Una investigación reveló que la mala calidad de aire contribuye a los bajos niveles de felicidad, ¡entérate!

El consumo de carnes rojas, el uso masivo de los coches, así como fumar e incluso las actividades económicas, producen contaminación.

La contaminación nos deja como consecuencia, secuelas graves en nuestro organismo, tales como problemas en la garganta o incluso en los pulmones, sin embargo, no solo afecta a nivel fisiológico, la contaminación también afecta a nivel emocional.

¿Puede la contaminación del aire influir la felicidad?

De acuerdo con una investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), la contaminación del aire en ciudades como China, puede contribuir al aumento de los niveles bajos de felicidad en la población que habita el país.

Y es que las investigaciones arrojaron que los estados de ánimo expresados en las redes sociales tienden a disminuir cuando esa situación empeore.


La contaminación del aire en ciudades como China, puede contribuir al aumento de los niveles bajos de felicidad en la población que habita el país: MIT

Twittea esta frase.


Los resultados, publicados en la revista Nature Human Behavior, demuestran que los niveles altos de contaminación están asociados a una baja en los niveles de felicidad de las personas.

Según el MIT, a pesar de que China registra una tasa de crecimiento económico anual del 8%, los niveles de satisfacción entre la población urbana de esa nación no aumentan conforme a lo esperado.

Siqui Zheng, líder de la investigación dice que esa condición ambiental, además de ser perjudicial para la salud, rendimiento cognitivo, productividad laboral y resultados educativos, tiene un impacto más amplio en la vida social, así como en el comportamiento de las personas.

«La contaminación también tiene un costo emocional. Las personas son infelices, y eso significa que pueden tomar decisiones irracionales”.

Se ha demostrado, según la especialista, que en los días cuando hay peor calidad de aire, los habitantes tienen mayor probabilidad de realizar actos impulsivos o riesgosos, como resultado de una depresión o ansiedad a corto plazo.

Para llegar a las conclusiones, los investigadores usaron datos en tiempo real de las redes sociales, con el fin de rastrear cómo los cambios en los niveles diarios de contaminación afectan la felicidad de las personas en 144 ciudades chinas.

Además usaron información sobre los niveles urbanos de partículas ultrafinas de las lecturas diarias de calidad del aire que son publicadas por el Ministerio de Protección Ambiental de China.

«Las redes sociales ofrecen una medida en tiempo real de los niveles de felicidad de las personas y también proporcionan una gran cantidad de datos en muchas ciudades diferentes”.

¿Cómo midieron el nivel de felicidad?

El equipo de investigadores recurrió a un algoritmo de aprendizaje automático con el fin de analizar más de 200 millones de tuits etiquetados de forma geográfica de la plataforma de microblogging más grande de China, Sina Weibo.

De esa manera pudieron medir el nivel de felicidad, además de haber aplicado un algoritmo de análisis de sentimiento entrenado en la máquina y calcular el valor de la mediana para esa urbe.

Ellos decidieron fusionar el índice con al concentración diaria de PM 2.5 y los datos del clima, en los que hallaron una correlación negativa entre la contaminación y los niveles de felicidad.

Las principales afectadas ante los niveles altos de contaminación son las mujeres, al igual que quienes tienen ingresos más altos.

Según el estudio, las personas de las ciudades más limpias y muy sucias eran las más afectadas por los niveles de contaminación.

Cabe resaltar que anteriormente dos investigadores de la ciudad de Nueva York dijeron que principalmente el dióxido de nitrógeno de los automóviles diésel afecta los niveles de bienestar de los habitantes de las ciudades.

Los investigadores, Sarah J Knight y Peter Howley han podido demostrar que existe una correlación entre los bajos índices de bienestar y los puntos más graves de contaminación en las urbes.

Sin embargo, ellos utilizaron datos que se obtuvieron de una encuesta de satisfacción de vida en los hogares británicos con el mapa de las emisiones de NO2 proporcionado por el Departamento de Medioambiente.

Por otro lado, según el diario The Guardian, los autores aseguran que el efecto del aire contaminado es “sustancial y comparable al de muchos eventos traumáticos en la vida”. En tanto, agregan que “el aire limpio juega un papel significativo en la calidad de vida”.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.