RSE

¿Qué es el periodismo de paz?

¿Cómo pueden los medios, hacer periodismo responsable?

Si tomáramos toda la información que llega a nuestras manos a través de los distintos medios de comunicación y las redes sociales e intentáramos encontrar un común denominador, éste sería probablemente el de la violencia, un tema que por desgracia invade las pantallas de televisores y dispositivos móviles casi a diario y del que difícilmente podemos escapar sin hacer un apagón informativo temporal.

Esta es la problemática que Johan Galtung aborda a través de su modelo del periodismo de paz (Peace journalism) con el que propone un nuevo enfoque para la cobertura de conflictos internacionales y que contrasta con el sistema actual que él llama periodismo de guerra.

El enfoque del periodismo de paz consiste básicamente en dejar de centrar la atención en la violencia abordar los problemas internacionales de forma integral, orientando la cobertura a la transformación pacifica del conflicto a través del estudio de sus raíces.

A través de este modelo, los medios de comunicación realizan un acercamiento interpretativo atenuando las diferencias étnicas y religiosas y contribuyendo a la consolidación de la paz y promoviendo la reconciliación; ofrecen a la sociedad una perspectiva más clara y completa de la problemática, evitan la propagación del pánico y transmiten un mensaje mucho mas acertado.

La búsqueda por reflejar la verdad, logra que el periodismo de paz atienda la opinión de todos los involucrados, en lugar de servir como canal de un soló sector de la sociedad, entendiendo la paz como la solución de un problema donde todas las partes reciben un beneficio y evitando la difusión de la violencia como una herramienta de resolución.

Contraste-entre-war-journalism-y-peace-journalism

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario