RSE

Realizan el 8vo. Foro Internacional de Desarrollo Sustentable

Texto integro del documento que se generó en el 8vo. Foro Internacional de Desarrollo Sustentable “Acciones concretas para la mitigación, adaptación y vulnerabilidad al cambio climático” , que se realizó del 9,10 y 11 de octubre del 2012 en la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI, en la Ciudad de México.

Digno es de reconocer la dedicación y los esfuerzos que en forma permanente grupos de profesionales de la sociedad civil vienen realizando para concientizar a la población e identificar estrategias y acciones encaminadas a enfrentar los problemas del presente y el futuro.

En un mundo convulsionado en el que las problemáticas de seguridad, de inestabilidad económica, de frecuentes sucesos catastróficos y de impactos tecnológicos, surge la duda de cómo acceder a un modelo de desarrollo que ofrezca a las personas y a los países mayor bienestar e incremento de la calidad de vida con sustentabilidad.

Perdido en el mundo de las noticias que privilegia generalmente la nota roja, el escándalo, los enfrentamientos entre grupos políticos y otros tipos de sucesos, una vez más, se ha realizado del 9 al 11 del presente mes, un evento que cada año la Unidad Nacional de Asociaciones de Ingenieros desde 2003 ha denominado Foro de Desarrollo Sustentable correspondiendo al 8º en esta ocasión con el enfoque de identificar acciones para la mitigación, adaptación y vulnerabilidad al cambio climático.

Conjuntamente con Eduardo Sánchez Anaya presidente de UNAI, otros destacados ingenieros que encabezan o han estado al frente de colegios y asociaciones de diversas especialidades de la ingeniería como Víctor Alcérreca Sánchez, Mario Herrera Moro, Raúl González Apaolaza, ing. Sergio Samaniego Huerta, Gral. Ernesto Estrada Bustamante, Alberto Jiménez Merino, Hugo Quintana Espinosa, Carlos Gómez Roel entre otros, se echaron a cuestas la organización de este evento exitoso que congrego en diferentes momentos en la Unidad de Congresos del centro Medico Siglo XXI de la ciudad de Mexico durante esos días a mas de 2000 asistentes interesados en el tema, donde se presentaron en 7 paneles, casi una centena de ponencias y trabajos por investigadores, especialistas y funcionarios de instituciones, Centros de Investigación, Instituciones de Educación Superior y de los tres órdenes de gobierno. Se destaca la presencia durante la inauguración y clausura del maestro Juan José Guerra Abud representante del Lic. Enrique Peña Nieto, Presidente Electo de México, de la Dra. Julia Martínez Fernández representante del Gobierno Federal, del Dr. Enrique Villa Director General del CONACYT, así como de representantes de la UNAM, IPN, SEMARNAT, INE, SEDESOL y de los Gobiernos del Distrito Federal, Puebla, Estado de México, Durango y Quintana Roo entre otros.

El evento en su conjunto se diseño para desarrollarse en 7 paneles con los temas siguientes.

1. El Cambio Climático y la Educación, Investigación Científica y Tecnológica.
2. El Cambio Climático y El Medio Ambiente.
3. El Cambio Climático y El Desarrollo Económico y Turístico.
4. El Cambio Climático y El Desarrollo Social y La Salud
5. La Ley de Cambio Climático.
6. El Cambio Climático y La Seguridad Nacional.
7. El Cambio Climático y El Periodismo Ambiental.

Al Ing. Víctor Alcérreca Sánchez se le asigno en calidad de presidente y con el apoyo del Ing. Jesús Álvarez como Vicepresidente y del Maestro Salvador Meza como relator el diseño y desarrollo del Panel 2 con el Tema Denominado “El Cambio Climático y El Medio Ambiente”. Contándose con la participación de 11 destacados ponentes cuyas presentaciones fueron discutidas con una audiencia promedia de 300 personas, resultando las propuestas de acción que a continuación se presentan:

Intensificar las acciones contenidas en el Programa Nacional de Energía para la diversificación de las fuentes primarias, incorporando con mayor velocidad a la oferta nacional energías renovables como la hidroeléctrica, la solar, la eólica y la mareomotriz, y aprovechar el potencial que representa la biomasa y los desechos orgánicos en general. Dicho programa debe reforzase con medidas para incentivar el empleo de energías renovables en el transporte, el diseño e implementación de un plan armónico para eliminar progresivamente los subsidios energéticos, hasta eliminar el correspondiente a los combustibles para automóviles particulares, e incorporar medidas para el impulso del empleo de energías renovables en general, especialmente para el autoabastecimiento energético en los casos de baja emisión de gases de invernadero.

Fundamental para el ahorro de energía, es el establecimiento de programas para el uso racional a nivel local, regional y nacional en el transporte público y privado de personas, y en el de carga para el transporte de bienes y servicios. Los que deben apoyarse con el desarrollo de infraestructura para impulsar el transporte masivo.

