Academia RSI

¿Por qué esta pulsera cambiará la vida de los invidentes?

La Sunu Band busca empoderar la independencia de las personas con discapacidad visual.

Foto vía dineroenimagen.com

Foto vía dineroenimagen.com

El servicio social en la escuela para ciegos Helen Keller de Guadalajara, en el que participaban los emprendedores Marco Trujillo y Cuauhtli Padilla, les cambió la vida y cambiará, eventualmente, la vida de muchas personas más, pues fue el impulso que necesitaban para crear un dispositivo que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas invidentes.

Sunu es ese dispositivo que comenzó dentro de aquel servicio social. Los niños de la escuela pocas veces jugaban en el patio y solo salían una vez a la semana para sus clases de movilidad. Ambos inventores, Marco y Cuauhtli, crearon el primer prototipo de una pulsera que emitiera vibraciones con el objetivo de promover el juego en los niños.

«Y algo casi mágico sucedió. El primer grupo de niños usando la pulsera comenzó a jugar y resolver rápidamente laberintos con obstáculos creados por el equipo”, comentó Marco Trujillo, CIO de Sunu Band, en el marco del Segundo Hackatón de Periodismo Científico e Innovación en la ciudad de Guadalajara.

Y así, los padres de familia, niños y maestros inspiraron a Marco y Cuauhtli a llevar este prototipo al siguiente nivel.

La Sunu Band, una pulsera inteligente inclusiva que junto con un localizador de objetos busca empoderar la movilidad e independencia de las personas con discapacidad visual.

Este dispositivo es la primera pulsera inteligente que utiliza tecnología ultrasónica para ubicar los alrededores del usuario en interiores con un rango de 2.5 metros y en exteriores con hasta casi 5 metros de distancia; encontrar aberturas o caminos despejados, seguir o evitar con precisión a la gente que lo rodea e indicarle su proximidad a través de vibraciones.

Asimismo la Sunu Band es capaz de indicar la hora a través de un discreto reloj vibratorio y ayudar a encontrar objetos perdidos con el Sunu Tag, un pequeño accesorio localizador que se adhiere a cualquier objeto personal (aunque el Sunu Tag también puede trabajar independientemente, al ser activado desde cualquier celular).

Lo mejor es que utilizar este dispositivo no impide el uso de otros, como el bastón o un perro guía, pues su sonar emite sonido a una frecuencia que es segura para los perros u otras mascotas.

Así funciona

Sunu Band usa un transductor de ultrasonido como sensor de proximidad. La onda de ultrasonido emitida desde el transductor rebota de regreso en los objetos que se encuentran en el camino y dirección del sensor. Entonces, el “eco” generado es detectado por el mismo sensor, y luego procesado y convertido en vibraciones. Estas vibraciones aumentan su frecuencia mientras más cerca esté el obstáculo.

Al respecto, Marco comentó: “(La tecnología) es algo tan pequeño que puede liberar el verdadero potencial de las personas. La tecnología no hace nada, ellos ya pueden volar, nada más necesitan animarse”.

Y hasta ahora todo suena muy bien, pero ¿en dónde se puede encontrar la Sunu Band?

Por ahora la pulsera se comercializa a través de su campaña en Indiegogo, y mientras permanezca activa, Sunu donará una pulsera a un niño de escasos recursos de su lista de instituciones asociadas (como La Escuela para niños ciegos en Guadalajara, México) por cada 99 dólares, en colaboración con Sinec Technologies, su socio de manufactura.

Sin embargo, la realidad es que la pulsera cuesta 250 dólares y, para llegar a más personas, los emprendedores trabajan por ahora con distribuidores de Estados Unidos para comercializar su producto en aquel país, además de colaborar con la Perkins School for the Blind, entre otras organizaciones y fundaciones.

Ahorita el producto es caro, por eso no lo podemos vender a países en desarrollo, pero eventualmente, va a llegar un punto en el que podamos hacer pulseras súper baratas –de menos de 10 dólares–, pero eso nos va a tomar un tiempo”, aclaró Marco.

Los oscuros retos

Lanzar un producto a un mercado muy específico no ha sido fácil para los emprendedores, al respecto, Marco explicó dos retos que se han convertido en oportunidades para él y su equipo:

1. Validación de mercado. “Es complicado cuando estás hablando de un producto disruptivo. No hay ningún otro exitoso que le preceda, no hay algo que se le compare, y lo que hay, que puede ser similar, no ha sido grandioso. No hay muchas empresas grandes metidas en esto, está muy aislado tecnológicamente y muy aislado en términos de negocio, por lo tanto es un poco confuso para los inversionistas comprender o valorar la oportunidad de mercado que hay”.

2. Un nicho distinto. “No estamos hablando del consumidor general. Las personas ciegas –por las limitaciones económicas y por la falta de ‘invasión’ de mercadotecnia en ellas– no son personas consumistas; entonces tenemos que hacerles algo que les funcione, pero para saber que así es tenemos nosotros que hacer un esfuerzo aún más grande para que conozcan el producto”.

Y para que lo conozcas mejor, te dejamos este video para que veas cómo funciona:

Sunu, una pulsera que ayuda a detectar obstáculos a ciegos #ciegos #entrepreneurs #emprendimiento #mexico #entrepreneurship

Un vídeo publicado por Lau Vela (@nohagollamadas) el

Fuente: Dinero en Imagen

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact