¡A que nunca se te había ocurrido que las flores que se marchitan pudieran convertirse en esto!

Por Kenya Giovanini

Ya sea en un cumpleaños, un aniversario o el día de San Valentín, todos alguna vez hemos empleado flores como regalo para expresar nuestro cariño hacia una persona, para decorar o para alegrar un espacio. Nos parecen hermosas, nos inspiran; pero cuando el tiempo de vida de estos arreglos llega a su fin y estas comienzan a marchitarse la mayoría de las personas deciden desecharlas o, en el mejor de los casos, prensarlas para conservarlas, pero… ¡A que nunca se te había ocurrido utilizarlas para decorar tu ropa!

Tristemente más del 40% de las flores terminan en la basura pero como dicen por ahí: lo que es desperdicio para unos, es el tesoro de otros y en esta ocasión es nada menos que la diseñadora Cara Marie Piazza quien ha decidido aprovechar este recurso como un valioso regalo.

giphy-2

Cara acude a las florerías, restaurantes y diversos proveedores orgánicos en busca de todas aquellas flores destinadas al bote de basura para darles una nueva vida. Una vez que las obtiene, las utiliza para teñir de manera natural, ropa y accesorios; de esta forma inmortaliza su belleza reviviendo prendas viejas o dándole un color especial a las nuevas.

photo-12

«Si no estuviera tomando estas flores probablemente estarían en la basura. Si una flor empieza a marchitarse, no va a tener una buena vida útil para el cliente, que es, por desgracia, una definición de belleza”, comentó Piazza para The Huffington Post.

Ella trata las telas a través de sesiones de tintes alquímicos, una técnica antigua y Shibori, una procedimiento de teñido que ayuda a formar patrones. La filosofía de Cara Piazza es convertir cada tela en una historia a través de materiales orgánicos y botánicos.

El cambio climático está alterando todos los ecosistemas y a su vez terminando con la vida como la conocemos. Por ello, las empresas y el mundo de la moda están creando nuevas alternativas que ayuden a estabilizar y a cuidar nuestro planeta.

Cara está consciente de esta situación y del daño que hacen los colorantes sintéticos al agua y la toxicidad que tiene en el ecosistema. Estas sustancias también contienen elementos cancerígenos como formaldehído, metales pesados como el zinc y cromo, así como la dioxina, que se piensa que es un disruptor hormonal.

Piazza quiere darle el poder a la gente de tomar estas prácticas para sus propias vidas y volverlos consumidores más conscientes y aprovechen toda la ropa que creían perdida, incluso les propone a las novias una alternativa para que su ramo de boda se transforme en un kimono y puedan disfrutar de ese glorioso día durante más tiempo.

«El ciclo de vida de una prenda es algo indiferente, creo que mucha gente realmente no se cuestiona de dónde proviene cada prenda, ni quién la cosió, mucho menos cuánta agua se utilizó y es necesario tomar en cuenta estos factores.”

Painting petals with petals at @ldbabrooklyn

A video posted by Cara Marie Piazza (@caramariepiazza) on

Cara Piazza comparte la idea de que en ocasiones es agradable sentir que algo fue hecho de manera natural y con dedicación, más si se radica en una gran ciudad donde todo es industrializado.

Existen personas como ella que nos brindan nuevas alternativas, que nos enseñan a aprovechar al máximo todos los recursos, depende de nosotros querer o no integrarlas a nuestra vida.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Buenas tardes:
    Sobre Periferico sur y la calle de Cefiro, junto al Kentuky Fried Chicken, 3 cuadras antes de Insurgentes Sur, hay un contenedor para pilas que nadie a recogido desde hace tiempo, le solicito por favor , vayan a recoger todas esas pilas, ya que están contaminando el ambiente muchísimo.
    Por lo que veo lo puso la delegación y ustedes recogen ese material, pero no lo han hecho desde hace mucho tiempo, es urgente que lo hagan, es un foco de contaminación muy fuerte.
    muchas gracias por su atención.