¿Por qué un niño de 8 años piloteo esta aeronave? – ExpokNews

Descubre la historia de Dionicio, un niño que por primera vez pudo pilotar un avión…

¿Recuerdas qué sentiste cuando te subiste por primera vez a un avión? ¿Nervios, emoción o melancolía porque dejabas una ciudad?

Algunas personas no disfrutan subirse a un avión por miedo a que en el viaje exista turbulencia o que suceda algún imprevisto; sin embargo, existen otros que darían lo que fuera por subirse a una aeronave para llegar a esas vacaciones esperadas o simplemente por el hecho de conocerla por dentro.

Los niños suelen ser los más emocionados a la hora de saber que viajarán en un avión, incluso muchos de ellos juegan a ser grandes y convertirse en un piloto aviador, pues es una de las profesiones más admirables y dignas de reconocer.

via GIPHY

Para Dionicio esto dejó de ser un sueño, ya que gracias a Volaris, a su equipo de voluntariado y a Dr. Sonrisas, consiguió ser piloto por un día. ¿Quieres conocer su historia? ¡Te la contamos a continuación!

La historia de Dionicio…

Dionicio es un niño de 8 años y vive en Cancún, su vida no ha sido fácil ya que desde muy pequeño tiene discapacidad motora. Él pertenece Dr. Sonrisas, fundación sin fines de lucro que se dedica a cumplir los sueños de niños y niñas que padecen enfermedades crónicas y terminales.

¿Te imaginas que te dieran la oportunidad de pilotar un avión? Este fue el sueño cumplido de Dionicio…

Él siempre había soñado con estar en un avión y conducirlo, así como llegar a ser piloto cuando fuera grande, así que mientras logra serlo de manera profesional, con ayuda de Volaris pudo llevar a cabo este sueño de pilotar un avión, por medio de un simulador de vuelo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

¿Características de un simulador de vuelo?

El objetivo principal de un simulador de vuelo es replicar la experiencia de pilotar un avión de verdad.

Según un artículo de la revista Muy Interesante, este tipo de herramientas reproducen fielmente los mandos de controles de las aeronaves convencionales como: las incontinencias que pueden suceder en un vuelo, las maniobras de despegue y aterrizaje; incluso las condiciones meteorológicas a las que se puede enfrentar un piloto.

La herramienta funciona a través de una computadora y cuenta con una pantalla donde se puede ver imágenes virtuales que simula un parabrisas. Este simulador funciona como si se tratara de un videojuego y si se quisiera completar una misión.

Es importante mencionar que los simuladores son utilizados para entrenar a futuros pilotos, para que sepan actuar en caso de alguna emergencia o falla en algún vuelo.

Programa de voluntariado de Volaris

La historia del pequeño Dionicio es una de las 80 actividades que han realizado gracias al voluntariado corporativo de la aerolínea, que solo en 2018 contó con más 1,000 voluntarios. Este es solo un ejemplo de las acciones sociales de la aerolínea de ultra bajo costo, con las que han generado un impacto positivo en las comunidades donde operan.

Pero el sueño de Dionicio también pudo lograrse gracias al apoyo de Dr. Sonrisas, fundación que se alinea de manera puntual a las acciones y programas de Responsabilidad Social de Volaris.

Estamos convencidos que el ejemplo de respeto por las diferencias de las personas nos hará más fuertes y humanos en el gran engranaje que significa nuestra operación.» Enrique Beltranena, CEO y director general de la aerolínea

Desde 2013, Dr. Sonrisas y Volaris han trabajado de la mano y hasta la fecha han logrado consolidar 450 sueños para que niños y niñas con alguna enfermedad crónica o avanzada pudieran conocer el mar, o su parque de diversiones favorito.

Para Dionicio esta experiencia fue inolvidable y la vivió completa, ya que también pudo portar el uniforme de piloto y el pin de distintivo de Volaris con gran orgullo. Con este ejemplo, la aerolínea en conjunto con sus aliados y voluntarios seguirá emprendiendo vuelos y continuará con el compromiso para hacer despegar más sueños.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.