Notas

Nuestro karma

Por: Leopoldo Lara Puente

“Muerte, Bardo y Renacimiento”, así se llama el seminario en el que participo este fin de semana.

Lo imparte Marco Antonio Karam, presidente de Casa Tibet México y quien, además de ser un maestro budista y consejero espiritual, ha desarrollado una luminosidad que le permite visualizar con una claridad prístina conceptos que en occidente aún nos están vedados y restringidos.

El tema de la muerte es de por sí duro y agreste y sujeto a la evasión como respuesta cuando nos la cuestionamos; sin embargo, entre ayer y hoy lo estamos discerniendo desde una perspectiva más fresca y sana que cuando se le ve como una pérdida absoluta y sin retorno. Gracias a su manera de compartir las enseñanzas que tradiciones milenarias y nuevos estudios científicos han abordado, hoy nos es posible comprender que una gran parte de la humanidad no ve en la muerte un fin, sino un tránsito de la conciencia hacia otros estadios de vida y que esa visión es completamente surgida de la razón y no de una revelación o dogma.

Hacer estas reflexiones además, en una casa de estudios, como es la Universidad de Texas A&M Internacional en Laredo (TAMIU), le confiere una especial certeza, ya que forma parte de un plan de estudios que cada vez cobra más adeptos en el mundo: los estudios de la conciencia.

Por un florecimiento del karma colectivo (ese concepto que permite entender la razón y responsabilidad de los sucesos, ligado a nuestras propias acciones previas) en la Región Laredo hemos logrado, gracias al entusiasmo y empeño de algunas y algunos de nuestros compañeros, que el estudio y reflexión de tradiciones milenarias como la tibetana, dedicada al estudio de la mente o de la conciencia, hayan logrado permear de manera gradual entre muchas personas interesadas en lograr la felicidad permanente a través de entender que ésta no surge de eventos o condicionamientos externos sino de nuestra propia percepción de las cosas.

La buena noticia es que en el proceso, valores como la paciencia, la tolerancia, la compasión y el amor bondadoso van formando parte de una colección de emociones y sentimientos más claros y reales, que sin duda fortalecen nuestra vida en comunidad.

Hoy conté casi cuarenta asistentes a este seminario; son más que los doce que había hace más de diez años, cuando asistí al primero en esta región tan necesitada de respuestas, en donde los prejuicios y el sufrimiento conviven como uno solo.

Lo que me queda claro es que eso no se debe a la suerte, ni es producto de la casualidad, sino más bien tiene que ver con el interés y el ejercicio ético por lograr mejores condiciones de vida en nuestra sociedad, más enfocadas a incrementar la inclusión, el respeto, la tolerancia y el amor, por encima de los apegos sin sentido, de la felicidad momentánea y del sufrimiento irracional.


leopoldo lara puente

José Leopoldo Lara Puente

Candidato a Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, España, Leopoldo Lara Puente es un Notario Público tamaulipeco que se ha distinguido por ser promotor del capital social y del ejercicio de los ciudadanos en las acciones públicas. Fundador de diversas organizaciones de la sociedad civil y empresariales, actualmente es editorialista de un periódico de su localidad, desde donde nos comparte sus propuestas y experiencia ciudadana.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]