El verdadero impacto de la falta de servicios de salud accesibles para la sociedad.

En este espacio, “Fundaciones Empresariales”, hemos abordado varios casos de servicios que en materia de salud ofrecen organizaciones sin fines de lucro atendiendo, con precios accesibles a determinados grupos sociales los cuales no podrían ser atendidos ni por la oferta pública de seguridad social, ni por la privada. En un país donde la cobertura en servicios de salud no está garantizada para toda la población, aquellas organizaciones de la sociedad civil son un bálsamo para quienes no pueden costear los altos precios de esos servicios.

Existe una larga e interesante historia de organizaciones de la sociedad civil como la FEMAP en Ciudad Juárez fundada por la Sra. De la Vega hace más de 2 décadas y cuyos aportes se cuentan por miles en mujeres atendidas, beneficiadas y que han podido emprender una vida independiente.

Otro caso es el de Farmacias de Similares y la Fundación Best que, con las reservas pertinentes respecto a los medicamentos de patente, genéricos y similares, estableció servicio de orientación médica, gracias al cual miles, sino millones, de familias han sido atendidas en consulta médica. La ruta inaugurada por el Dr. Simi, fue seguida por Farmacias del Ahorro y otras marcas.

En materia de cáncer de mamá y cervico uterino hay decenas de organizaciones que atienden a miles de mujeres, desde el experimentado Grupo Reto, pasando por Fundación CiIMAB y llegando a Fucam. Todas estas organizaciones brindan los servicios desde el sector no lucrativo.

Por lo anterior llama la atención el artículo de Maribel Ramírez Coronel publicó en El Economista el artículo “Competencia desleal de Salud Digna” (22 de abril pasado), donde señala que “un creciente descontento entre la industria de laboratorios de análisis y diagnóstico ha detonado el agresivo crecimiento de la marca Salud Digna con sus servicios de diagnóstico e imagenología, salud visual y asesoría nutritiva aprovechando las ventajas fiscales que le da su posición como asociación supuestamente sin fines de lucro cuando en los hechos se está convirtiendo en un emporio con gran impulso comercial”.

Salud Digna nació por iniciativa de Jesús Vizcarra en su natal Sinaloa luego de un profundo estudio del “mercado” o mejor dicho de la oferta de servicios de salud no lucrativos. Claro que hay en Salud Digna algo de la FEMAP porque los modelos relevantes son escalables y replicables, atributo del sector filantrópico.

La iniciativa de Salud Digna nació independientemente de la trayectoria política de Jesús Vizcarra y por su relevancia ha sido postulada en varias ocasiones al Premio a la Filantropía que ofrece la Junta de Asistencia Privada de ese estado y dicho sea de paso hace varios años conocí de cerca por participar como jurado del galardón.

Escribe Maribel Ramírez Coronel con certeza que “…su proyecto de Salud Digna nacido con un objetivo meramente social, sí le redituó al grado de que hoy tiene 60 sucursales en 19 estados del país”, uno de ellos es la Ciudad de México, donde he atestiguado que Salud Digna ofrece precios accesibles. Por ejemplo, mientras que un estudio con mastografía incluida en un laboratorio privado lucrativo tenía un costo de 1,800 pesos, en otra organización no lucrativa el costo era de 980 pesos y en Salud Digna se ofreció en 600 pesos.

La articulista de El Economista señala que Salud Digna “opera como Institución de Asistencia Privada (IAP) y ello le permite gozar de facilidades fiscales y algunos otros beneficios debido a que se entiende que su principal objetivo sería la asistencia social atendiendo a población de bajos recursos económicos. La situación es que la expansión de sucursales de Salud Digna en los últimos años ya no está necesariamente en zonas marginadas, sino en grandes ciudades y en colonias que no son de alta marginación”.

Al respecto no existe ninguna limitación geográfica para que una organización sin fines de lucro brinde su servicio, como tampoco que desarrolle estrategias para ofrecer sus servicios a otras organizaciones o empresas. Por el contrario cuando amplían su cobertura están beneficiando a más familias. El Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico (Comed) estima que Salud Digna está compitiendo en forma “desleal”.

Más bien habrá que analizar el margen de utilidad que tienen los servicios médicos privados lucrativos y la práctica médica privada de doctores que cobran altos honorarios que alejan a las familias de la tradición del “médico familiar”. Se podrá aducir que, los gastos médicos son de los pocos que se pueden deducir hoy, pero no todas las personas presentan declaración anual para recuperar los gastos en el margen que establece la ley del Impuesto Sobre la Renta.

