Mourinho también está siendo investigado por la Fiscalía, estas son las razones

El ex entrenador del Real Madrid, José Mario Mourinho Dos Santos engañó al fisco con un millón de gastos ficticios.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra el ex entrenador del Real Madrid, José Mourinho por dos delitos contra la Hacienda Pública relacionados con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) entre 2011 y 202, la cual asciende a 3,3 millones de euros: 1.611.537 euros correspondientes a 2011 y 1.693.133 euros, a 2012.

Según el escrito de la fiscalía, Mou se sirvió de una estructura societaria “con el objeto de hacer físicamente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen”. El portugués adquirió la condición de residente fiscal en España, “pero con el ánimo de obtener un beneficio ilícito”, de acuerdo a la denuncia de la Fiscalía, presentó en plazo sus declaraciones de los ejercicios 2011 y 2012 sin declarar sus ingresos procedentes de la cesión de sus derechos de imagen.

Por otra parte, el fraude corresponde a sus ingresos por derechos de imagen y que para ocultarlos a la Hacienda española Mourinho también empleó una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes. Además, esos derechos habrían pasado luego a una sociedad irlandesa controlada por el representante Jorge Mendes.

«Todas estas estructuras societarias fueron utilizadas por el denunciado con el objeto de hacer físicamente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen», afirma la denuncia de la Fiscalía.

¿Recibió alguna notificación?

El 23 de julio de 2014, Hacienda informó al portugués de que se le iban a investigar sus declaraciones de IRPF de los ejercicios 2010-2012 y de No Residentes de 2013.

El 3 de julio de 2015, Mourinho firmó un acta de conformidad en la que ya reconocía la falta de declaración de parte de los derechos de imagen y accedía al abono de una sanción de 1.146.307,83 euros.

Mourinho emitió un comunicado

En referencia a la acusación de la Fiscalía de Madrid, el entrenador del Manchester United aseguró que hasta hoy la Fiscalía no se ha puesto en contacto con él y que durante su estancia española pagó “más de 26 millones de euros en impuestos con una tasa media superior de 41% y aceptó propuestas de regularización en 2015 relativas a los años 2011 y 2012 y resolvió un acuerdo por la situación relativa al año 2013”.

Gestifute, la agencia del superagente Jorge Mendes, ha emitido un comunicado con el acta de conformidad de Mourinho firmado el 3 de julio de 2015. Sin embargo, la denuncia de la fiscalía sostiene que no declaró entonces una sociedad en Nueva Zelanda y por eso le acusa de defraudar 3,3 millones.

Empresa de Nueva Zelanda

Hacienda descubrió que una de las sociedades empleadas en el trasiego de derechos de imagen era en realidad propiedad de Mourinho. El dinero de esta empresa lo escondió en Nueva Zelanda usando a su mujer.

La sociedad en Nueva Zelanda como esos gastos ‘inventados’ fueron revelaciones publicadas en EL MUNDO el 3 y el 4 de diciembre pasados, respectivamente.

Mourinho las omitió en la primera investigación que Hacienda ya había dado por cerrada, pero, tras conocerse, han dado para un nuevo expediente de la Agencia Tributaria que, a diferencia del primero, ha desembocado en una denuncia de la Fiscalía, es decir, en un proceso penal que podría implicar penas de cárcel.

El mismo caso con Messi

El máximo tribunal español confirmó la condena de 21 meses de prisión y una multa de más de 2 millones de dólares por fraude fiscal para el futbolista del Barcelona Lionel Messi.

El cinco veces jugador mundial del año, fue condenado por un tribunal de Barcelona en julio pasado debido a tres delitos fiscales entre 2007 y 2009.

Messi y su padre defraudaron por más de 4 millones de euros a las autoridades fiscales españolas usando compañías falsas para evitar impuestos derivados de los ingresos por derechos de imagen del jugador. Sin embargo, Messi no pisará la cárcel.

Cristiano Rolando tras los mismos pasos

Cristiano Rolando, el delantero de Portugal ha sido citado para finales de julio por el juez que investiga el caso por el supuesto fraude fiscal.

Según informa El Confidencial, el Ministerio Público acusa al delantero de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14 millones 768 mil 897 euros. Las cuotas defraudadas son de 1.39 millones en 2011, 1.66 en 2012, 3.20 en 2013 y de 8.50 en 2014.

La Fiscalía señaló que el jugador portugués se aprovechó de una estructura societaria en 2010, con esto pudo ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen y esto “supone un incumplimiento voluntario y consciente» de sus obligaciones fiscales en España.

Acerca del autor

ExpokNews