la orden, a ser valientes y no comprometer sus valores.

No debería haber ninguna controversia acerca de que hablemos del privilegio de los blancos. No debería ser tan divisivo para nosotros poder hablar sobre la realidad de las cosas. De alguna manera, mantener el rumbo y hablar sobre la supremacía blanca se considera desobediencia civil, ahí es donde estamos como país.

Michelle Kim, cofundadora y directora ejecutiva de Awaken.

Ese es exactamente el objetivo de la orden: disuadir a las empresas de participar en este trabajo por completo o arriesgarse a sufrir repercusiones legales, comenta Mack. “Para mí, me parece algo así como, ‘Hagamos algo que pueda resultar realmente aterrador para las personas que hacen un trabajo contra el racismo y están involucradas en hablar sobre la blancura en el trabajo y el poder y los privilegios’, dice Mack. “Y veamos si, potencialmente, esta táctica de miedo puede hacer que dejen de participar en este trabajo”.

La orden también podría afectar directamente el sustento de los líderes de la equidad y la inclusión, las mismas personas que tenían una gran demanda hace apenas unos meses.

Pienso en los trabajadores negros y latinos cuyos trabajos se centraban en la equidad racial y que ahora están sin trabajo y sin atención médica durante una pandemia o están preocupados porque su trabajo no será financiado.

Mimi Fox Melton, directora ejecutiva interina de Code2040.

Y consultores como Kim ya han visto un aumento notable en el acoso en línea y los mensajes abusivos después de la orden. Una persona incluso se tomó la molestia de enviarle una carta por correo.

Algunas personas podrían descartar la orden ejecutiva como una de las muchas pequeñas quejas emitidas por la administración Trump. Pero si la orden ejecutiva es una reacción igual y opuesta a un compromiso colectivo con el trabajo contra el racismo y la equidad, también lo es la guerra cultural en Silicon Valley.

En respuesta al movimiento Black Lives Matter y las conversaciones en torno a la diversidad y la equidad, empresas como Coinbase han optado por excluirse por completo, silenciando efectivamente cualquier cosa que califique como discurso político en el lugar de trabajo.

Esto realmente envalentona esas perspectivas. La orden ejecutiva no solo está legitimando estas creencias, sino que en realidad le está dando mucho más poder para actuar en consecuencia. Les está dando un fundamento legal en el que pararse para aplastar perspectivas más matizadas, complejas y precisas.

Mimi Fox Melton, directora ejecutiva interina de Code2040.

Para las empresas que quieran retirarse del trabajo de equidad racial, menciona Melton, la orden es una invitación a hacerlo. “En los últimos cuatro años, las empresas que solo habían apoyado la equidad racial porque era lo mejor bajo la administración de Obama buscaron alguna razón para abandonar esos esfuerzos. Y creo que esta orden ejecutiva les sirve de más cobertura para que sigan distanciándose. Porque pueden decir que el trabajo de diversidad impacta nuestro resultado final”.

Pero ella no ve eso necesariamente como algo malo. “De hecho, lo veo como un alivio”, dice. “Cuando las empresas hacen pública su falta de interés en la equidad, como las Coinbases de la industria, significa que la gente de color puede evitar trabajar en lugares que son hostiles a su supervivencia. Van a pagar el precio por eso eventualmente, a medida que Estados Unidos se convierta en mayoría de personas de color, pero al menos no va a estar a nuestras espaldas”.

¿Impacto en las elecciones próximas?

Cabe mencionar que esta situación se presenta en la carrera que definirá el triunfo o derrota de Donald Trump en las elecciones de este martes 3 de noviembre.

Hasta el momento las estadísticas en el último debate presidencial entre el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el candidato presidencial demócrata Joe Biden afirman que este último lidera las proyecciones de intención de voto.

Según el promedio de las principales encuestas que realiza el sitio especializado FiveThirtyEight, el 52% de las personas que irían a votar —o que ya lo hicieron de forma anticipada— dice que lo hará por el exvicepresidente, frente a un 43% que se inclina por Trump.

¿Estás acciones estarán afectando la posible baja de Trump en las encuestas preliminares en un país que vive de cerca las consecuencias del racismo?

Racismo y desigualdad evidente

Según datos del portal CNN, las estadísticas de desigualdad racial consecuencia del racismo demuestran el impacto de la problemática.

  • Mayor riqueza de las familias blancas

Las familias blancas tienen significativamente más riqueza que las negras. Las familias negras no hispanas típicas han acumulado solo alrededor de una décima parte de la riqueza de una familia blanca no hispana típica.

  • Ingresos

Las familias blancas tienen generalmente más ingresos que las negras.

El ingreso medio de los hogares negros es un poco menos del 60% del de los hogares blancos.

Desde 2000, la brecha salarial entre los negros y los blancos no hispanos ha crecido significativamente, incluso cuando se tiene en cuenta el nivel de educación, según un informe del Instituto de Política Económica. Los salarios de los trabajadores negros crecieron lentamente desde el 2000 hasta el año pasado, cuando finalmente excedieron los niveles de 2000 y 2007 en todo el espectro de ganancias.

  • Pobreza

Una mayor proporción de la población negra vive en la pobreza. La tasa de pobreza de los negros es más del doble que la de los blancos.

La tasa de pobreza del país de 11,8% en 2018 fue significativamente menor por primera vez desde 2007, antes de la Gran Recesión, según los datos más recientes de la Oficina del Censo.

La tasa de pobreza entre los negros fue del 20,8%, en comparación con el 8,1% de los blancos no hispanos. Ambos números han tendido a la baja durante el resurgimiento económico de los últimos años.

¿Qué le esperará a Estados Unidos y al mundo si se continúa con este tipo de políticas?

“Donald Trump” by Gage Skidmore is licensed under CC BY-SA 2.0

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]