En previsión a los impactos del cambio climático, incorporar el concepto de sustentabilidad e implantar sistemas de alerta temprana en todos los procesos y programas productivos que se apliquen al campo a fin de garantizar el abasto y la suficiencia alimentaria.

Urge frenar la sobreexplotación de acuíferos en el país e instrumentar programas para su recarga y protección, vigilando la aplicación estricta de las normas vigentes para ello. Al mismo tiempo resulta indispensable consolidar y actualizar las acciones para la regulación del uso del agua, así como de los estudios en relación a acuíferos y cuencas con disponibilidad determinada.

Los alarmantes efectos de las sequias causaran más daño en el futuro que las inundaciones, motivos ambos para impulsar el manejo eficiente del agua en el agro y las ciudades, que debe complementarse con la implementación de un programa emergente de reforestación en aéreas prioritarias para la recarga del agua subterránea y de las presas.

Para poder llevar a la práctica la aplicación de recursos ofertados a través del llamado Fondo Verde y del proyecto REDD+, se requiere que tanto las autoridades nacionales como los representantes de los fondos definan los mecanismos y reglas de operación para poder acceder a los mismos.

Es urgente instalar y operar una red estaciones de medición y monitoreo que identifiquen el ciclo del carbono en las selvas y su relación con el cambio climático, que permitan además actualizar el inventario forestal estatal al menos cada 5 años y aporten información sobre los conglomerados excedentes y las áreas deforestadas.

Es necesario implementar programas intensivos de monitoreo y seguimiento del comportamiento de los litorales para tomar decisiones oportunas en relación a sucesos como la erosión de playas, las inundación de zonas bajas, la contaminación de espacios lagunares y del mar, la disminución de las pesquerías y otros efectos relevantes derivados del cambio climático y de las acciones combinadas de carácter antropogenico.

Urge la implementación de políticas de planeación urbana y agropecuaria que obliguen a actualizar los ordenamientos territoriales a nivel local, regional y nacional, y que contemplen los aspectos geológicos, hidrológicos, ecológicos, económicos, de servicios y de vulnerabilidad para detener el caos existente en el desarrollo urbano y las actividades agrícolas.

Se debe frenar el costoso crecimiento expansivo de las ciudades seguido actualmente por los desarrolladores de vivienda, supliéndolo por modelos que fomenten la cohesión social y la consolidación del tejido urbano.

Urge frenar la irregularidad de los asentamientos humanos; los actuales planes urbanos y ambientales han propiciado la especulación de suelo y la apertura de nuevas áreas al desarrollo urbano, en detrimento con frecuencia de áreas con mayor valor ambiental.

Es necesario crear o reforzar aquellos programas, que desde la enseñanza básica y usando todos los medios modernos de difusión, permitan sensibilizar y concientizar a la sociedad en general para adoptar actitudes favorables a la adaptación y mitigación del llamado cambio climático que conlleve a la población en general a actuar con responsabilidad y conducta propositiva; el proceso debe empezar educando a los que hoy día tienen la encomienda de educar en todos los niveles y todas las regiones del país.

Es conveniente que los reglamentos en general, y la sociedad en conjunto impulsen con estímulos económicos y /o fiscales los techos y muros verdes, de preservación de aéreas verdes, y la permeabilidad del suelo.

Elaborar un Atlas de Riesgo para todas y cada una de las regiones del país, utilizando las cartografías digitalizadas e imágenes satelitales disponibles, lo que permitirá tomar medidas en prevención de la ocurrencia de eventos extremos.

Se debe establecer que los instrumentos de política ambiental como los programas de ordenamiento local o territorial se establezca como obligatorio considerar los escenarios climáticos y las vulnerabilidades tales como inundaciones, mareas de tormenta, aludes, etc., para evitar el establecimiento de asentamientos humanos en zonas vulnerables. Adoptar programas concretos para movilizar y reubicar poblaciones y familias asentadas en áreas de riesgo.

Para lograr la actitud de la sociedad que permita la mitigación del cambio climático es necesario tomar conciencia de la cultura de la prevención y buscar el compromiso de todos, incluyendo hogares, empresas y autoridades.

Establecer y operar en tiempo real observatorios del cambio climático por regiones, con la finalidad de proveer de información permanente a la población para contribuir a su educación sobre el fenómeno y facilitar la coordinación de acciones en emergencias.

La identificación de elementos antes no considerados como promotores del efecto invernadero, entre ellos los llamados HFC’s, y las partículas de carbón negras con equivalencias respectivamente de 1,700 y 470 veces superior al CO2, obliga a reconsiderar y actualizar los inventarios de gases de efecto invernadero y establecer programas específicos para la eliminación de dichos compuestos.

Continuar preparando con una mayor frecuencia y participación de un mayor número de involucrados las comunicaciones nacionales de México ante la convención marco de las naciones unidas sobre el cambio climático, divulgando masivamente su contenido y las acciones y ajustes a los programas que en retroalimentación se deriven de los avances o desviaciones observadas.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario