Entendiendo la Responsabilidad Social Prácticas responsables

Qué es la licencia social: Caso KIA

Escrito por Kenya Giovanini

La licencia social es otra área que las empresas socialmente responsables deben cuidar. Mira cómo lo hace KIA.

Quizá no lo sabes pero la licencia social es uno de los detalles de la responsabilidad social que las empresas deben cuidar extremadamente.

Se le llama licencia social a aquella que “otorga” una comunidad a una empresa para que opere en sus inmediaciones. Esta licencia está íntimamente ligada con las creencias y percepciones que la localidad tenga respecto de la marca y al plan que tenga para operar; no es un documento… es un permiso tácito, es una aceptación o rechazo de la comunidad.

Como podrás ver, el tema es sumamente relevante ya que de aquí depende que las compañías puedan operar en sus comunidades. Por esta razón muchas hacen trabajo voluntario, mejoran el entorno, generan empleos locales, desarrollan conjuntos deportivos, entre otras muchas acciones.

KIA es una de las compañías que reconoce el valor que tiene cuidar y obtener esta licencia social, así que se ha encargado de adoptar e impulsar estrategias en esta materia, que le permitan cuidar e integrarse al entorno en donde se encuentran sus plantas u oficinas corporativas.

Compromiso verdadero

Una de las más recientes iniciativas de KIA, realizada con el objetivo de seguir apoyando al desarrollo regional en Nuevo León, fue una donación al Municipio de Pesquería de 150 millones de pesos.

Esta donación será destinada para el desarrollo de la infraestructura pública en este municipio, así como seguir cumpliendo con el contrato de colaboración entre KIA Motors, el Gobierno del estado de Nuevo León y el municipio de Pesquería.

“Los recursos fueron entregados gradualmente desde el año pasado y se completa la cantidad total el día de hoy. En total fueron 2 exhibiciones, la primera por 72 millones de pesos el año pasado y la más reciente por 78 millones de pesos”, comparte la marca en un comunicado de prensa.

Esta aportación fue dirigida a las autoridades de Pesquería para que pudieran distribuir los recursos de manera eficaz y lograr proyectos, como el cuidado de las calles, adecuaciones viales, construcción de un centro deportivo y mejoras en las comunidades de Santa María y Villas Regina.

“Con este donativo, KIA Motors México busca contribuir con el desarrollo de Pesquería, Nuevo León y sus habitantes, así como elevar su calidad de vida”, señala la empresa.

¿Por qué en Pesquería?

KIA abrió una de sus más recientes plantas precisamente en el municipio de Pesquería. Esta cuenta con 500 hectáreas de terreno, cuatro apartados de producción, espacio para siete modelos de autos diferentes y representó una inversión de 3 mil millones de dólares.

Esta nueva planta en México representa el siguiente paso en la ambiciosa meta de KIA Motors por convertirse en una de las automotrices líderes a nivel mundial.

Mong-Koo Chung, presidente de Hyundai Motor Group señaló que el innovador diseño y calidad de clase mundial que poseen los automóviles producidos en la planta de KIA Motors México serán ampliamente valorados por los grupos de interés o stakeholers, no solo en México, sino en los países a los que se exporten en Norteamérica y Latinoamérica.

Esta planta tendrá una capacidad para crear 400 mil vehículos al año, repartidos entre dos productos inicialmente. KIA además de abastecer a México — tiene como objetivo obtener un 5% de la participación de mercado para el 2020 — señala que el 80% de la producción de esta planta será destinada para proveer a otros países en la región, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico, Colombia y Brasil.

Pesquería cuenta con los sistemas necesarios que podrán entregar un KIA Forte cada 53 segundos, lo que deja 68 unidades listas para comercializarse en una hora y 100 mil unidades listas anualmente.

La nueva planta cuenta con alta tecnología, patente en sus 420 robots que automatizan en un 90 por ciento los procesos de las áreas de estampado, pintura y ensamble. La estructura de la planta es de las más avanzadas en territorio mexicano.

Además, en temas ecológicos, la planta trabaja con iluminación LED que alimenta a la fábrica y ayuda a maximizar la eficiencia térmica de las instalaciones. También cuenta con una planta de tratamiento de agua para purificar y reciclar el agua.

Otras de las innovaciones es un nuevo taller de pintura con un sistema de oxidante térmico regenerativo; a través del cual se canalizan los compuestos orgánicos volátiles del proceso de pintura del vehículo. El sistema purifica el aire antes de liberarlo a la atmósfera, libre de contaminantes.

Así que la planta no solo busca dar mejores oportunidades para la comunidad de Pesquería, también cuida de la huella ambiental que esta planta tiene en el entorno.

Ambos esfuerzos refuerzan su compromiso y la confianza que la comunidad le ha otorgado KIA pero a todo esto…

¿Cómo obtener la licencia social en nuestra comunidad?

Muchas empresas han adoptado el compromiso de procurar y cuidar su licencia social integrando esfuerzos de sostenibilidad que ayuden a cuidar a la comunidad y a mejorar el impacto y presencia de la compañía.

Este tipo de claves abordan desde iniciativas para combatir el cambio climático, alianzas responsables, proyectos de voluntariado y más. Te compartimos cinco cosas que debes tomar en cuenta, si es que quieres lograr ser un caso de éxito como lo es KIA en esta materia.

1. Enfocarse en la causa, no en los síntomas: el dolor en el pecho es un problema, pero lo que es mortal es un ataque al corazón. De la misma forma, las empresas se preocupan por crisis como el cambio climático o la pérdida de biodiversidad, cuando estos son solo síntomas del problema más grande: un sistema que no castiga a las empresas que dañan a las personas y al ambiente. Se calcula que las 3 mil empresas más grandes del mundo causan un tercio de los costos ambientales del mundo. Ejecutar acciones para combatir esto es en lo que hay que enfocarse.

2. Ser estratégico: el problema no se resolverá haciendo tazas de café más verdes o recortando el uso de energía, sino cambiando las estructuras de la sociedad. La definición de una empresa exitosa debe dejar de ser una que “genera ganancias para sus stakeholders” para convertirse en “mejorar la sociedad, generando ganancias”. Este tipo de cambio necesita que se abra un diálogo con la justa directiva, escuelas, inversores, sindicatos, CEO y hasta con la prensa.

3. Alianzas entre OSC: las organizaciones de la sociedad civil son pequeñas, pero existen muchas, y por lo tanto pueden trabajar juntas, uniendo sus conocimientos y su fuerza de trabajo para lograr objetivos más ambiciosos.

Para esto se necesita compartir información, mejorar la comunicación y la coordinación, de una forma que acelere el aprendizaje y promueva ideas innovadoras que aceleren el progreso.

Casi todas las empresas grandes colaboran con OSC, y una comunidad más unida también hará que las organizaciones puedan exigir más de las compañías.

4. Generar alianzas variadas: los ambientalistas deben expandir su círculo más allá de la comunidad “verde”. Se pueden buscar oportunidades tanto con otras OSCs, que se enfoquen en problemas sociales (corrupción, seguridad alimentaria, migración, etc.) y también con stakeholders de las empresas, como clientes, líderes comunitarios o empleados, quienes probablemente ya tengan un interés por temas ambientales.

5. Tener ambición: la tarea no es fácil y no se logrará rápido, pero con unos años de esfuerzo con colaboración creativa y liderazgo se puede cambiar la forma en la que la sociedad entiende a los negocios y su operación. No se solucionarán todos los problemas pero sí será más fácil encontrar respuestas.

KIA ha demostrado que cuidar su vínculo con los grupos de interés le permite ser una empresa confiable y una de las más socialmente responsables. Aunque el camino hacia este éxito no es fácil ni rápido, realmente se requiere que todos los involucrados con la marca se unan a este propósito y ayuden a impulsar proyectos que cuiden de los stakeholders, como del medio ambiente.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario