Academia Ambiental

Periódico, el nuevo combustible

Escrito por Expok

Mexicanos crean bioetanol para suplir la gasolina y contribuirá con el cambio climático.

shutterstock_60062953

Por iniciativa propia, estudiantes del octavo cuatrimestre de Ingeniería en Energía y Desarrollo Sustentable de la Universidad del Valle de México (UVM) campus Coyoacán, crearon bioetanol con papel periódico, con lo cual se podría llegar a sustituir la gasolina, informó el colegio en un comunicado.

Los automóviles que circulan en nuestro país tienen catalizador para aprovechar el bioetanol, pero sólo hasta un quince por ciento, es decir, sería un ochenta y cinco por ciento de gasolina y el resto, bioetanol. Pero, gracias a la tecnología desarrollada por el grupo de alumnos, un vehículo puede consumir el cien por ciento de etanol, indicó la doctora Adriana Roldán Martín, coordinadora del proyecto y docente de dicha casa de estudios.

En entrevista para SinEmbargo, la especialista destacó que el proyecto contribuirá “con el cambio climático, que es la generación de gases de efecto invernadero, estamos disminuyendo aproximadamente el 40 por ciento, este sería uno de los beneficios; otro sería que ya no dependeríamos tanto de los combustibles fósiles, sino ya estaríamos teniendo una opción dentro de los combustibles orgánicos y tendríamos un uso diferente para el uso del papel”.

Para obtener el bioetanol, el proceso que desarrollan los estudiantes Alexys Stephanya Nájera, Ariel de Jesús González, Roberto Carlos Muñoz y Delia Calderón Crespo, consiste en una digestión ácida del papel periódico, posteriormente una fermentación y finalmente una destilación.

Para llegar a este punto, el grupo de investigación comenzó a realizar estudios a otro tipo de materiales como el cartón y el papel de revista desde marzo del año pasado, no obstante, el periódico resultó ser el más adecuado para el proyecto, tanto por sus componentes, como por su precio comercial. En septiembre de 2015 fue cuando comenzaron a ver los frutos de su análisis.

“Al principio, para producir el bioetanol necesitamos el papel periódico, agregamos ácido sulfúrico al setenta y cinco por ciento para eliminar la tinta, esto hace que el papel se desintegre de manera inmediata; enseguida utilizamos agua destilada a punto de ebullición, hidróxido de sodio para neutralizar la sustancia”, refieren los alumnos involucrados, quienes aprendieron este proceso en la materia Biocombustibles, en la Ingeniería en Energía y Desarrollo Sustentable.

Los alumnos comenzaron a trabajar en el proyecto desde marzo del año pasado. Foto: Especial.

“Utilizamos un indicador universal, esto es para ver si realmente la reacción de bioetanol funciona. Después de la neutralización se pasa a un fermentado, éste dura aproximadamente una semana, enseguida sacamos y calentamos para obtener la celulosa del papel, posteriormente destilamos para finalmente obtener el bioetanol; la función de la destilación es eliminar el agua a la mezcla que tenemos para obtener el bioetanol más puro”, explicaron.

UN RESPIRO PARA EL PLANETA

La doctora aseguró que el método de creación de bioetanol con residuos que ya no tienen valor comercial y que pueden reusarse, como es el caso del papel periódico, favorecerá incluso a las metas del Plan Nacional de Desarrollo: “en 2024, México tiene que depender nada más del 65 por ciento de los combustibles fósiles y este es un gran proyecto que tiene potencial para fabricar bioetanol”.

Comentó que en este momento existe un programa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que puede proporcionar un financiamiento al proyecto que desarrollan los alumnos de la UVM. “Hay un programa que Conacyt firmó con la Secretaría de Energía (Sener) y con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para elaborar biocombustibles, en el que se ofrece financiamiento de proyectos, siempre y cuando esté bien planteado. Si Conacyt considera que es viable la ayuda, aquí podríamos empezar a elaborar el biocombustible”, dijo.

Sin embargo, reconoció que para el despegue del proyecto “haría falta apoyo económico para colocar una planta a nivel industrial y así poder producirlo, además, que con las políticas de México se permita mezclar la gasolina que comúnmente utilizamos, con este combustible que sustituiría a muchos aditivos para darle un mejor rendimiento a los vehículos”.

Hace tiempo, en México se produce bioetanol a partir de la caña de azúcar, el sorgo, entre otros, y ahora, en los laboratorios de la UVM, es producido con deshechos de papel periódico. Roldán Martín explicó que ingenierías como Energía y Desarrollo Sustentable son el futuro en México, ya que es una carrera que marca pauta.

“Este proyecto de producir bioetanol a través de papel periódico nace como una iniciativa de los jóvenes, en este caso yo los apoyo, los llevo de la mano, pero la iniciativa es de ellos”, reconoció.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario