Fundaciones Empresariales

¿Podría una empresa hacer más a través de una fundación?

¿Podría una empresa hacer más a través de una fundación?
¿Podría una empresa hacer más a través de una fundación?

Empresa unida vía Shutterstock

Por: Emilio Guerra Díaz

Se sabe que algunos empresarios, directivos y gerentes de áreas de Responsabilidad Social Corporativa se preguntan hoy si les conviene crear una fundación para canalizar, apoyar y desarrollar sus áreas de vinculación con la comunidad. Para orientar la toma de decisiones se tienen los siguientes 8 puntos que podrían facilitar y sopesar pros y contras.

Vinculación con la comunidad

Al analizar los elementos que integran la vinculación con la comunidad, una empresa debe considerar que hay prácticas que competen a estrategias y acciones que se desarrollan al interior de la empresa pero que adoptarlas establece un vínculo benéfico con la comunidad, es decir, tienen un impacto externo. De tal manera integrar al corporativo acciones de ahorro de energía y agua por ejemplo instalando baños ahorradores, contar con salas y oficinas “inteligentes” con sensores para apagar las luces de manera automática cuando no hay personal trabajando u ocupándola; o bien, alentar prácticas de consumo responsable y elaborar productos con envolturas biodegradables, establecer prácticas de re-uso, re-utilización, reciclaje y reducción de materiales también conforman elementos que se consideran dentro de vinculación con la comunidad. Para llevar a cabo esas acciones no se necesita una fundación. Más bien lo que anima a crear una es la actitud empresarial por apoyar el desarrollo de la comunidad. Para ello la clave se centra en el concepto que absorbe la fundación: Inversión social que administrará y gerenciará a favor de acciones de desarrollo social fuera de la empresa, es decir, en la comunidad.

Doble nómina

Críticos que desde la oficina de RSC se manifiestan en contra de crear una fundación alegan que encarecerá la nómina por disponer de más personal “innecesario”, cuando ellos podrían ejercer el presupuesto de inversión arriba referido. Otros ejecutivos con visión distinta señalan que habrá de crearse la fundación siempre y cuando el personal adscrito a ella deba obtener del público en general los recursos que habrán de pagar sus sueldos y desde luego complementar el presupuesto de inversión social de la empresa con donativos de clientes e individuos pertenecientes a los grupos de interés. Pues no es ni una ni otra. Del presupuesto de inversión corporativo se deben cubrir dos ramos, costes de operación y costes de inversión social. Algunas empresas han seguido la estrategia de nombrar Director(a) de la Fundación al mismo responsable del área de RSC con lo que se evita la doble nómina.

Personal a cargo

Trabajar para la empresa (sociedad anónima) merece habilidades directivas enfocadas al lucro, la productividad, ahorro de costes, etc. Colaborar para una fundación (asociación civil) presupone habilidades gerenciales alineadas a la práctica empresarial pero demanda otras más como son experiencia en sociedad civil, en grupos vulnerables, en problemáticas sociales, marco legal y fiscal del sector filantrópico, desarrollo de proyectos sociales, evaluación de impacto, etc. Por ello siempre es conveniente incorporar a personal con experiencia en este último campo. Ahora bien, se está registrando el fenómeno de feminización que coloca a mujeres el frente de fundaciones empresariales con mayor frecuencia. Esto es sin duda un gran avance y de carácter profundamente positivo porque les permite el acceso a otros campos de desarrollo profesional. Pero siempre hay aristas negativas. En algunos casos se “utiliza a la fundación” solo para cubrir cuotas de género, dar preferencia a un rostro bonito o colocar a amigos o familiares para crearles una plaza laboral, en esos casos no se considera que cuenten con la calificación adecuada en gerencia de proyectos sociales y el resultado es una participación timorata, dispersa, errática y cicatera.

Programas de apoyo

Los programas de inversión social pueden desarrollarse desde la Dirección de RSC o bien desde la fundación. Sin embargo desde el punto de vista de la comunidad hacia la empresa, resultan más convincentes las acciones sociales abanderadas por una fundación porque presupone en la audiencia que hay un desdoblamiento del corporativo donde sus intereses corporativos son a la par igualmente importantes que los comunitarios. Este apartado motiva a preguntar quién debe desarrollar otro programa de vinculación con la comunidad que es de gran relevancia como es el voluntariado ¿La empresa o la fundación? Son dos lógicas distintas con consecuencias disconformes. Desde luego nunca falta la voz que al igual de ser crítica es desinformada que acusa que “las empresas crean fundaciones para evadir impuestos”. Esos censores no comprenden que ¡las donaciones se hacen antes de pagar impuestos!

Presupuesto de inversión

Si ya es difícil que una empresa destine un presupuesto anual con los fines señalados en el punto dos, más complejo resulta convencer a sus directivos a crear un fondo de inversión al estilo de las grandes fundaciones internacionales que asignan recursos en forma sostenida y anticipada para poder sortear en tiempos de crisis la falta de liquidez. Hace falta impulsar una cultura de financiamiento de fundaciones empresariales que les permita estructurar un fondo patrimonial. Esta práctica no es común en México porque la empresa está interesada en tener control total del dinero. Pero las buenas prácticas han demostrado que apostar y transferir recursos a un fondo patrimonial es una medida atinada para disminuir presiones cuando marchan mal las cosas para el corporativo y para la permanencia de la fundación en el tiempo.

Reputación e imagen Corporativa

Si aumentar el prestigio es el fin de una empresa para crear una fundación, entonces no lo haga. Sale muy caro. Mejor acuda a las repetidas prácticas para que sus agencias de publicidad le posicionen en la confianza del público a través de campañas publicitarias. Una fundación agrega valor a la empresa precisamente por los puntos antes descritos. Una fundación es un puente entre la empresa y la comunidad que entiende los lenguajes de ambas partes, las concilia pero también las potencia. Una fundación bien llevada genera por añadidura prestigio al corporativo. En una campaña se apuesta al corto plazo, con una fundación se vislumbra el largo periodo.

Relativa independencia

Empresa que crea una fundación se mueve en los terrenos de la sociedad anónima (corporativo) y la asociación civil (fundación). Estas lógicas distintas de figura legal marcan para la fundación de una relativa independencia que tiene aspectos positivos para salvaguardar el patrimonio fundacional si la empresa quiebra o es nacionalizada. Pero hay un aspecto de mayor profundidad. La sociedad anónima se mueve en el terreno lucrativo, la asociación civil en el de la economía social. Respetar esa relativa independencia y apreciar la dinámica de trabajo en lo no lucrativo puede dar importantes lecciones al corporativo para avanzar en nuevos negocios, innovar en servicios y seguir a la vanguardia por atender y entender a la comunidad. La fundación puede persistir más allá de una gran dificultad financiera de la corporación.

Donaciones en especie

Las donaciones en especie que hace la empresa se hacen a partir de bienes y servicios que son propiedad de la corporación. Asignar que la fundación los distribuya resulta una función relativamente de relaciones públicas porque aquella no puede dar lo que no es de su propiedad. En cambio si puede dar seguimiento a los usos que se dieron a esos bienes o servicios donados por la empresa. Con lo anterior se comprende el papel de “auditor social” que ejerce la fundación entre beneficiados y corporativo.

Estos son algunos elementos a considerar. Si requiere asesoría para delinear sus esfuerzos y crear una fundación contacte a los especialistas de Expok.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio externó una felicitación por el X aniversario de la creación de la Fundación CMR, que se ha dedicado a impulsar el combate al hambre mucho antes de la Cruzada Nacional del actual gobierno. La enseñanza de este cumpleaños es que demuestra cómo la iniciativa privada tiene interés en financiar proyectos de nutrición de organizaciones filantrópicas que suman esfuerzos a responsabilidades de gobierno. Si hubiese mayor visión gubernamental se empoderaría con mayor fuerza a la sociedad civil, dijo el presidente.

Al respecto la Secretaria del Consejo Directivo expresó que en esa misma línea de trabajo se encuentra el esfuerzo que hizo la Fundación AXA y Un Kilo de Ayuda quienes abrieron un comedor comunitario en el Estado de México.

El Tesorero señaló que también habría que felicitar a la Fundación Pro Empleo Productivo que recién estrenó instalaciones en León, Guanajuato. Esta ha sido una organización clave en apoyar el emprendedurismo en grupos sociales vulnerables, marginados o que están amenazados a fin de que creen una actividad económica propia.

El Director de la organización señaló que el encuentro Tras El Fondo que se llevó a cabo la semana pasada en Jalisco y que fue organizado por la Fundación Majocca y el Instituto Jalisciense de Asistencia Social rebasó las expectativas de los asistentes y escuchó decir a muchos de los asistentes que los ponentes eran frescos, jóvenes con experiencia y por fin se mostraban otros liderazgos que se están desarrollando en el sector filantrópico.


emilio guerraEmilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Comentarios

  • Emilio, tu columna me recordó lo vivido en esa empresa de medios que buscaba presumir su RSC por el simple hecho de haber sido acreedora del distintivo que se otorga, pero sin el menor conocimiento y sin la mínima conciencia de lo que implicaba. Sólo se cumplieron los requisitos. Considero que el proceso que se realiza para entregar dicho distintivo de ESR o para aprobar la creación de una “Fundación Empresarial” debe ser mucho más estricto, minucioso e indagatorio por parte de la autoridad, con la finalidad de que se garantice el cumplimiento al objetivo y se ubique a dichas empresas sobre la responsabilidad que adquieren. Saludos!!

  • Gracias María. Si persiste en algunas personas visiones distintas respecto si la RSC es un fin o medio. Cuando se toma como fin devienen otro tipo de estrategias que buscan más que hacer, publicitar. Gracias por ser una lectora regular de la columna. Saludos.

Dejar un comentario