Michelle Obama

En los países con un alto nivel de desarrollo, millones de niños asisten a la escuela cada día desde temprana edad tomando esta actividad como la única posibilidad de cumplir con el rol que les ha sido asignado dentro de su comunidad. Con el paso de los años, muchos han dado por sentado la posibilidad de ejercer su derecho a la educación y comienzan a tomarla a la ligera, faltan a clases, olvidan sus tareas, toman un año sabático y hasta abandonan sus estudios porque simplemente no les encuentran sentido o porque no tienen muy claro exactamente qué quieren hacer con sus vidas.

Este fenómeno ha llegado a ser tan común, que incluso ha comenzado a percibirse como algo propio de la juventud; pero Michelle Obama parece no estar de acuerdo con ello, principalmente en lo que respecta a las chicas.

La primera dama de Estados Unidos ha escrito recientemente una carta abierta dirigida a todas las lectoras de la revista Seventeen. En ella hace un atento llamado a las jóvenes a reconocer la gran importancia de su educación para el desarrollo de sus comunidades y del mundo, invitándolas a tomar más enserio sus estudios y a valorar sus oportunidades.

«¿Sabías que en este momento hay 62 millones de niñas en todo en mundo que no se encuentran en la escuela, y en algunos países menos del 10% de ellas terminan la secundaria en comparación con el 85% que lo hace en EE.UU.?» comenzó, y recordó que en algunos lugares las niñas son consideradas menos dignas de educación que los hijos varones, por lo que muchas veces son obligadas a casarse incluso antes de llegar a la pubertad, con hombres tres o cuatro veces mayores en lugar de asistir a una escuela.

«Aquellas que tienen esta oportunidad lo hacen con un enorme riesgo. Por ejemplo, en algunos países hay organizaciones terroristas que ven a las niñas educadas como una amenaza seria y hacen todo lo posible por mantenerlas alejadas de las escuelas», señala en su texto citando como ejemplo el caso de la joven Malala Yousafzai y el reciente secuestro de más de 200 niñas tomadas de una escuela en Nigeria.

En el marco de la Cumbre de Líderes de Estados Unidos y África, Michelle se reunió con Laura Bush y otros líderes mundiales para discutir el tema de la lucha por la educación de las niñas en el mundo, y declaró que aunque es muy común hablar sobre la necesidad de una mayor cantidad de recursos o accesibilidad de transporte, no podrán atacarse otros problemas sin antes valorar a las mujeres y niñas del mundo

En su carta a las lectoras de la revista, aseguró que el conocer los desafíos a los que se enfrentan tantas niñas en el mundo y pensar en todas las niñas que conoce que no toman enserio su educación es desgarrador.

«Se que la escuela puede no ser tan buena cono quisieran o que muchas quizá enfrenten problemas familiares que les dificultan la concentración en clases. Pero si tantas niñas en todo el mundo pueden caminar por horas a diario, o trabajar largas jornadas para pagar sus estudios e incluso arriesgar su vida para ir a la escuela; entonces sé que ustedes pueden superar cualquier obstáculo en el camino».

La primera dama, cerró su mensaje a las adolescentes recordándoles que sólo a través de su propia educación sería posible ganar la lucha por el empoderamiento y brindar a más niñas la oportunidad de superarse en beneficio de sí mismas, sus familias, sus comunidades y el mundo entero.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact