Debes leer... Noticias RSE

Trabajo asesino cobra la vida de 1,9 millones de personas al año

Escrito por Arianne Lira

¿Podría ser tu trabajo asesino? De acuerdo con este estudio las largas jornadas laborales pueden matarte, literalmente.

Japón solía ser uno de los países más conocidos por sufrir la “muerte por exceso de trabajo”, de hecho esto no solo estaba expresado en estadísticas, sino hasta en una palabra propia del idioma: “karoshi”, la cual define este tipo de fallecimiento.

Sin embargo, parece que esto ya no es algo que solo ocurre en otros lugares, recientemente especialistas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han realizado un análisis que ha dejado como conclusión que el trabajo asesino cobra la vida de más de 1,9 millones de personas al año.

Largas jornadas laborales

Tan solo en 2018, Corea del Sur era el país desarrollado con las horas laborales, tenía un promedio de 2 mil 069 horas por año por trabajador. No obstante, en Latinoamérica la OCDE afirmó que se trabajaba aún más en dos países en vías de desarrollo.

Se trató de México y Costa Rica. En el caso de nuestro país, los mexicanos estábamos trabajando 2 mil 225 horas al año, mientras que en Costa Rica el promedio era de 2 mil 212.

Trabajo asesino

Durante la pandemia, México se mantuvo como el país con las jornadas más extensas con 2 mil 124 horas al año, a pesar de la baja que hubo en horas laborales. A este le siguieron en promedio de horas trabajadas por individuo de forma anual:

  1. México 2.225.
  2. Costa Rica 2.212.
  3. Corea del sur 2.069.
  4. Grecia 2.035.
  5. Rusia 1.974.
  6. Chile 1.974.
  7. Turquía 1.832.
  8. Estados Unidos 1.783.
  9. Japón 1.713.
  10. Reino Unido 1.676.
  11. Alemania 1.363

Trabajo asesino: OIT y OMS estudio

La OMS y la OIT han advertido en más de una ocasión que las jornadas de trabajo prolongadas aumentan las defunciones por cardiopatía isquémica o por accidentes cerebrovasculares.

Empero, las mismas organizaciones analizaron por primera vez el impacto de 19 factores de riesgo ocupacional tomando en cuenta, entre otros:

  • Duración de las jornadas de trabajo.
  • Aspectos ergonómicos.
  • Exposición a contaminantes.
  • Exposición a sustancias carcinógenas.
  • Ruido.

La investigación se hizo con información del sistema público de cada país y se concluyó que de forma global, anualmente fallecen aproximadamente 1.9 millones de personas por padecimientos relacionados con su ocupación.

La razón que encabezó la lista fue la sobrecarga de trabajo, vinculada a 750,000 muertes al año, principalmente por su impacto en enfermedades cardiácas y accidentes cardiovasculares.

El resultado es: tener a más trabajadores con padecimientos, que por ende ya no tienen la posibilidad de continuar siendo productivos, lo cual tiene un impacto económico para ellos y las personas que dependen de su trabajo.

De acuerdo con El economista, por tipos de enfermedad, las no transmisibles representan el 81% de los fallecimientos atribuibles a riesgos ocupacionales. Hasta antes de la pandemia, las principales causas de muerte fueron:

  • La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (450,000 muertes).
  • El accidente cerebrovascular (400,000 muertes).
  • La cardiopatía isquémica (350,000 muertes).

Ante esto, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director general de la Organización Mundial de la Salud afirmó:

Se lanzó hoy el primer conjunto de estimaciones conjuntas sobre la carga de enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo: más de 1,9 millones de personas mueren cada año debido a la exposición a factores de riesgo en el lugar de trabajo. Nadie debería morir por su trabajo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director general de la Organización Mundial.

Y añadió:

Nuestro informe es una llamada de atención a los países y las empresas para que mejoren y protejan la salud y la seguridad de los trabajadores cumpliendo sus compromisos de proporcionar una cobertura universal de servicios de salud y seguridad en el trabajo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director general de la Organización Mundial.

¿Resultado de la falta de RSE?

Sin duda. Las empresas juegan un papel importante en esta estadística, ya que las jornadas laborales, a pesar de estar establecidas en los contratos, generalmente no son respetadas y los colaboradores trabajan mucho más de lo que hasta por ley deberían.

Empero, esta no es ninguna sorpresa, sobre todo en un contexto pandémico, ya que tan solo en la primera mitad de 2020 se perdieron el equivalente a 400 millones de empleos a tiempo completo debido a la crisis del COVID-19, un número mucho más alto que el previamente estimado.

Trabajo asesino

Por lo que quienes conservaron su empleo durante la crisis sanitaria, en cantidad de ocasiones han sentido una especie de compromiso extremo y lealtad a la empresa, esto sin importar que las horas de conexión o presenciales hayan aumentado.

Por otra parte, es posible que las empresas estén equivocando su estrategia de trabajo en cuanto a horas laborales, ya que hay estudios que demuestran que trabajar menos horas puede aumentar la eficiencia de los trabajadores.

Ejemplo responsable

Perpetual Guardian, una firma en Nueva Zelanda, decidió realizar un experimento para cambiar esta situación, dándoles a sus colaboradores un día libre más a la semana para descansar, mientras que todas las condiciones de pago y actividades laborales se mantuvieron sin cambios.

Como resultado de estas ocho semanas de prueba, la compañía encontró que los más de sus 200 colaboradores, se mostraron más productivos, felices y comprometidos. Un cambio que aumentó la productividad y desempeño de la empresa hasta un 20%

Jarrod Haar, profesor de gestión de recursos humanos de la Universidad Tecnológica de Auckland, el encargado de medir este experimento, encontró que el trabajo y la satisfacción con la vida aumentaron en todos los niveles, tanto en el hogar como en el trabajo.

Trabajo asesino estudio

Ellos se desempeñaban mejor y disfrutaban de su trabajo más que antes de que comenzara el experimento.

Jarrod Haar, profesor de gestión de recursos humanos de la Universidad Tecnológica de Auckland.

El presidente ejecutivo de la empresa, Andrew Barne, señaló que haber tomado esta decisión fue lo correcto. Sobre todo, cuando todo comenzó a reflejarse a en los reportes de la productividad.

La prueba pone una vez más a flote la cuestión de que las largas jornadas laborales, la prohibición a trabajar desde casa y otros tabúes, no dejan nada positivo para la empresa más que gastos y consecuencias garrafales como miles de pérdidas humanas.

Finalmente Tedros Adhanom Ghebreyesus señaló:

Los gobiernos, los empleadores y los trabajadores pueden tomar medidas para reducir la exposición a los factores de riesgo en el lugar de trabajo.

Los factores de riesgo también pueden reducirse o eliminarse mediante cambios en los modelos y sistemas de trabajo. Como último recurso, los equipos de protección personal también pueden ayudar a proteger a los trabajadores cuyo trabajo no les permite evitar la exposición.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director general de la Organización Mundial.

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

1 comentario

Dejar un comentario