La crítica a la operación (desde lo no lucrativo con las “ventajas que le da por su figura jurídica” a Salud Digna podría llegar entonces a otra IAP, como es la benemérita Cruz Roja Mexicana y señalar que los servicios que ofrece van en contra de los hospitales privados. Resulta que Don Olegario Vázquez Raña empresario de servicios hospitalarios del Grupo Ángeles fue integrante del Consejo Nacional y con su gestión los procesos en la CRM fueron eficientados. Resultaría difícil encontrar sectores sociales que se opusieran a la expansión de las delegaciones de la CRM en todo el país. A pesar de las más de 440 delegaciones aún se necesita que la IAP funde otras en ciudades desatendidas.

El supuesto trato preferencial al que alude Ramírez Coronel que tiene Salud Digna por su condición de donataria más bien debe estimular otro debate: como impulsar desde el gobierno que el sector filantrópico crezca sea robusto y genere no solo servicios de asistencia, sino también ingresos en las familias, que fomente empresas sociales y genere miles de empleos adicionales desde la administración sin fines de lucro. Es decir, necesitamos avanzar en constituir más empresas sociales, sean lucrativas o no lucrativas.

Por otra parte, el “trato preferencial” de IAP como de todas las donatarias autorizadas, Salud Digna, tienen la obligación de llevar prácticas de transparencia y rendición de cuentas, acciones a las que no están sujetas las empresas privadas lucrativas, éstas reportan a los accionistas, las otras al público en general, a los donantes y a la autoridad hacendaria.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo la autoridad hacendaria ahorca más al sector filantrópico basándose en la desconfianza y en algunas malas prácticas que al final está provocando desalentar la constitución de nuevas organizaciones de la sociedad civil.

Una reflexión final. En los Estados Unidos de Norteamérica los servicios de salud son proporcionados en proporciones iguales entre servicios públicos otorgados por el estado, servicios privados lucrativos y servicios privados sin fines de lucro, que además financian importantes investigaciones en el campo de la salud como las que encabeza el conglomerado John Hopkins tanto en servicios médicos como universitarios.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio animó a sus colegas a asistir al evento público que se llevará a cabo el viernes 18 de mayo en el auditorio del Museo Memoria y Tolerancia, del International Committe on Fundrasing Organizations (IFCO) “Construyendo confianza en ambientes de corrupción”, que está dirigido tanto a organizaciones de la sociedad civil que reciben recursos como a fundaciones empresariales y programas de responsabilidad social que destinan recursos de inversión social. La organización anfitriona es Confío, Construyendo Organizaciones Civiles Transparentes, A. C. que es la única asociación mexicana que forma parte de esta red de 17 países, que buscan la promoción y evaluación de su transparencia y las buenas prácticas. El evento iniciará a las 8:30 y acabará a las 15:00 horas. La entrada es gratuita pero es necesario registrarse en www.confio.org.mx

El Tesorero compartió con sus colegas que Citibanamex publicó recientemente un desplegado donde señala que es el banco con mayor compromiso en el país. Ahí se señala que a raíz de los sismos de septiembre ha invertido 500 millones de pesos y ha beneficiado a 5 millones de pesos y en colaboración con sus aliados: Fundación Alfredo Harp Helú, Fundación Televisa y Fundación Coca Cola han entregado 3 mil viviendas, 11 talleres artesanales, 3 mercados, dos escuelas y un hospital.

La Secretaria señaló que la Fundación Ver bien Para Aprender Mejor recién festejó su 20 aniversario. Este es un caso interesante porque nació como un proyecto intersectorial entre gobierno y empresas para dotar de anteojos a niños que no aprovechan la escuela por problemas de visión. Fue tan exitosa esta iniciativa que trascendió a constituirse como asociación civil, caso que muestra la conveniencia de apoyar al sector filantrópico.

El Director de la organización expresó que ha sido muy productivo que todos los candidatos presidenciales se estén involucrando en distintas propuestas de organizaciones de la sociedad civil, lo que hay que leer como un avance de la participación ciudadana no partidista. A ellos puede incomodarles pero tienen la oportunidad de ver otros puntos de vista estructurados, basados en diagnósticos y resultado de estar en la línea de fuego de diversos problemas sociales. Son tiempos de aceptación a la diversidad de promover la tolerancia.

Acerca del autor

Emilio Guerra

1 comentario

  • Estimado Emilio, justo de lo que hablas es por lo que estamos luchando transformar. Habla el Director de AVU Diversión para personas mayores I.A.P. me encantaría platicar contigo, justo estoy por tener una audiencia con Hugo, que me comentaron fue parte del equipo fundador de salud digna. Te invito a ver avudiversion.org y en youtube AVU FIlantropía sostenible y escalable donde buscamos reemplazar el sector de los servicios.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact