RSE

¿Qué hay detrás de los resultados financieros? Caso OHL México

Será cierto que existe una relación positiva entre el desempeño financiero y la responsabilidad social.

Cada año por estas fechas, las empresas listadas en la Bolsa de Valores Mexicana (BMV) comunican sus resultados financieros correspondientes al cierre del ejercicio previo, lo que permite identificar a cuáles les fue bien y a cuáles mal en términos operativos.

Alcanzar un desempeño financiero sano y sostenible no es poca cosa para las empresas, tampoco es sencillo. Conseguirlo exige ir más allá del marco legal y los procedimientos económicos y contables, pues hay que implementar buenas prácticas corporativas en ámbitos que hasta hace apenas unas décadas se consideraban desvinculados del resultado financiero.

El clima organizacional que viven los colaboradores, las acciones para cuidar el medio ambiente, los apoyos en favor de causas sociales, entre otros, son asuntos que una empresa debe voltear a ver si su meta es reportar resultados financieros sólidos cada año.

“Existe una relación positiva entre la responsabilidad social y el desempeño financiero”. Así de concluyente es un estudio que repasa casi 200 trabajos realizados en los últimos 30 años, el cual lleva por nombre “La relación entre la responsabilidad social empresarial y el desempeño financiero” (Rosero y otros, 2016).

Si esto es así, ¿qué nos dice una empresa que reporta sólidos resultados financieros? Atendiendo a la teoría, significaría que cuenta con buenas prácticas corporativas en materia de responsabilidad social.

Revisemos un caso

Hace unos días, la operadora de autopistas OHL México reportó sus resultados del cuarto trimestre del año pasado y de todo 2016.

No se requiere ser un experto financiero para identificar incrementos en casi todos los ámbitos relevantes.

Por ejemplo, la utilidad neta consolidada –que no es otra cosa que el rendimiento que obtiene la empresa cuando se han descontado los gastos e impuestos– se incrementó casi 10% en 2016 respecto de 2015.

Los ingresos que obtuvo la empresa el año pasado por las cuotas de peaje en sus vías fueron casi 15% más que los obtenidos en 2015, esto significa mayor tránsito en sus autopistas a pesar de los retos que se presentaron en meses pasados, como el fortalecimiento del programa Hoy no Circula.

Entre las vías de OHL México están Viaducto Elevado Bicentenario, Circuito Exterior Mexiquense, el segundo piso del Periférico en el tramo Autopista Urbana Norte. Se trata de uno de los principales operadores en la Ciudad de México, el Estado de México y Puebla.

Pero, ¿qué hay detrás de estos sólidos resultados financieros?

A lo largo del último año y después de una serie de acusaciones sin fundamento, la empresa ha llevado a cabo todo un proceso de fortalecimiento de su gobierno corporativo, el cual implicó incluso la creación de su Dirección de Compliance y el inicio del proceso de nominación de consejeros independientes en las subsidiarias de la empresa.

Otros datos destacados al interior de la organización son el incremento en 36% de la plantilla de mujeres en sólo dos años así como tener 21 mujeres de nivel directivo y gerencial en OHL México contra 78 hombres.

Aunque la participación femenina puede parecer aún menor, debe tomarse en cuenta que apenas en 2014 la Alta Dirección estaba tradicionalmente conformada por hombres además de la prevalencia masculina en el sector de la infraestructura del transporte.

Entre la información de responsabilidad social de OHL México, correspondiente al cierre de 2016, destaca también el lanzamiento de un programa medio ambiental para proteger a la mariposa monarca a través del desarrollo de jardines agroecológicos, en donde podrá descansar y alimentarse antes de llegar a los santuarios.

Las acciones de responsabilidad social de OHL México se han fortalecido recientemente en torno a un objetivo estratégico no sólo para la empresa, sino para la sociedad: el desarrollo de la mujer a través de becas de formación, impulso de proyectos productivos y apoyos para la familia. En esta línea, OHL México contribuyó el año pasado con diferentes organizaciones de la sociedad civil que impulsan el desarrollo de la mujer en el Estado de México.

Entre ellas están Apadrina un Niño Indígena, que apoya a familias mazahuas, y Abriendo Nuevos Caminos, que apoya a madres jóvenes con atención preescolar para sus hijos.

Estos datos no financieros nos ofrecen un entendimiento más humano de la empresa y, sin duda, contribuyeron a dar solidez a los resultados financieros obtenidos.

En conclusión, la responsabilidad social y el desempeño financiero están estrechamente ligados y es posible observar que se cumple esa “relación positiva” entre ambos temas.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario