3er Sector

Tiene atrofia muscular y dirige una ONG enfocada en el optimismo

Imagen via Laughingatmynightmare.org

Imagen via Laughingatmynightmare.org

Shane Burcaw es un joven de 22 años que se graduó de la universidad recientemente. Tiene muchos amigos, una novia, una familia muy unida y un particular sentido del humor. Hasta aquí, parece una persona común, pero ¿qué tal si te dijera que es el autor del libro Laughing At My Nightmare y del blog del mismo nombre, que tiene medio millón de seguidores?, ¿y si le agregamos que también es presidente de una ONG y además mencionamos que una enfermedad genética que le impide caminar y hace que sus músculos se degeneren?

Con esta descripción, entendemos que Burcaw es todo menos común, pero al conocerlo más y leer lo que escribe queda claro que su silla de ruedas no es lo que lo define, sino su capacidad para inyectar humor a todas las situaciones, apostando al poder de la risa para mejorar hasta las peores circunstancias.

Al notar la gran popularidad de su página web, en el que cuenta situaciones de su vida diaria que van desde una aventura con su hermano hasta una visita al hospital, Burcaw decidió usar su nueva plataforma para crear un cambio social más amplio. Es por eso que su ONG, llamada LAMN por las siglas de su blog, tiene una doble misión: ayudar a personas afectadas por la atrofia muscular y a sus familias a obtener el equipo necesario para llevar vidas saludables y productivas, y también educar a las personas acerca del poder de una actitud positiva.

Shane tiene la fortuna de contar con los equipos necesarios para realizar su trabajo diario (silla de ruedas, automóvil accesible, etc) y quiere ayudar a quienes no los tienen. El proyecto, que se llama No More Nightmares (o “no más pedadillas”), tiene el objetivo de ayudar a al menos 10 personas en 2015. LAMN acepta donaciones directas y también realiza una carrera anual para recaudar fondos.

Imagen via: Facebook.com/LaughingAtMyNightmareInc

Imagen via: Facebook.com/LaughingAtMyNightmareInc

La otra cara de la organización consiste en la creación de videos y otros materiales humorísticos, además de conferencias que Burcaw ofrece en universidades y demás instituciones, todas con el tema de la superación de la adversidad por medio del humor.

Existen muchos oradores que tienen esta misma filosofía del optimismo y la felicidad, pero lo que hace diferente a Shane Burcaw es que nunca cae en lo cursi, así como la sinceridad con la que discute temas como su pérdida progresiva de habilidades físicas o el temor que le causa un simple resfriado. Además, leerlo es en verdad entretenido. Por ejemplo, una de sus entradas en el blog dice simplemente: “Acabo de usar un popote para defenderme de una araña que estaba en mi silla de ruedas. Posiblemente lo más cool que he hecho jamás. Díganme Aragorn.”

Las OSC no tienen que valerse de historias trágicas o de crear un sentimiento de culpa en el públio, sino que pueden mostrar un lado más ligero de la vida, al tiempo que crean conciencia sobre la importancia de ayudar a quienes lo necesitan.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

1 comentario

  • Definitivamente, personas como Shane son un ejemplo de vida; cuando nos miramos y nos damos cuenta de que no nos falta nada (físicamente hablando), que tenemos salud y medios para interactuar caemos en cuenta de lo subutilizados que estamos; qué más podríamos hacer por los demás???
    La distrofia muscular que tiene Shane no fue por elección; la suya ha sido capitalizar esta discapacidad para ayudar a otros.
    La pregunta es: ¿Qué estás haciendo tú por los demás??

Dejar un comentario