Debes leer... RSE

Narcocultura: Capos quieren registrar nombres como marcas

Quieren obtener los derechos de exclusividad de la palabra “narcos”, ente otros nombres, ¡entérate!

Los nacrotraficantes como Rafael Caro Quintero, Joaquín “El Chapo Guzmán” Loera, Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”, Miguel Ángel Félix Gallardo y Pablo Emilio Escobar Gaviria, no solo quieren destacar por ser parte de los grupos criminales con influencias internacionales, también desean trascender como marca.

Tal es su propósito que algunos de ellos ya han tramitado la inscripción de sus nombres, apodos, rostros, firmas, e incluso huellas dactilares, como marca registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

De acuerdo con El Universal, los capos quieren obtener la exclusividad de la palabra “narcos”; el nombre de la organización delictiva Los Zetas; o nombres como El Señor de los Cielos, La Reina del Pacífico y La Reina del Sur; personajes como Tereza Mendoza, La Mexicana e incluso la imagen y nombre de Jesús Malverde, quien es conocido como el patrono de los narcotraficantes, esto con el fin de usarlos como denominaciones y logotipos de productos, que van desde bebidas alcohólicas, artículos religiosos y filmes cinematográficos hasta prendas de vestir y joyería.

En los últimos años, estos nombres han circulado en series de televisión, películas de cine y hasta diseño de modas, pero no todos han tenido éxito.

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) ha rechazado la mayoría de las solicitudes, argumentando que existen impedimentos legales establecidos en las leyes de la Propiedad Industrial y de Derechos de Autor.

El instituto dice que se niega a inscribir las marcas con estos nombres porque tienen referencias ligadas a personajes que atentan contra la moral y el orden público.

Entre los que sí obtuvieron el registro se encuentra Ernesto Fonseca Carrillo, conocido como “Don Neto”, quien es fundador del extinto Cártel de Guadalajara en la década de los 80. En 2009 registró su nombre para ser usado como marca en bebidas alcohólicas, para lo que el instituto no encontró impedimentos y le otorgó la concesión.

Por otro lado, la pareja sentimental de Rafael Caro Quintero, Diana Espinoza Aguilar, también registró su nombre y fue rechazado, ya que no contaba con facultades para adjudicarse el nombre del capo; no obstante, Caro Quintero emitió una carta poder otorgándole facultades para cederle los derechos.

Uno de los casos más recientes es el de Miguel Ángel Félix Gallardo. Hace unos meses el instituto recibió la solicitud, sin embargo, aún no emite pronunciamiento y resolución sobre la concesión.

Respecto a la marca de Joaquín El Chapo Guzmán, el registro se lo adjudican dos personas: la hija del capo, Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, y su esposa, Emma Coronel Aispuro; sin embargo, el nombre e imagen fueron registrados en diferentes modalidades.

En 2011, Alejandrina Gisselle Guzmán intentó llevar a cabo el registro como “El Chapo Guzmán” y “Joaquín El Chapo Guzmán”, pero el IMPI informó la negativa, debido a que había impedimentos legales para el registro.

A pesar de esto, en abril del pasado 2019, la hija del narcotraficante preso en Estados Unidos, lanzó una línea de ropa inspirada en el nombre e imagen de su padre. Algunos de los trámites aún están en litigio.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario