Ambiental

Invertir en soluciones basadas en la naturaleza, esencial para frenar la crisis climática

Escrito por ExpokNews

La crisis climática hace un llamado para mirara a la naturaleza y encontrar soluciones en ella. Entérate de cómo a través de un experto.

Por Santiago Gowland, Director Ejecutivo de Rainforest Alliance.

No hace falta decir que vivimos en tiempos de incertidumbre: una crisis climática que empeora, una pandemia implacable, una pérdida de biodiversidad asombrosa y una pobreza altísima, especialmente en las comunidades agrícolas y forestales.

Si bien estos han sido temas clave en la última cumbre del clima de la ONU, queda mucho por hacer en la implementación de soluciones basadas en la naturaleza, las cuales desde hace dos años, fueron señaladas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU como potenciales reductoras de hasta un 37 por ciento de emisiones de CO2. 

Michael Toolan 

Dada la escala y la urgencia de la crisis climática, que requieren limitar el calentamiento a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, los compromisos recientes que actualmente proyectan un aumento de 2,4 grados Celsius, no son suficientes. Necesitamos ser más ambiciosos en nuestros compromisos y en nuestras acciones si queremos frustrar los peores efectos del cambio climático.

Es tiempo de que los adultos de la sala, líderes mundiales y titanes de la industria, se enfoquen más en actuar y demuestren a nuevas generaciones que podemos hacer mucho más que hablar del cambio climático. Lograr la financiación de los compromisos, especialmente para los enfoques basados ​​en la naturaleza y la adaptación, será un desafío clave.

La Declaración de Glasgow sobre los Bosques, que se hizo al comienzo de la COP26, es un compromiso alentador de 141 países que cubren el 90% del área forestal para detener la deforestación y la degradación de los ecosistemas para 2030. Esta reconoce el papel significativo de las comunidades locales y los pueblos indígenas. Sin embargo, compromisos anteriores similares no han logrado cumplir con los objetivos, como la Declaración de Nueva York sobre los Bosques. Necesitamos que los países institucionalicen sus compromisos y la acción de apoyo de todas las partes interesadas, en particular del sector privado y financiero.

 Graciela Zavala, Rainforest Alliance

Sabemos que la agricultura es uno de los principales contribuyentes a las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Esta impulsa alrededor del 80% de la deforestación tropical. Por lo tanto, el empleo de prácticas agrícolas más sostenibles que no invadan, degraden, ni destruyan los bosques contribuirá significativamente a los compromisos de reducción de emisiones. La agricultura que trabaja con la naturaleza para conservar los ecosistemas naturales promueve además, el almacenamiento de carbono.

La agricultura climáticamente inteligente también ayuda a construir un ecosistema saludable que respalda la producción de alimentos y tiende a depender menos de los productos químicos para el control de plagas y la mejora de los nutrientes del suelo, a través de prácticas agroforestales. Un suelo sano también significa que los agricultores no necesitan abandonar las viejas tierras agrícolas y talar bosques para obtener nuevas tierras de cultivo.

Cuando se trata de la reducción de metano, debemos considerar la reducción de la pérdida de alimentos a nivel de la producción, la venta minorista, los servicios alimentarios y el consumo. Mejores métodos de recolección y tecnología para una mejor planificación y manipulación de alimentos, reducen la pérdida de alimentos durante la recolección.

La producción de carne es fundamental para el tema, ya que es el mayor contribuyente tanto de metano como de la deforestación, especialmente en áreas donde se practica una ganadería excesiva como lo estamos viendo en la selva amazónica, que ha sido fuertemente deforestada. La decisión de la COP26 de reducir el metano en un 30% para 2030 es señal de que debemos consumir menos carne roja como sociedad global, así como también actuar hacia las prácticas agrícolas más sostenibles mencionadas anteriormente.

 Graciela Zavala, Rainforest Alliance

Como alguien que trabajó por dos décadas liderando iniciativas de sostenibilidad en el sector privado, estoy convencido de que las empresas pueden y deben desempeñar un rol principal para impulsar estas transformaciones. Sé también que herramientas como la agricultura regenerativa y la silvicultura comunitaria son efectivas y  escalables, particularmente cuando se centran en las voces de las comunidades locales.  

Los mercados pueden ser actores clave en la reducción de la deforestación a través de la demanda de fuentes sostenibles, incluidas las cadenas de suministro libres de deforestación. Si bien la certificación no es una solución milagrosa, los estándares confiables, como el proporcionado por el programa de certificación de Rainforest Alliance, ayudan a aumentar la conciencia del consumidor y la demanda de productos que provienen de fuentes administradas de manera responsable.

empresa comprometida con la salud

Asimismo, los mercados tienen un papel esencial que desempeñar, invirtiendo y colaborando con otros actores clave a nivel de paisajes. Abordar la deforestación y la degradación de los ecosistemas en las cadenas de suministro requiere de atención a las complejas interacciones de diferentes tipos de actores e intereses en el uso de la tierra.

En Rainforest Alliance sabemos que las comunidades locales y los pueblos indígenas desempeñan un papel de liderazgo clave en los esfuerzos para abordar el cambio climático y preservar los bosques del mundo. También creemos que cualquier intervención, ya sea social, climática/ambiental o económica, debe depender de la construcción de alianzas con las comunidades indígenas y los pueblos locales, así como con los productores agrícolas y forestales, quienes también deben estar en el centro de la planificación, el diseño, la toma de decisiones, la implementación y la vigilancia de estas intervenciones. 

Es indiscutible que hay diversos niveles en los que las comunidades locales y los pueblos indígenas se han involucrado (o no) en las intervenciones y compromisos hacia la sostenibilidad en todo el mundo. Necesitamos un mayor compromiso con esas comunidades, pero también debemos identificar y comprender los diferentes desafíos y oportunidades que enfrentan estos grupos.

Necesitamos escucharlos y comprender sus necesidades para poder integrar verdaderamente el conocimiento local en las intervenciones. Debemos apoyar la participación de las comunidades a través de un financiamiento drásticamente amplificado; así como realizar un monitoreo inclusivo que se adapte a las necesidades de cada región para lograr resultados de impacto.

A partir de todos los acuerdos climáticos de la COP26, necesitamos actuar ahora en una inversión coordinada, con alianzas entre el sector público y privado. Demostremos a las nuevas generaciones que podemos hacer algo más que solo hablar del cambio climático.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario