Esta es una alternativa para «aprovechar» la llegada del sargazo en las costas mexicanas, ¡entérate!

El Caribe mexicano está siendo amenazado por la llegada del sargazo; imágenes satelitales de la Universidad del sur de Florida evidencian que la cantidad de sargazo que llegará a las playas de Quintana Roo será 300 por ciento mayor a la de 2018.

Su llegada masiva podría representar serias pérdidas en la industria hotelera, así cómo daños fuertes a los arrecifes de coral. Además, el sargazo tiene efectos contaminantes cuando se pudre en las orillas de las playas; libera gases y filtra en el subsuelo líquidos residuales con altas cantidades de fósforo o nitrógeno que regresan al agua y terminan con la vida marina.

Por esta razón se han lanzado diversas iniciativas ciudadanas para utilizar este recurso que sale del mar:

Si la vida te da sargazo… ¡Haz tu casa con ello!

Omar Vázquez es un visionario que trabaja con el sargazo desde hace varios años; primero lo utilizó como fertilizante y ahora como ingrediente para hacer bloques de adobe con los que puede construir casas a bajo costo.

Una parte de su casa se convirtió en un laboratorio. Fue ahí donde nació la idea de crear ladrillos formados de tierra, sargazo y materia orgánica resistente a la climatología. Este material aísla el calor y no requiere de aglutinantes entre bloques debido a cuenta con pegamento natural del alga.

«No soy científico, ni biólogo, pero tanto fertilizante y detergente que hemos tirado, aunado al calentamiento global, hacen que cada vez llegue más sargazo. Ahora casi no se va de nuestras platas en todo el año».

La construcción de una casa emplea unas 20 toneladas de algas secas. Así que con la llegada del sargazo en este año a la Riviera Maya, se podrían construir unas 50 mil viviendas.

Responsabilidad Social del emprendedor

Según Omar Vázquez, con el mantenimiento adecuado, sus construcciones duran hasta 120 años en pie.

Estas casas están pensadas para aquellas personas que piensan en el impacto ambiental que genera cada construcción, pero también para aquellas que tienen bajos recursos; una vivienda como la que construye Vásquez tiene un costo alrededor de 150 mil pesos.

Vázquez cuenta con una pequeña fábrica de bloques que emplea a 12 personas de la zona y además tiene un contrato con una constructora para participar en la creación de un hotel boutique en Tulum.

«El enfoque es crear empleo y perfeccionar los bloques para hacer un impacto social y medioambiental positivo”.

Es importante que se creen más iniciativas e ideas para transformar el sargazo, ya sea para hacer suelas de zapatos, papel o materiales de construcción.

Esta empresa transforma el sargazo en zapatos

Renovare es una empresa de León, Guanajuato que se dedica a la fabricación de suelas de zapatos hechas de sargazo.

Su fundador, Jorge Castro Ramos, ha dicho que este calzado orgánico llevó todo un proceso de investigación en conjunto con el Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas, de ahí determinaron cuánta alga es la que se requería para elaborar el modelo, mismo que tiene una vida útil de dos años, aunque puede ser reutilizable.

Cada suela del calzado cuenta con 100 gramos de sargazo y la parte superior está fabricada con botellas de plástico.

 “Para la creación de 20 mil pares requerimos al menos dos toneladas del alga, que se juntan en Quintana Roo para llevarlas a León y realizar el producto final, y las expectativas son realizar este producto de manera mensual, lo que además impactaría en la creación de 100 empleos”, agregó.

El sargazo no es un problema grave: AMLO

A pesar de toda la evidencia del daño que genera el sargazo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), asegura que éste no es un problema grave.

Sin embargo, lanzará un programa llamado «Operación Sargazo 2019» con el que se construirá cuatro embarcaciones que recolectarán el sargazo antes de que llegue a las playas. Para su construcción se destinarán 30 millones de pesos.

«El problema del sargazo se ha magnificado para cuestionar al nuevo gobierno» aseguró el mismo AMLO en la conferencia. Mientras tanto, la investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Liminología de la UNAM, Rosa Rodríguez, aseguró en a Aristegui Noticias no solo que el asunto sí es uno de gravedad para los ecosistemas costeros, sino que el presidente podría estar siendo mal asesorado sobre el tema.

Es momento de que el presidente sea más duro con las políticas ambientales para eliminar este tipo de daños al medioambiente producidos en México, ya que además de afectar a nuestros ecosistemas, también afecta económicamente a las zonas turísticas de nuestro país.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.