RSE

¿Por qué Coca-Cola no es responsable de la obesidad?

Consumo ResponsablePor Cory Acosta

Actualmente México es el país que ocupa el primer lugar en obesidad en el mundo, uno de los países con mayor consumo de refresco per cápita y en séptimo lugar mundial en padecer diabetes tipo 2.

De acuerdo con la Profeco, el consumo promedio de refresco por año es de 450 latas por habitante, por lo que no es sorprendente que de acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón, México tenga el nivel más alto de mortalidad en el mundo por consumo de bebidas azucaradas, con 318 muertes por cada millón de adultos y que una de cada 10 muertes relacionadas con la obesidad en menores de 45 años se asocie con el consumo de bebidas con alto contenido de azúcar.

Pero, ¿cuál es el papel de las compañías refresqueras ante estas alarmantes cifras?

Recientemente la organización El Poder del Consumidor, presentó una denuncia ante Profeco y Cofepris para retirar la campaña “149 calorías” que Coca-Cola lanzó el pasado mes de marzo.

Dicha petición argumenta que la campaña en la que se presentan algunas actividades que requieren las 149 calorías contenidas en una porción de 355 ml de Coca-Cola, es considerada publicidad engañosa, ya que invita al consumo de refrescos a través de mensajes que son presentados como saludables.

¿Realmente esperamos que una compañía tome acción en contra de su propio producto? La respuesta definitivamente es no, nunca. ¿Eso demuestra que la empresa en cuestión carezca de responsabilidad corporativa? Por supuesto que no.

Existen cientos de campañas contra la obesidad que dejan claros los riesgos que el consumo excesivo de refresco tiene para la salud, “The Real Bears”, que presenta osos polares diabéticos, es un ejemplo maravilloso de lo que la creatividad puede hacer de la mano con las causas sociales, y al día de hoy su éxito sobrepasa los 2 millones de visitas a su sitio web y las 50 mil visitas al video tan solo en su versión en español.

Sin embargo, con todo y los esfuerzos que la Alianza por la Salud Alimentaria ha realizado en México a través de su campaña “12 cucharadas de azúcar” y muchos otros ejemplos, el consumo de estas bebidas parece no disminuir en lo absoluto.

El objetivo de los dos ejemplos anteriores evidentemente dista del que tiene de la campaña “149 calorías” de Coca-Cola, que no pretende sumarse a la lucha contra la obesidad a través de erradicar el consumo de bebidas azucaradas, sino de promover la actividad física; una acción que parece contribuir al fomento de una vida saludable, por supuesto sin atentar contra su propio producto.

Coca cola verdeRecientemente en Argentina, la marca anunció el lanzamiento de “Coca-Cola Life” que es la primera de sus bebidas endulzadas con Stevia, un endulzante natural 300 veces más dulce que el azúcar proveniente de la caña. Esta nueva receta disminuye el contenido de azúcar en 250 ml de bebida, de los 27g originales a sólo 9g y apenas unos mililitros de Stevia. Aunque de acuerdo con Stephan Czypionka, director de Marketing de Coca-Cola en éste país, este producto no sustituye a la versión original y constituye sólo una nueva opción dirigida a un mercado distinto. ¿Reducirá esto el consumo de la Coca-Cola clásica? La respuesta aún es un misterio, pero los esfuerzos constantes de la marca por ofrecer alternativas y promover un estilo de vida saludable dejan muy claro que Coca-Cola tiene muy presente la responsabilidad corporativa.

Aunque no hay que perder de vista que la responsabilidad de las empresas termina dónde debería comenzar la del consumidor. ¿Será que la causa de tanta polémica es que aún no tenemos clara esa línea?


Cory Acosta

Asistente Editorial en Expok. Comunicóloga en construcción, por la Universidad del Valle de México. Inquieta por convicción, disfruta del cine y el teatro, pero también de cursos y congresos de música, danza, diseño, mercadotecnia, video, idiomas y lo que se le ocurra.

A veces silente, pero divertida. Amante de la radio, ha participado como locutora y productora en diversos proyectos. Fue coordinadora de contenido en la estación universitaria.

Reciente aliada de la sustentabilidad, lectora profesional y aficionada escritora, se incorporó a este espacio en 2012.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Comentarios

  • es co-responsable utilizando publicidad enganosa y ocultando informacion. Decir la verdad de su producto no es atentar contra el, aunado a que se aprovecha de la baja educacion y de la falta de criterios de decision de muchos sectores y edades, eso es ser responsable ? yo opino que no

  • No tienes ni idea de lo que escribes, me imagino que Coca -Cola, empresa con “Responsabilidad corporativa” según tú, también te habran pagado para escribir estas sandeces como ya lo hicieron en El Pais, te sugiero algo, mejor lee lo que hace tu Coca -Cola en lo oscurito con las comunidades más necesitadas como lo son los indígenas en Chiapas México en esta liga que es solo una de tantas: http://www.ciepac.org/boletines/chiapasaldia.php?id=437

Dejar un comentario