Conoce la estrategia de responsabilidad social corporativa para contribuir a evitar el problema de migración en zonas fronterizas

Mensualmente miles de mexicanos intentan cruzar la frontera en busca de vivir “el sueño americano”, que consiste principalmente en lograr una estabilidad económica y con el tiempo prosperidad personal y/o familiar, ¿pero realmente es necesario vivir en Estados Unidos para cumplir con este objetivo?

¡No cruces la frontera!

Todas esas personas que tratan de cruzar la frontera de forma ilegal se enfrentan a lo largo del camino con peligrosas situaciones como asaltos, secuestros, violencia, deshidratación, la fauna o el clima extremos de la región, por mencionar algunas, que ponen en riesgo su vida; imposible que esta sea la mejor solución.

Hablemos un poco de migración.

Actualmente, un poco más de 11 millones de mexicanos viven en EEUU. Existen muchas comunidades fronterizas habitadas en su mayoría por mujeres, niños y personas de la tercera edad debido al fenómeno migratorio; los jefes de familia cruzan la frontera en busca de mejores oportunidades y en ocasiones no regresan, dejando a su familia desprotegida.

Hay pocos datos acerca de los delitos cometidos a indocumentados durante su trayecto, dado que gran parte de los mismos no se reflejan en denuncias, sin embargo, de acuerdo con un informe especial de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en 2011, se estima que 20 mil migrantes son secuestrados al año, y la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (REDODEM) reportó que ese mismo año, 1,768 de los 30,321 migrantes atendidos en los albergues de la institución, señalaron haber sido víctimas de algún delito, entre robos, extorsiones, secuestros y lesiones.

Para mejorar esta situación es necesario pensar en opciones y modelos para las personas que sienten que la única solución a su situación económica es cambiar de residencia y cruzar la frontera, arriesgando su seguridad y la de su familia.

¿Cómo involucrar a las empresas y hacer de este tema una estrategia de responsabilidad social corporativa?

Una estrategia de RSE

A continuación te compartimos el caso de la compañía cervecera Grupo Modelo, que decidió tomar la migración en los estados fronterizos como una causa de responsabilidad social y hacerla una estrategia integral.

Percibiendo el fenómeno migratorio de todo el país, pero principalmente de algunas ciudades y comunidades del norte de México, Grupo Modelo decidió lanzar la campaña ¡No cruces la frontera! Y ofrecer una opción de desarrollo a través de sus Modeloramas.

Partamos explicando qué es un Modelorama. Se trata de una tienda de conveniencia especializada en la venta de cerveza con un catálogo de marcas de la empresa y productos diversos.

Grupo Modelo, a través de su fundación tiene el objetivo de generar un impacto positivo por medio de tres pilares fundamentales: consumo responsable de alcohol, cuidado del medio ambiente y acciones en las comunidades donde opera.

La iniciativa “¡No cruces la frontera!” de los Modeloramas para tratar el tema de migración se desprende precisamente del último pilar “acciones en la comunidad”.

¡No cruces la frontera! Pretende que las personas puedan vivir “el sueño” pero en los Estados Unidos Mexicanos y que no tengan la necesidad de emigrar al país vecino, o que los repatriados o que aún se encuentran allá, puedan regresar con sus familias con una atractiva oportunidad.

“Como compañía privada lo que podemos hacer es ofrecer una oportunidad a esta gente, que quiere regresar a México para que pueda emprender un negocio”. Asegura Gustavo Assumpcao, CEO de Grupo Modelo México.

Modelorama es una excelente opción de negocio familiar que no requiere de una gran inversión y está respaldada por una gran y sólida empresa.

A las personas que deciden tomar esta opción, Grupo Modelo les pone todo para poder echar a andar su negocio: el lugar, la pintura, el equipo de refrigeración, los anaqueles y el modelo de negocio. Los nuevos empresarios únicamente tienen que preocuparse por llenar los refrigeradores y empezar la operación.

El objetivo de la empresa es seguir generando oportunidades de negocio y desarrollo para que menos gente tenga que dejar a su familia y migrar, y al mismo tiempo incrementar el alcance de su producto.

Grupo Modelo identificó a un grupo de riesgo, que en este caso son las personas que están pensando en migrar o que han vuelto repatriados; les ofrece integrarlos a la cadena de distribución para lograr una mayor y las familias beneficiadas tienen acceso a una fuente propia, segura y creciente de ingresos.

Gracias al movimiento ¡No cruces la frontera! hay muchos testimonios de personas que han mejorado su calidad de vida y que están logrando cumplir el gran sueño mexicano.

De acuerdo con una entrevista de Milenio, el director general de Modelorama afirmó que los nuevos empresarios a través de este modelo de negocio ganan una cifra de doble dígito “es un ingreso muy estable” agregó. “Incluso hay empresario que están abriendo u operando más de un Modelorana”.

Los franquicitarios únicamente tienen que hacer una inversión de alrededor de 5 mil pesos. Grupo Modelo tiene la meta de abrir mil Modeloramas este 2018 y así, continuar creciendo como compañía, compartiendo su éxito e impactando en el desarrollo de cientos de más familias mexicanas.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.